Información importante sobre Covid-19. Saber más

Clínicas de rehabilitación, fisioterapia y deporte, podología, nutrición, psicología y entrenamiento personal. Un equipo multidisciplinar y especializado para ti.

Blog & News
Entrenamiento oclusivo: qué es y su aplicación durante la rehabilitación

Entrenamiento oclusivo: qué es y su aplicación durante la rehabilitación

El Entrenamiento Oclusivo, también conocido como Entrenamiento con Restricción del Flujo o Blood Flow Restriction Training (BFRT), consiste en la restricción parcial del flujo sanguíneo para aumentar la masa muscular y la fuerza empleando cargas bajas (20-40% RM), además de disminuir el estrés articular durante el ejercicio (1–3). Es por ello que puede ser una herramienta útil tanto en la rehabilitación de algunas lesiones como en la mejora del rendimiento deportivo.

Corría el año 1967 cuando el japonés Yoshiaki Sato comenzó a estudiar la isquemia tisular durante el entrenamiento con cargas. Pero no fue hasta el 1983 cuando el entrenamiento oclusivo empezó a generalizarse al público, realizándose la oclusión por aquel entonces con las gomas de las cámaras de las bicicletas.

 

CÓMO SE APLICA LA OCLUSIÓN

En la actualidad, el material que se emplea para conseguir esta restricción del flujo sanguíneo es un manguito, el cual se coloca proximal en la región corporal que se quiere trabajar y después se hincha. Parece ser que valores de presión de entre 160-240 mmHg ofrecen mayores efectos en cuanto a esta ganancia de masa y fuerza muscular (4). No se recomienda la oclusión completa debido al aumento del riesgo de tromboembolismo, una posible disminución de la conducción nerviosa y una disminución del volumen de entrenamiento (5–7).

La anchura del manguito tiene influencia directa sobre la restricción que genera, ya que bandas más anchas restringen más que las estrechas. Por tanto, a mayor anchura del manguito, menor presión requerida. De igual forma, miembros con mayor diámetro muscular requieren presiones oclusivas más altas para alcanzar el mismo nivel de oclusión arterial (6,8).

Hay que tener en cuenta que una misma presión puede producir una oclusión correcta en algunos participantes pero completa en otros, por lo que es importante individualizar la presión en función del perímetro de la extremidad y la anchura del manguito (6,9).

 

¿POR QUÉ FUNCIONA?

  • El BFRT a baja intensidad bien pautado ofrece la posibilidad de lograr adaptaciones comparables al entrenamiento con cargas pesadas sin restricción de flujo, produciendo además un estrés metabólico similar (10,11).
  • Se ha observado que induce una gran activación muscular (12–14).
  • Provoca un aumento del lactato en sangre, lo cual estimula la angiogénesis (formación de vasos sanguíneos), mejora la síntesis de colágeno y fibroblastos y fomenta la secreción de la hormona del crecimiento (15–18).
  • Se consigue un mayor reclutamiento de fibras tipo II (12,19).
  • Se ha observado que la ganancia de fuerza e hipertrofia con BFRT no se limita únicamente a las extremidades, sino que otros grupos musculares próximos al estímulo restrictivo (pecho, hombros, espalda…) también pueden obtener estos beneficios (20).

 

PROGRAMACIÓN DEL ENTRENAMIENTO OCLUSIVO

A la hora entrenar con restricción de flujo, hay que tener en cuenta que las personas sin experiencia en este tipo de entrenamiento tendrán mayor RPE (índice de esfuerzo percibido) que las personas más experimentadas. Además, en caso de aparecer DOMS (agujetas) tras las primeras sesiones de BFRT en una persona principiante, estas no tienen por qué deberse a la restricción del flujo, ya que hay otras muchas variables que influyen en el entrenamiento (6,8,21).

En cuanto al volumen de entrenamiento, la literatura actual refiere que un protocolo de 4 series repartidas en 30-15-15-15 repeticiones parece ser el más efectivo. La duración de la sesión debe ser en torno a 15 minutos, pudiendo llegar a realizar 2-3 sesiones por semana. En cuanto al descanso entre series, se recomienda dejar 30-45 segundos de descanso entre serie y serie. (20,22,23).

Durante estos descansos entre series, existe el debate entre mantener la presión de forma continua o realizarla de forma intermitente, es decir, quitando la oclusión en los descansos. El hecho de mantener la presión continua puede no ser un enfoque del todo acertado ya que no fomenta la adherencia debido al dolor que puede producir (3,24).

 

¿PRODUCE DAÑO MUSCULAR?

Se ha observado que la restricción del flujo no supone un estímulo extra para generar daño muscular, sino que éste dependerá de la intensidad a la que se trabaje, la programación del entrenamiento, el nivel de entrenamiento de la persona, en qué tipo de ejercicio está entrenada… es decir, exactamente igual en cualquier otro tipo de entrenamiento (25–27).

Esto no quiere decir que se pueda aplicar siempre y de cualquier manera la restricción de flujo sin provocar daño en el músculo, sino que al igual que en el entrenamiento sin oclusión, se debe realizar una buena programación del entrenamiento para que no se produzca este daño muscular.

 

El BFRT durante la rehabilitación (Scott et al, 2014)

Apoyándonos en la evidencia, podríamos decir que los pasos a seguir durante una rehabilitación aplicando el entrenamiento oclusivo son:

  1. Restricción del flujo de forma aislada durante periodos de reposo en cama → atenúa la pérdida o mantiene la masa muscular. Este primer nivel puede ser interesante en las primeras semanas de inmovilización tras una fractura o una cirugía.
  2. Restricción del flujo combinada con ejercicios de baja carga de trabajo caminando → ligero aumento de masa muscular.
  3. Restricción del flujo combinada con ejercicios de fuerza carga baja → aumento de masa muscular.
  4. BFRT con cargas bajas combinado con ejercicio tradicional con cargas altas.(12,28–30)

 

RECOMENDACIONES PRÁCTICAS

  • Colocar el manguito en la parte más proximal de la extremidad que se quiere ocluir.
  • Primero colocar el manguito, enrollándolo en torno a la región a trabajar, y después inflarlo.
  • Pedir al paciente que realice movilidad activa para ver qué sensaciones le produce.
  • Controlar la coloración y la temperatura de la piel distal al manguito.

 

El entrenamiento oclusivo siempre debe estar pautado y monitorizado por un profesional de la salud, así como individualizado para cada persona.

En Premium Madrid contamos con un gran equipo multidisciplinar, en constante actualización y desarrollo, dispuesto a lograr que tu recuperación y readaptación al deporte sea lo más eficaz, rápida y segura posible. Además, todos nuestros servicios pueden ser presenciales, online o en tu domicilio. ¡Pide tu cita!

Raúl Ruiz Acebes. Fisioterapeuta.

 

BIBLIOGRAFÍA

  1. Takarada Y, Takazawa H, Sato Y, Takebayashi S, Tanaka Y, Ishii N. Effects of resistance exercise combined with moderate vascular occlusion on muscular function in humans. J Appl Physiol. 2000;88(6):2097–106.
  2. Madarame H, Neya M, Ochi E, Nakazato K, Sato Y, Ishii N. Cross-transfer effects of resistance training with blood flow restriction. Med Sci Sports Exerc. 2008 Feb;40(2):258–63.
  3. Fitschen PJ, Kistler BM, Jeong JH, Chung HR, Wu PT, Walsh MJ, et al. Perceptual effects and efficacy of intermittent or continuous blood flow restriction resistance training. Clin Physiol Funct Imaging. 2014;34(5).
  4. Loenneke JP, Thiebaud RS, Abe T, Bemben MG. Blood flow restriction pressure recommendations: The hormesis hypothesis. Med Hypotheses. 2014;82(5).
  5. Cook SB, Clark BC, Ploutz-Snyder LL. Effects of exercise load and blood-flow restriction on skeletal muscle function. Med Sci Sports Exerc. 2007;39(10).
  6. Loenneke JP, Wilson JM, Wilson GJ, Pujol TJ, Bemben MG. Potential safety issues with blood flow restriction training. Vol. 21, Scandinavian Journal of Medicine and Science in Sports. 2011.
  7. Mittal P, Shenoy S, Sandhu JS. Effect of different cuff widths on the motor nerve conduction of the median nerve: An experimental study. J Orthop Surg Res. 2008;3(1).
  8. Wernbom M, Järrebring R, Andreasson MA, Augustsson J. Acute effects of blood flow restriction on muscle activity and endurance during fatiguing dynamic knee extensions at low load. J Strength Cond Res. 2009;23(8).
  9. Shaw JA, Murray DG. The relationship between tourniquet pressure and underlying soft-tissue pressure in the thigh. J Bone Jt Surg – Ser A. 1982;64(8).
  10. Hughes L, Paton B, Rosenblatt B, Gissane C, Patterson SD. Blood flow restriction training in clinical musculoskeletal rehabilitation: A systematic review and meta-analysis. Vol. 51, British Journal of Sports Medicine. 2017.
  11. Suga T, Okita K, Takada S, Omokawa M, Kadoguchi T, Yokota T, et al. Effect of multiple set on intramuscular metabolic stress during low-intensity resistance exercise with blood flow restriction. Eur J Appl Physiol. 2012;112(11).
  12. Takarada Y, Takazawa H, Ishii N. Applications of vascular occlusion diminish disuse atrophy of knee extensor muscles. Med Sci Sports Exerc. 2000;32(12).
  13. Yasuda T, Brechue W, Fujita T, Shirakawa J, Sato Y, Abe T. Muscle activation during low-intensity muscle contractions with restricted blood flow. J Sports Sci. 2009;27(5).
  14. Cook CJ, Kilduff LP, Beaven CM. Improving strength and power in trained athletes with 3 weeks of occlusion training. Int J Sports Physiol Perform. 2014;9(1).
  15. Takano H, Morita T, Iida H, Asada K ichi, Kato M, Uno K, et al. Hemodynamic and hormonal responses to a short-term low-intensity resistance exercise with the reduction of muscle blood flow. Eur J Appl Physiol. 2005;95(1).
  16. Takarada Y, Nakamura Y, Aruga S, Onda T, Miyazaki S, Ishii N. Rapid increase in plasma growth hormone after low-intensity resistance exercise with vascular occlusion. J Appl Physiol. 2000;88(1).
  17. Loenneke JP, Wilson JM, Balapur A, Thrower AD, Barnes JT, Pujol TJ. Time under tension decreased with blood flow-restricted exercise. Clin Physiol Funct Imaging. 2012;32(4).
  18. Linero C, Choi SJ. Effect of blood flow restriction during low-intensity resistance training on bone markers and physical functions in postmenopausal women. J Exerc Sci Fit. 2021;19(1).
  19. Scott BR, Slattery KM, Sculley D V., Dascombe BJ. Hypoxia and resistance exercise: A comparison of localized and systemic methods. Vol. 44, Sports Medicine. 2014.
  20. Dankel SJ, Jessee MB, Abe T, Loenneke JP. The Effects of Blood Flow Restriction on Upper-Body Musculature Located Distal and Proximal to Applied Pressure. Vol. 46, Sports Medicine. 2016.
  21. Sumide T, Sakuraba K, Sawaki K, Ohmura H, Tamura Y. Effect of resistance exercise training combined with relatively low vascular occlusion. J Sci Med Sport. 2009;12(1).
  22. Martín-Hernández J, Marín PJ, Menéndez H, Ferrero C, Loenneke JP, Herrero AJ. Muscular adaptations after two different volumes of blood flow-restricted training. Scand J Med Sci Sport. 2013;23(2).
  23. Neto GR, Novaes JS, Dias I, Brown A, Vianna J, Cirilo-Sousa MS. Effects of resistance training with blood flow restriction on haemodynamics: a systematic review. Vol. 37, Clinical Physiology and Functional Imaging. 2017.
  24. da Cunha Nascimento D, Schoenfeld BJ, Prestes J. Potential Implications of Blood Flow Restriction Exercise on Vascular Health: A Brief Review. Vol. 50, Sports Medicine. 2020.
  25. Umbel JD, Hoffman RL, Dearth DJ, Chleboun GS, Manini TM, Clark BC. Delayed-onset muscle soreness induced by low-load blood flow-restricted exercise. Eur J Appl Physiol. 2009;107(6).
  26. Loenneke JP, Thiebaud RS, Abe T. Does blood flow restriction result in skeletal muscle damage? A critical review of available evidence. Vol. 24, Scandinavian Journal of Medicine and Science in Sports. 2014.
  27. Patterson SD, Hughes L, Warmington S, Burr J, Scott BR, Owens J, et al. Blood flow restriction exercise position stand: Considerations of methodology, application, and safety. Vol. 10, Frontiers in Physiology. 2019.
  28. Loenneke JP, Wilson JM, Marín PJ, Zourdos MC, Bemben MG. Low intensity blood flow restriction training: A meta-analysis. Eur J Appl Physiol. 2012;112(5).
  29. Conceição MS, Ugrinowitsch C. Exercise with blood flow restriction: an effective alternative for the non-pharmaceutical treatment for muscle wasting. Vol. 10, Journal of Cachexia, Sarcopenia and Muscle. 2019.
  30. Loenneke J, Abe T, Wilson J, Thiebaud R, Fahs C, Rossow L, et al. Blood flow restriction: An evidence based progressive model (Review). Acta Physiol Hung. 2012;99(3).
Columna lumbar y dorsal: anatomía y biomecánica

Columna lumbar y dorsal: anatomía y biomecánica

La columna dorsal y lumbar son segmentos que pertenecen a la columna vertebral, la estructura ósea que soporta el tronco, formada por diferentes componentes pasivos y activos. Son habitualmente zonas de dolor y queja en la población. El dolor en la columna dorsal se denomina dorsalgia, y el dolor en columna lumbar, lumbalgia. Ambas entidades suelen cursar con dolor que aumenta al caminar o en reposo, según la naturaleza del problema, y focalizado en las zonas de las columna dorsal o columna lumbar. Y comparten que, generalmente, el ejercicio y la terapia activa son parte fundamental del proceso de rehabilitación en estas de la columna vertebral. (1,2)

Entre las vértebras que componen la columna dorsal y la columna lumbar existen estructuras fibrocartilaginosas, los llamados discos vertebrales, que junto a los ligamentos dan soporte y estabilizan estos segmentos de la columna vertebral, compuesto en total por 17 vértebras: 12 vértebras en la columna dorsal y 5 en la columna lumbar. (1,3)

La unidad funcional de la columna dorsal y la columna lumbar la constituyen los dos cuerpos vertebrales y el disco intervertebral. a esta estructura rígida se añaden otras compuestas por tejidos blandos como son músculos, tendones, fascias, ligamentos, vasos sanguíneos, tejido nervioso central y periférico. Las funciones biomecánicas que desarrolla esta unidad en la columna dorsal y lumbar son de(4):

  • Carga
  • Sostén
  • Protección
  • difusión de fuerzas axiales y rotacionales
  • transmisión de movimiento

COLUMNA LUMBAR

La carga que soporta la columna lumbar de pie es de aproximadamente 800N. La flexión del tronco incrementa progresivamente la carga en la columna lumbar y llega hasta el 220% de la carga previa descrita, que se distribuye entre todas las estructuras vertebrales en dorsal y lumbar.  Gran protagonismo lo tiene también la musculatura que la rodea. En la región anterior encontramos(2,5):

  • Psoas iliaco: flexor primario de cadera, y flexor secundario del tronco. Activo en posición de pie y sentada, con importante función antigravitatoria.
  • Rectos abdominales: actúan al realizar flexión, rotación y extensión, de manera indirecta. Función estabilizadora de la columna doral y lumbar.

En la región posterior encontramos(2,5):

  • Multífidos: realiza extensión, inclinación lateral y rotación. Pero tiene más función estabilizadora que de movimiento.
  • Músculos rotadores
  • Músculos intertransversales: con función propioceptiva
  • Erectores espinales: son el epiespinoso (medial), longísimo (intermedio) e iliocostal (lateral).
  • Cuadrado lumbar: acción estabilizadora en antagonismo a los abdominales y contracción unilateral que genera inclinación.

DINÁMICA LUMBAR

Es importante saber que la columna lumbar realiza movimientos primarios y movimientos complejos o acoplados, los cuales están presentes en cada uno de los primarios. Dentro de los movimientos primarios podemos mencionar que la columna lumbar desarrollará movimientos de flexión, extensión, rotación y flexión lateral. Estos movimientos están accionados por los músculos del tronco y los espinales que trabajan de manera armónica. Los movimientos básicos se combinan de tal forma que la probabilidad puede ser infinita dentro de los grados de movimiento de cada uno. (4–6)

La cinética de la columna lumbar está relacionada con la columna dorsal y con las extremidades inferiores, siendo la principal protagonista del resultado de las fuerzas que interactúan que vienen de ambos segmentos, de forma que las estructuras anatómicas de la misma soportarán toda esta tensión, que dará como resultado la dirección del movimiento vertebral como resultante a las fuerzas que se sufren. (1,5,6)

Aquí recala la importancia de la columna lumbar, y el motivo por el que puede provocar dolor al andar, dolor muscular (mialgia), u otro tipo de alteraciones. El fortalecimiento de la musculatura de la columna lumbar junto a un trabajo funcional como el que hacemos en nuestra escuela de espalda, repercutirá en que las fuerzas que convergen en esta zona sean mitigadas por el correcto funcionamiento de las estructuras que la componen.

COLUMNA DORSAL

Al contrario que la columna lumbar, la columna dorsal se considera relativamente estable, ya que desempeña un papel fundamental como protector del eje medular. Esto es proporcionado principalmente por sus estructuras óseas circundantes, las costillas, y la musculatura que la rodea. (3,7)

En las vértebras torácicas, las carillas articulares son verticales y tienen una orientación circular que permite el movimiento de rotación entre las vértebras adyacentes, limitando las costillas este movimiento. El movimiento de extensión es igual al de la columna lumbar, sin embargo, la flexión, se acompaña de una apertura posterior del espacio intervertebral con desplazamiento del disco hacia atrás. En la inclinación hay que tener en cuenta las costillas, el tórax se eleva en el lado de la convexidad, al contrario que en el lado de la concavidad en el que el tórax desciende y se retrae. (7,8)

Un mal funcionamiento de la columna dorsal repercute directamente en la columna lumbar, y viceversa. El principal síntoma suele ser el dolor (dorsalgia), acompañado de contracturas musculares, habitualmente por debilidad de los mismos. Por esto es tan importante el fortalecimiento y estudio de la movilidad de la columna vertebral por parte de un profesional. Ayuda a prevenir dolores y a un correcto funcionamiento de nuestro cuerpo, principalmente a través de ejercicios dirigidos. (5)

En Premium Madrid, contamos con una unidad de columna con profesionales con formación y la experiencia adecuada para tratar cualquier patología de este tipo, y realizar un correcto abordaje. No dude en ponerse en contacto con nosotros y le orientaremos.

 

BIBLIOGRAFÍA

  1. Cathcart E, Mcsweeney T, Johnston R, Young H, Edwards DJ. Journal of Bodywork & Movement Therapies Immediate biomechanical , systemic , and interoceptive effects of myofascial release on the thoracic spine : A randomised controlled trial. J Bodyw Mov Ther. 2019;23(1):74–81.
  2. Viano DC, Parenteau CS, Burnett R. Thoracic and Lumbar Spine Responses in High- Speed Rear Sled Tests. 2018;9588.
  3. Paholpak P, Shah I, Acevedo-moreno L, Tamai K, Buser Z, Wang JC. Thoracic spine disc degeneration , translation , and angular motion : An analysis using thoracic spine kinematic MRI ( kMRI ). J Clin Neurosci. 2019;66:113–20.
  4. Amin DB, Sommerfeld D, Lawless IM, Stanley RM, Ding B, Costi JJ. Effect of Degeneration on the Six Degree of Freedom Mechanical Properties of Human Lumbar Spine Segments. 2016;(August):1399–409.
  5. Biomecánica lumbar. Fisiologia articular. A.L. Kapandji. 5 edicion.
  6. Miele VJ, Panjabi MM, Benzel EC. Anatomy and biomechanics of the spinal column and cord. 1st ed. Vol. 109, Spinal Cord Injury. Elsevier B.V.; 2012. 31–43 p.
  7. Lafage R, Steinberger J, Pesenti S, Assi A, Elysee JC, Iyer S, et al. Understanding Thoracic Spine Morphology, Shape, and Proportionality Renaud. (212).
  8. Newell N, Little JP, Christou A, Adams MA, Adam CJ, Masouros SD. Journal of the Mechanical Behavior of Biomedical Materials Biomechanics of the human intervertebral disc : A review of testing techniques and results. J Mech Behav Biomed Mater. 2017;69(January):420–34.
¿Qué es la neuralgia intercostal?

¿Qué es la neuralgia intercostal?

La neuralgia intercostal es una neuropatía (1,2) de compresión de un nervio intercostal. En múltiples ocasiones sentimos dolor en la región costal y torácica, sensación tipo calambre, que se puede asemejar a la fisiopatología de una ciática.

Actualmente el dolor intercostal es una dolencia bastante común que afecta a personas de diferentes edades, y que, en muchas ocasiones, por desconocimiento y tratarse de una zona cercana al hueso, se piensa que es un dolor que no puede tratarse y que hay que soportar sin más solución.

¿Qué síntomas provoca esta neuralgia?

El paciente nota un dolor continuo con episodios paroxísticos, que se desencadena por la respiración profunda, tos, movimientos de tronco y a la presión de los puntos de salida de las ramas cutáneas sensitivas del nervio intercostal (3). Se trata de un dolor que se irradia a lo largo de la costilla (neuralgia), y se puede dar tanto en la región costal derecha e izquierda.

¿Cuándo notaré el dolor?

Notaré el dolor principalmente:

  • Al flexionar el tronco (doblarse hacia delante)
  • Al respirar, toser, estornudar o reír
  • Al mover los brazos

¿A qué se debe el dolor intercostal?

  • Excesiva tensión del diafragma.
  • Bloqueos de las vértebras dorsales y de las costillas.
  • Actitudes posturales incorrectas y/o mantenidas en el tiempo.
  • Enfermedades respiratorias, tales como alergias o catarros muy fuertes que produzcan estornudos muy violentos y dificultad al respirar.

¿Qué patologías pueden hacernos confundir el diagnóstico?

Lo primero que se ha de hacer cuando tenemos algunos de los síntomas descritos anteriormente es acudir al médico para descartar cualquier otro tipo de lesión (4), como por ejemplo: una fractura, una fisura o incluso una neumonía (5). Un nervio intercostal puede verse afectado por múltiples causas, por lo que se debe de realizar un buen diagnóstico diferencial:

Un nervio intercostal puede verse afectado por múltiples causas, por lo que se debe de realizar un buen diagnóstico diferencial:

  • Fracturas o esguinces costales (6)
  • Traumatismos torácicos
  • Artrosis o espondiloartritis (7)
  • Afecciones pulmonares
  • Catarros fuertes
  • Tumores (8)
  • Embarazo (9)
  • Herpes zoster torácico

 

¿Cuál es su tratamiento?

Su tratamiento debe de ir enfocado a la disminución del tono de la musculatura en relación (intercostal, paravertebral, abdominal, diafragma) mediante diversas técnicas (masoterapia, punción seca, técnica miofascial), movilización del raquis torácico, movilización y liberación de las articulaciones entre las costillas y vértebras, y entre costillas y esternón, a través de la osteopatía estructural y osteopatía visceral. Se puede realizar vendaje funcional de la región costal para disminuir sintomatología (10).

En el Centro Médico y de Rehabilitación Premium Madrid disponemos de profesionales cualificados para llevar a cabo el tratamiento de este tipo de patología.

Además, desde Premium Madrid, te aconsejamos que sigas una serie de recomendaciones y pautas para evitar nuevas recaídas:

  • Es necesario evitar el sedentarismo e implementar hábitos deportivos que favorezcan el estiramiento de todas las estructuras musculares, ligamentosas, tendinosas, fasciales, que tienden a aumentar el tono muscular en la zona intercostal. Un tipo de práctica altamente recomendable es la del método Pilates, tanto en máquinas como en suelo, de cuyas clases puedes disfrutar en nuestro centro.
  • Correcta higiene postural: es de vital importancia adoptar una postura corporal idónea, que evite descompensaciones corporales. En Premium Madrid, además de a nivel individual con fisioterapeutas especializados, contamos con clases reducidas de control postural, en las cuales aprenderás a conocer tu cuerpo y ser consciente de tu postura, para poder cambiarla, si no es la adecuada y mejorar tu día a día.
  • Gimnasia abdominal Hipopresiva, con clases reducidas y fisioterapeutas especializadas, que te ayudarán a mejorar tu calidad de vida y tonificar la musculatura.

 

Bibliografía

  1. Meacham K, Shepherd A, Mohapatra DP, Haroutounian S. Neuropathic Pain: Central vs. Peripheral Mechanisms. Current Pain and Headache Reports. 2017.
  2. Steinhoff M, Schmelz M, Szabó IL, Oaklander AL. Clinical presentation, management, and pathophysiology of neuropathic itch. The Lancet Neurology. 2018.
  3. Jensen TS, Finnerup NB. Allodynia and hyperalgesia in neuropathic pain: Clinical manifestations and mechanisms. The Lancet Neurology. 2014.
  4. Brunse MH, Stochkendahl MJ, Vach W, Kongsted A, Poulsen E, Hartvigsen J, et al. Examination of musculoskeletal chest pain – An inter-observer reliability study. Man Ther. 2010;
  5. Hill AT, Gold PM, El Solh AA, Metlay JP, Ireland B, Irwin RS, et al. Adult Outpatients With Acute Cough Due to Suspected Pneumonia or Influenza: CHEST Guideline and Expert Panel Report. Chest. 2019;
  6. Talbot BS, Gange CP, Chaturvedi A, Klionsky N, Hobbs SK, Chaturvedi A. Traumatic rib injury: Patterns, imaging pitfalls, complications, and treatment. Radiographics. 2017;
  7. Elhai M, Paternotte S, Burki V, Durnez A, Fabreguet I, Koumakis E, et al. Clinical characteristics of anterior chest wall pain in spondyloarthritis: An analysis of 275 patients. Jt Bone Spine. 2012;
  8. Kobayashi H, Shinoda Y, Ohki T, Kawano H. Intercostal neuralgia as a symptom of an osteoblastoma in thoracic spine. BMJ Case Rep. 2015;
  9. Guidon AC, Massey EW. Neuromuscular Disorders in Pregnancy. Neurologic Clinics. 2012.
  10. Ayloo A, Cvengros T, Marella S. Evaluation and Treatment of Musculoskeletal Chest Pain. Primary Care – Clinics in Office Practice. 2013.

Cúentanos tu caso y te ayudamos

Un equipo de profesionales sanitarios resolverá tus dudas respecto a tu salud

Nuestros pacientes opinan de nosotros

Te ofrecemos un tratamiento multidisciplinar, global y especializado
Prestamos una asistencia eficiente, comprometida y sensible a las necesidades de las personas, a través de la implicación de un gran equipo multidisciplinar, conformado por médicos, fisioterapeutas, podólogos, enfermeros, terapeutas ocupacionales, psicólogos, nutricionistas y entrenadores. Hacer un mundo mejor es posible, ayudarnos a mejorar entre las personas es una de las esencias de la vida.

SERVICIO A DOMICILIO

¡Fisioterapia a domicilio y mucho más! En Premium Madrid queremos estar cerca de ti más que nunca. Por eso puedes contar con nuestro equipo multidisciplinar para aquello que precises en el lugar donde nos necesites. ¡Conoce más acerca de todos los servicios que ofrecemos!

Unidades

Conoce nuestras unidades de medicina y fisioterapia especializada, en las que un equipo multidisciplinar junto a la tecnología sanitaria más avanzada te ayudarán sea cual sea tu objetivo.

ÁREAS Y ESPECIALIDADES

Entidades con las que colaboramos

SOMOS PROFESORES DOCENTES DE LA UNIVERSIDAD EUROPEA DE MADRID
DIRECTORES DEL MÁSTER DE FISIOTERAPIA DEPORTIVA
Universidad autónoma de Madrid
SOMOS PROFESORES DOCENTES DE LA UNIVERSIDAD AUTÓNOMA DE MADRID
Universidad Nebrija logo
SOMOS PROFESORES DOCENTES DE LA UNIVERSIDAD ANTONIO DE NEBRIJA
Imagen de la Universidad Alfonso Décimo el Sabio
SOMOS PROFESORES DOCENTES DE LA UNIVERSIDAD ALFONSO X EL SABIO
Ayuda en Acción imagen
COLABORAMOS CON AYUDA EN ACCION

Responsables de los servicios médicos y de fisioterapia deportiva

Logo club Urbas Fuenlabrada

Urbas Fuenlabrada

Logo Federación Madrileña de Natación

Federación Madrileña de Natación

 

Eolo Kometa Cycling Team

 

Logo Club Voleibol Madrid

Voleibol Madrid

 

Logo Club Escuela de Atletismo

Club Escuela de Atletismo Majadahonda

Logo CDC Moscardó

CDC Moscardó

Logo Club ozuelo de Alarcón

C. F. Pozuelo

Logo Club A.D Villa Rosa

A. D. Villa Rosa

Logo Club E.D Moratalaz

E.D. Moratalaz

Logo CD San Roque

CD San Roque EFF

Logo Club AD Arganda del Rey

AD Arganda CF

Logo Club CDE Lugo Fuenlabrada

CDE Lugo Fuenlabrada

ÚLTIMAS NOVEDADES
Columna lumbar y dorsal: anatomía y biomecánica

Columna lumbar y dorsal: anatomía y biomecánica

La columna dorsal y lumbar son segmentos que pertenecen a la columna vertebral, la estructura ósea que soporta el tronco, formada por diferentes componentes pasivos y activos. Son habitualmente zonas de dolor y queja en la población. El dolor en la columna dorsal se...

Clínicas de Fisioterapia y Rehabilitación en Madrid

Somos tu Clínica de Fisioterapia y Rehabilitación de confianza en Madrid, donde nuestro equipo multidisciplinar te acompañará en el proceso hasta lograr tus objetivos de salud y deporte. Mejoramos para hacer mejorar, crecemos para hacer crecer.

COOKIES

Esta web solo instalará cookies analíticas y de publicidad comportamental si usted lo acepta expresamente.

- Las cookies _ga son propiedad de Google Analytics y sirven para mejorar nuestros servicios mediante el análisis de sus hábitos de navegación.

- Las cookies Doubleclick son propiedad de Google Inc. y sirven para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de sus hábitos de navegación (por ejemplo, páginas visitadas).

Podrá revocar este consentimiento, obtener más información e informarse de sus derechos en la Política de cookies.

Configuración de cookies

A continuación, puede elegir qué tipo de cookies permite en este sitio web. Haga clic en el botón "Guardar configuración de cookies" para aplicar su elección.

Funcional

AnalíticasEsta web solo instalará cookies analíticas y de publicidad comportamental si usted lo acepta expresamente. - Las cookies _ga son propiedad de Google Analytics y sirven para mejorar nuestros servicios mediante el análisis de sus hábitos de navegación. - Las cookies Doubleclick son propiedad de Google Inc. y sirven para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de sus hábitos de navegación (por ejemplo, páginas visitadas).

Social mediaNuestro sitio web coloca cookies de redes sociales para mostrarle contenido de terceros como YouTube y Facebook. Estas cookies pueden rastrear sus datos personales.

AdvertisingNuestro sitio web coloca cookies publicitarias para mostrarle anuncios de terceros basados ​​en sus intereses. Estas cookies pueden rastrear sus datos personales.

OtherNuestro sitio web coloca cookies de terceros de otros servicios de terceros que no son analíticos, redes sociales o publicidad.

Podrá revocar este consentimiento, obtener más información e informarse de sus derechos en la Política de cookies.