Información importante sobre Covid-19. Saber más

¿Qué es la ciática?

El término ciática es el nombre utilizado comúnmente para describir el dolor irradiado hacia la pierna, sin que sea necesariamente de origen lumbar (1). Es una condición debilitante en la que el paciente experimenta dolor y / o parestesias en la distribución del nervio ciático o una raíz nerviosa lumbosacra asociada (2). La ciática es una patología específica del dolor que procede de forma directa de la patología del nervio ciático o de una raíz del nervio ciático (3,4).

Se han sugerido como nombres alternativos dolor radicular y síndrome radicular lumbosacro (5). Puede causarse por inflamación o compresión de nervios lumbosacros que forman el nervio ciático (6)

La ciática puede causar molestias severas y disminución de la función de las personas que lo sufren (1). Las personas con ciática generalmente describen un dolor agudo y doloroso en las piernas que se irradia debajo de la rodilla y hacia el pie y los dedos de los pies (7). El dolor puede estar relacionado con el dolor lumbar o no, tener un inicio repentino o lento y varía en función de la severidad (1)

En la una gran cantidad de los casos, la ciática es causada por una hernia de disco lumbar, resultante de cambios degenerativos relacionados con la edad, y raramente traumatismos (1,8).

El nervio ciático está formado por las raíces nerviosas L4 a S2 que se unen en la pelvis para formar el nervio ciático y que con hasta 2 cm de diámetro, es fácilmente el nervio más grande del cuerpo (3). Este nervio ciático está comprimido normalmente por material del disco que se ha roto a través del anillo circundante (7).

Según el nivel vertebral en el que surja la compresión los síntomas pueden ser diferentes. Las hernias de disco que afectan la raíz nerviosa L5 o S1 son más comunes y causan dolor en la parte posterior o lateral de la pierna y en el pie y los dedos de los pies (9). Si la raíz L4 se ve afectada, el dolor se localiza en la parte frontal y lateral del muslo (7).

 

¿Cómo se diagnostica la ciática?

Los signos y síntomas que son indicativos de ciática y deben valorarse para el diagnóstico son (10):

  1. El predominio del dolor en las piernas (más que el dolor de espalda, o dolor lumbar).
  2. La ubicación del dolor en la pierna (es decir, para evaluar si se irradia por debajo de la rodilla y si se alinea con uno o más dermatomas).
  3. Presencia de parestesias y / o pérdida sensorial en línea con los dermatomas de la raíz espinal afectada.
  4. Debilidad y / o problemas en los reflejos.
  5. Un aumento del dolor en las piernas al toser, estornudar y / o respirar profundamente.

El dolor de la ciática a menudo empeora con la flexión de la columna lumbar, torsión, flexión o tos (2) y en el proceso de diagnóstico, también es muy importante excluir patologías subyacentes graves, como traumatismos, cáncer o infecciones graves (10).

No se recomienda guiarse de imágenes diagnósticas como único requisito para el diagnóstico de la ciática, así como tampoco se recomienda para los casos de lumbalgia o dolor lumbar inespecífico (11,12). Se recomienda el apoyo en imágenes diagnósticas cuando haya buenas razones para hacerlo y para descartar posibles banderas rojas y amarillas (p. Ej., Sospecha de síndrome de cola de caballo o fractura).

Una razón para desaconsejar las imágenes diagnósticas es que las imágenes pueden tener un impacto psicológico negativo en los pacientes.

La probabilidad de que exista ciática aumenta aún más si no hay un inicio repentino sino un aumento gradual de las molestias (13), aunque a veces las molestias pueden ocurrir rápidamente y ser intensas y constantes (10).

 

¿Cuál es el pronostico de la ciática?

La gravedad y la duración de los síntomas, los hallazgos radiológicos , o las características del paciente no predicen la recuperación del dolor ni la función con un tratamiento (14)

En general el pronóstico suele ser favorable porque la mayoría de los casos de ciática son autolimitados y el dolor disminuye con el tiempo (15).

El curso de la ciática a menudo no se estudia de forma aislada, ya que la mayoría de los estudios sobre el dolor lumbar incluyen pacientes con y sin síntomas en las piernas / ciática (16).

Aún así, la fisioterapia ha mostrado una mejora en el pronostico del dolor y limitación funcional de aquellos pacientes con ciática (1).

 

¿Cómo trato la ciática?

En primer lugar, debe acudir a un profesional de la salud, donde se diagnostique y valore su dolor, y de esta forma, comenzar el tratamiento más adecuado.

En caso de una ciática, dependiendo de la evolución y procedencia de los síntomas el tratamiento puede ser conservador o quirúrgico.

El tratamiento conservador, entre ellos la fisioterapia, ha mostrado un papel muy importante en el tratamiento de la ciática (12,17,18). Además, el ejercicio ha mostrado producir mejora en el dolor irradiado.

Para las personas con dolor de 6 a 8 semanas, el consejo de mantenerse activo se considera un elemento importante del tratamiento conservador. Las guías clínicas recomiendan la provisión de «estímulo para mantenerse físicamente activo». Además, no se recomienda el reposo en cama.

La terapia manual ha mostrado ser un tratamiento muy adecuado para el tratamiento del dolor agudo de aquellos pacientes con ciática, siendo necesario el ejercicio para una mejor evolución de los síntomas a largo plazo.

La evidencia científica recomienda el ejercicio supervisado, en la gran mayoría de casos (12). La terapia de ejercicios supervisados ​​incluye ejercicios direccionales, ejercicios de control motor, movilización nerviosa o ejercicios de fuerza.

En el centro médico y de rehabilitación Premium Madrid estamos a tu disposición para tratar este tipo de patología y ayudar a una completa recuperación, contando con un amplio equipo multidisciplinar para ayudarte en lo que necesites.

 

Bibliografía

  1. Jensen RK, Kongsted A, Kjaer P, Koes B. Diagnosis and treatment of sciatica. BMJ. 2019;367.
  2. Davis D, Maini K, Vasudevan A. Sciatica. StatPearls. StatPearls Publishing; 2020.
  3. Lagerbäck T, Fritzell P, Hägg O, Nordvall D, Lønne G, Solberg TK, et al. Effectiveness of surgery for sciatica with disc herniation is not substantially affected by differences in surgical incidences among three countries: results from the Danish, Swedish and Norwegian spine registries. Eur Spine J. 2019 Nov 1;28(11):2562–71.
  4. Hong X, Shi R, Wang YT, Liu L, Bao JP, Wu XT. Lumbar disc herniation treated by microendoscopic discectomy: Prognostic predictors of long-term postoperative outcome. Orthopade. 2018 Dec 3;47(12):992–1000.
  5. Hartvigsen J, Hancock MJ, Kongsted A, Louw Q, Ferreira ML, Genevay S, et al. What low back pain is and why we need to pay attention. Lancet. 2018 Jun 1;391(10137):2356–67.
  6. Valat JP, Genevay S, Marty M, Rozenberg S, Koes B. Sciatica. Vol. 24, Best Practice and Research: Clinical Rheumatology. Baillière Tindall; 2010. p. 241–52.
  7. Ropper A, Medicine RZ-NEJ of, 2015 undefined. Sciatica. Longo DL, editor. Mass Med Soc. 2015 Mar 26;372(13):1240–8.
  8. Konstantinou K, Dunn KM, Ogollah R, Vogel S, Hay EM. Characteristics of patients with low back and leg pain seeking treatment in primary care: Baseline results from the ATLAS cohort study Epidemiology of musculoskeletal disorders. BMC Musculoskelet Disord. 2015 Nov 4;16(1).
  9. Strömqvist F, Strömqvist B, Jönsson B, Karlsson MK. Surgical treatment of lumbar disc herniation in different ages—evaluation of 11,237 patients. Spine J. 2017 Nov 1;17(11):1577–85.
  10. Ostelo RW. Physiotherapy management of sciatica. J Physiother. 2020 Apr 1;66(2):83–8.
  11. Oliveira CB, Maher CG, Pinto RZ, Traeger AC, Lin CWC, Chenot JF, et al. Clinical practice guidelines for the management of non-specific low back pain in primary care: an updated overview. Vol. 27, European Spine Journal. Springer Verlag; 2018. p. 2791–803.
  12. Stochkendahl MJ, Kjaer P, Hartvigsen J, Kongsted A, Aaboe J, Andersen M, et al. National Clinical Guidelines for non-surgical treatment of patients with recent onset low back pain or lumbar radiculopathy. Eur Spine J. 2018 Jan 20;27(1):60–75.
  13. Schaafstra A, Spinnewijn W, Bons S, Borg M, Koes B, Ostelo R, et al. NHG-Standaard Lumbosacraal radiculair syndroom (tweede herziening). henw.org.
  14. Ashworth J, Konstantinou K, Dunn KM. Prognostic factors in non-surgically treated sciatica: A systematic review. BMC Musculoskelet Disord. 2011 Dec 25;12(1):208.
  15. Vroomen PCAJ, de Krom MCTFM, Wilmink JT, Kester ADM, Knottnerus JA. Lack of Effectiveness of Bed Rest for Sciatica. N Engl J Med. 1999 Feb 11;340(6):418–23.
  16. Costa L, Maher C, Hancock M, Cmaj JM-, 2012 undefined. The prognosis of acute and persistent low-back pain: a meta-analysis. Can Med Assoc.
  17. Qaseem A, Wilt TJ, McLean RM, Forciea MA. Noninvasive treatments for acute, subacute, and chronic low back pain: A clinical practice guideline from the American College of Physicians. Vol. 166, Annals of Internal Medicine. American College of Physicians; 2017. p. 514–30.
  18. National G. Low back pain and sciatica in over 16s: assessment and management. 2016;
Primera publicación Noviembre 2013 – Actualizado Enero 2021.

 

mm

Alberto López García

  • Graduado en Fisioterapia por la Universidad Rey Juan Carlos
  • Máster oficial en Fisioterapia Avanzada en el Tratamiento del Dolor por la Universidad Autónoma de Madrid
  • Especialista en Fisioterapia conservadora e invasiva del Síndrome de Dolor Miofascial y de la Fibromialgia por la Universidad de Castilla la Mancha
  • Experto en Fisioterapia Deportiva por la Universidad Rey Juan Carlos
  • Experto en terapia Manual Neuro-ortopédica por el Centro superior de estudios universitarios LaSalle
  • Experto en Ejercicio terapéutico y motor por el Centro superior de estudios universitarios LaSalle
  • Experto en reentrenamiento de fuerza y flexibilidad mediante Pilates
  • Experto en movilización del sistema nervioso. Neurodinamia
  • Curso de ecografía musculoesquelética
  • Curso de electrólisis percutánea ecoguiada

Shares

COOKIES

Esta web solo instalará cookies analíticas y de publicidad comportamental si usted lo acepta expresamente.

- Las cookies _ga son propiedad de Google Analytics y sirven para mejorar nuestros servicios mediante el análisis de sus hábitos de navegación.

- Las cookies Doubleclick son propiedad de Google Inc. y sirven para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de sus hábitos de navegación (por ejemplo, páginas visitadas).

Podrá revocar este consentimiento, obtener más información e informarse de sus derechos en la Política de cookies.

Configuración de cookies

A continuación, puede elegir qué tipo de cookies permite en este sitio web. Haga clic en el botón "Guardar configuración de cookies" para aplicar su elección.

Funcional

AnalíticasEsta web solo instalará cookies analíticas y de publicidad comportamental si usted lo acepta expresamente. - Las cookies _ga son propiedad de Google Analytics y sirven para mejorar nuestros servicios mediante el análisis de sus hábitos de navegación. - Las cookies Doubleclick son propiedad de Google Inc. y sirven para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de sus hábitos de navegación (por ejemplo, páginas visitadas).

Social mediaNuestro sitio web coloca cookies de redes sociales para mostrarle contenido de terceros como YouTube y Facebook. Estas cookies pueden rastrear sus datos personales.

AdvertisingNuestro sitio web coloca cookies publicitarias para mostrarle anuncios de terceros basados ​​en sus intereses. Estas cookies pueden rastrear sus datos personales.

OtherNuestro sitio web coloca cookies de terceros de otros servicios de terceros que no son analíticos, redes sociales o publicidad.

Podrá revocar este consentimiento, obtener más información e informarse de sus derechos en la Política de cookies.