¿Cuál es el mejor tratamiento de la rotura del tendón de Aquiles?

En el blog anterior hemos visto qué es y cómo se produce una rotura del tendón de Aquiles. Lo siguiente que nos planteamos es cuál es el tratamiento más indicado. Ante ello, nos encontramos dos opciones fundamentales: la cirugía o el abordaje conservador con inmovilización con yeso rígido o con ortesis funcionales que mantengan el contacto entre los dos extremos de la rotura y faciliten la cicatrización 1. Aunque la cirugía esté asociada a un mayor riesgo de infección, se considera la primera opción de tratamiento complementada con una posterior rehabilitación para disminuir el riesgo de re-rupturas 2,3.

Tras la cirugía, el paciente llevará una inmovilización en forma de escayola o de ortesis que limite la flexión dorsal. Aun así, debemos comenzar con una rehabilitación funcional que incluya la movilización y el apoyo precoz 4,5, pues con este abordaje los pacientes refieren menor edema, mayor habilidad para cargar peso y una más rápida reeducación de la marcha 6. En la literatura disponemos de protocolos como los de Fowler Kennedy, Indiana Total Therapy y Ballart orthopaedics 7,9, aunque no hay consenso sobre cuál es mejor. De hecho, a nivel práctico nos guiaremos por el razonamiento clínico respetando la progresión y la respuesta de cada paciente a las distintas fases de recuperación.

Post cirugía

En estas primeras fases post-quirúrgicas, el trabajo debe ir enfocado al control del dolor y la inflamación (técnicas de drenaje), atrofia muscular (electroestimulación con activación isométrica suave de tríceps sural), movilidad de tobillo tolerada (sin ganar flexión dorsal), fuerza de los estabilizadores de cadera y rodilla (ejercicios de abducción de cadera, elevación de la pierna recta, curl de isquiotibiales, trabajo de glúteo mayor, etc.), y reentrenamiento de la estabilidad lumbopélvica (trabajo del core, disociación, etc.).

Una vez se retire la inmovilización, el primer objetivo será ganar la movilidad del tobillo-pie, de manera activa y pasiva, respetando la tolerancia del paciente (flexión plantar y dorsal activa, dibujar círculos en el aire con el tobillo, etc.). Igualmente, deberemos empezar con el trabajo de fuerza y neuromuscular, teniendo como pronóstico la realización de las actividades de la vida diaria a las 4-6 semanas. Será también necesario mostrar atención a estructuras perilesionales como el nervio sural, el tríceps sural y los flexores de los dedos y primer dedo, articulaciones como la subastragalina o la mortaja tibioperonea-astragalina, y la propia cicatriz, ya que pueden ser fuente de dolor o limitación de la movilidad.

Tratamiento de la rotura del tendón de aquiles - fisioterapia y readaptación deportiva

Progresos en la recuperación

A las 6 semanas podremos comenzar el trabajo aeróbico en bicicleta estática con apoyo en talón para limitar la flexión dorsal y a las 8 – 12 semanas el reentrenamiento de la marcha y la realización de ejercicios más funcionales con o sin resistencia (isométricos con progresión a concéntricos). El tobillo deberá tener movilidad completa en todos los planos y se podrán añadir ejercicios de equilibrio monopodal, puentes, sentadillas isométricas con flexión plantar, lunge con flexión plantar, subida a escalón, etc.

De los 3 a 6 meses podremos progresar a las fases finales de la rehabilitación, donde incluiremos los ejercicios excéntricos con cautela y otras propuestas de trabajo que describiremos en el siguiente blog. A las 14 semanas, según la respuesta del paciente, estará permitido comenzar a correr. Para evaluar la respuesta del deportista a este trabajo, podremos prescribir 5 minutos de carrera y observar si existe marcha simétrica, inflamación o dolor. Sobre las 16 – 18 semanas se recomienda comenzar la pliometría. En Premium Madrid, para la evaluación de las capacidades funcionales del paciente utilizaremos la herramienta Spartanova, la cual nos permitirá analizar específicamente los déficits neuromusculares del miembro inferior para abordar de manera individualizada las fases finales de la rehabilitación y readaptación.

Readaptación deportiva tras rotura del tendón de Aquiles

De los 6 a 9 meses se iniciará el trabajo de readaptación enfocada al deporte específico, necesitando normalmente de 9 a 12 meses para la vuelta a la actividad deportiva completa.

La progresión aquí mostrada es orientativa y siempre será necesario el enfoque individual del paciente y su consiguiente manejo por un profesional sanitario.

En el Centro Médico y de Rehabilitación Premium Madrid disponemos de un equipo humano en constante formación e instalaciones para llevar a cabo el tratamiento de este tipo de patología en las mejores condiciones.

 

Bibliografía

  1. Gulati V, Jaggard M, Al-Nammari SS, et al. Management of achilles tendon injury: a current concepts systematic review. World Journal of Orthopedics. 2015;6(4):380-386.
  2. Laver LFeldman VPalmanovich EYaacobi EMarom NMei-Dan O. Treatment of achilles tendon ruptures. Harefuah.2016 Jul;155(7):443-447.
  3. Deng S, Sun Z, Zhang C, Chen G, Li J. Surgical Treatment Versus Conservative Management for Acute Achilles Tendon Rupture: A Systematic Review and Meta-Analysis of Randomized Controlled Trials. The Journal of Foot and Ankle Surgery. 2017;56(6):1236-1243.
  4. Brumann M, Baumbach S, Mutschler W, Polzer H. Accelerated rehabilitation following Achilles tendon repair after acute rupture – Development of an evidence-based treatment protocol. Injury. 2014;45(11):1782-1790.
  5. Braunstein M, Baumbach S, Boecker W, Carmont M, Polzer H. Development of an accelerated functional rehabilitation protocol following minimal invasive Achilles tendon repair. Knee Surgery, Sports Traumatology, Arthroscopy. 2015;26(3):846-853.
  6. Metzl J, Ahmad C, Levine W. The ruptured Achilles tendon: operative and non-operative treatment options. Current Reviews in Musculoskeletal Medicine. 2008;1(2):161-164.
  7. Achilles tendon rupture. Accelerated Functional Rehabilitation Protocol. Fowler Kennedy
  8. Accelerated achilles protocol. Indiana Total Therapy
  9. Achilles Tendon Accelerated and Standard Functional Rehabilitation Protocol. Ballarat Orthopaedics
mm

Alberto Roldán

  • Fisioterapeuta (Universidad Francisco de Vitoria)
  • Máster Oficial en Fisioterapia y Readaptación en el Deporte (Universidad Camilo José Cela)
  • Experto en terapia manual osteoarticular y punción seca muscular del aparato locomotor (Universidad Rey Juan Carlos)
  • Formación básica en Ecografía musculoesquelética
  • Experto en subgrupos de clasificación y control motor lumbopélvico
  • Experto en control motor cervical
  • Especialista en movilización neurodinámica
  • Especialista en Electrolisis Percutánea Terapéutica (EPTE)
  • Formación en Fibrólisis Diacutánea Intratisular (Ganchos)
  • Formación básica en nutrición aplicada a la patología musculoesquelética

 

Centro de preferencias de privacidad

Cookies imprescindibles

se usan para saber si ya aceptaste nuestras políticas y para servir más rápidos los contenidos.

__hssc, __hssrc, __hstc, __zlcid, __zlcmid, __zlcstore, _ga, _gat, _gat_UA-21510446-1, _gid, cookies.js, gdpr[allowed_cookies], gdpr[consent_types], hsfirstvisit, hubspotutk

Cookies de terceros

Usamos cookies de terceros en las que se almacenan externamente para conocer tus usos de navegación, si ya estás suscrito al boletín y los elementos compartidos en redes sociales

IDE, fr, NID, 1P_JAR, __cfduid

Shares
Leer más
Natación infantil y desarrollo integral del niño
Natación infantil y desarrollo integral del niño

Cerrar