De pie, apoyados en una pared o superficie estable, doblamos la rodilla de la pierna a estirar, cogemos ese pie por el empeine y tiramos suavemente llevándonos el talón hacia el glúteo.

 Cuáles son las indicaciones a tener en cuenta:

  1. Mantener el tronco erguido en una posición correcta, lo más estirados que nos sea posible
  2. Dejar las rodillas paralelas y  perpendiculares al suelo. Las rodillas deben estar juntas.
  3. Si queremos estirar más el recto anterior del cuádriceps (lo cual es muy importante) bascularemos la pelvis tirando del pubis hacia la barbilla sin modificar la posición de la rodilla, esto se consigue contrayendo los abdominales (sobre todo el transverso del abdomen) para llevar la pelvis hacia atrás (y el pubis hacia arriba). Tenemos que tener la sensación de que crecemos.

 Cualquier duda que tengas sobre este estiramiento o cualquier otro estiramiento muscular no dudes en ponerte en contacto con nosotros.

 Estirar correctamente evita lesiones y sobrecargas musculares, junto con una correcta alimentación, hidratación y descanso.

Este sitio web usa cookies. Más información. ACEPTAR
Shares
Leer más
Pilates como método de entrenamiento

Cerrar