A nuestro centro llega gran número de pacientes tras pasar por el quirófano para someterse a una artrodesis cervical, por eso en estas líneas se pretende resumir algunos puntos clave al respecto de esta intervención.

Se trata de “fusionar” o “unir” dos huesos, en este caso dos vértebras cervicales, para evitar el movimiento de la articulación que las une.

Los motivos por los que se realiza son diversos: hernias cervicales que comprimen el canal medular o el espacio por el que salen los nervios, fracturas inestables de las vértebras, infecciones o tumores óseos, deformidades como escoliosis o cifosis, espondilolistesis (desplazamiento de una vértebra, anterior o posterior), etc.

Normalmente no es una cirugía aislada, y se acompaña de otras intervenciones como la disectomía (extirpación de parte del disco que se ha herniado), laminectomía (resección de una parte de la vértebra), etc. Todas ellas con el fin de preservar los espacios por los que discurren tanto la médula como los nervios, y de este modo evitar la compresión de los mismos.

En la cirugía se utiliza para realizar la fijación un injerto. Éste se puede colocar en la parte posterior de la columna vertebral, entre la vértebras o rellenando unos separadores especiales colocados entre ellas. Puede proceder de otra parte del cuerpo (autoinjerto) como por ejemplo la cresta iliaca de la pelvis, de un banco de hueso (aloinjerto) o ser un sustituto óseo sintético.

En relación al pronóstico, y teniendo en cuenta que en pacientes y patologías ni se puede ni se debe generalizar, las personas que tenían dolor crónico antes de la cirugía suelen ser propensas al dolor residual. Es decir, los síntomas mejoran pero no remiten por completo. Una de las posibles explicaciones es que la falta de movimiento de la zona fusionada, puede provocar en la columna vertebral por encima y por debajo de la artrodesis zonas más propensas a lesionarse. Bajar de peso, hacer ejercicio y un tratamiento adecuado de fisioterapia aumentarán la probabilidad de sentirse mejor.

En PremiumMadrid estamos cualificados para la atención precoz postcirugía  como a medio- largo plazo para que la recuperación sea lo más satisfactoria posible, evitando así recidivas.

 

 

 

mm

Alvaro Guerrero

  • Director General Premium Madrid
  • Profesor Universidad Europea de Madrid
  • Co-director master fisioterapia deportiva Real Madrid – UEM
  • Fisioterapeuta (Universidad Pontificia de Salamanca)
  • Especialista en osteopatía (C.O. – Universidad de Alcalá)
  • Especialista en R.P.G. (Universidad de Saint Mont - Francia)
  • Especialista en fisioterapia deportiva
  • Especialista en ecografía músculo esquelética
  • Especialista en tratamiento invasivo y conservador del sistema miofascial
  • Amplia experiencia como fisioterapeuta en equipos de deporte de élite

Follow Me:
LinkedIn

Este sitio web usa cookies. Más información. ACEPTAR
Shares
Leer más
Dolor en el parto

Cerrar