Cuando comenzar la rehabilitación tras la cirugía de ligamento cruzado anterior es una de las dudas más comunes.

La terapia manual se debe comenzar a los 7días tras la cirugía, sea cual sea el tipo de método aplicado (HTH, T2 – T4, aloinjerto, etc.). Vamos a analizarlo:

¿Por qué no antes de los 7 días?, en los tres primeros días tras la intervención quirúrgica de LCA, se produce la fase inflamatoria aguda como consecuencia de la propia operación, en estos días el tratamiento es antiinflamatorio y analgésico y por vial oral (o intravenosa en los días de hospital) y además, pondremos hielo en la rodilla cada dos horas 10 min. Cualquier movilización producirá mucho dolor y la consecuencia puede ser una hipertonía muscular que nos dificultará ganar la movilidad de la rodilla posteriormente.

Del 3er al 7º- 10º día, se produce la fase inflamatoria subaguda en esta fase, el paciente ya puede movilizar la rodilla sin pasar de los 90º de flexión, para no meter ninguna tensión extra a la nueva plastia implantada para sustituir al ligamento cruzado anterior de la rodilla, y sin mover por encima del límite que le marque el dolor. Es importante que el paciente vaya buscando la extensión completa de la rodilla (sin hiperextensión) de manera activa, para ello, en esta fase, el paciente realizará:

  1. Movilización activa de tobillo, realizando una flexo extensión de tobillo en el máximo rango articular, de manera lenta y continua, el objetivo será activar la musculatura, ganar la extensión de rodilla y realizar un bombeo para bajar la inflamación de la pierna y rodilla.
  2. Ejercicios isométricos para vasto interno, con contracción de 5 seg. Y relajación de 5 seg, durante 5 min. Entre 3 y 5 veces al día.
  3. Continuar con la crioterapia (poniendo hielo)

Al 7º día comenzaremos la rehabilitación, trabajando de manera manual la inflamación, cicatrices, movilizaciones de rótula y movilizaciones articulares pasivas respetando el rango articular, sin pasar de los 100º en las tres primeras semanas, para no estresar la plastia.

La terapia manual se combinará con electroterapia y magnetoterapia.

Se trabajará en piscina para acelerar la recuperación tras la operación del ligamento cruzado anterior tan pronto como las cicatrices lo permitan.

Es importante que el paciente realice una rehabilitación preoperatoria, esto nos ayudará a que la fase inicial de la recuperación sea más fácil y menos dolorosa.

En Premium Madrid, tenemos una dilatada experiencia en la rehabilitación tras la cirugía de ligamento anterior, y estaremos encantados en ayudarte en lo que sea necesario.

mm

Alvaro Guerrero

  • Director General Premium Madrid
  • Profesor Universidad Europea de Madrid
  • Co-director master fisioterapia deportiva Real Madrid – UEM
  • Fisioterapeuta (Universidad Pontificia de Salamanca)
  • Especialista en osteopatía (C.O. – Universidad de Alcalá)
  • Especialista en R.P.G. (Universidad de Saint Mont - Francia)
  • Especialista en fisioterapia deportiva
  • Especialista en ecografía músculo esquelética
  • Especialista en tratamiento invasivo y conservador del sistema miofascial
  • Amplia experiencia como fisioterapeuta en equipos de deporte de élite

Follow Me:
LinkedIn

Este sitio web usa cookies. Más información. ACEPTAR
Shares