El nervio axilar o circunflejo es una de las ramas nerviosas del plexo braquial. Su origen se encuentra en el tronco medio del plexo braquial, donde también nace el nervio radial (C5-C6) y ambos van juntos por debajo de la clavícula en dirección al brazo. El nervio axilar se diferencia del radial a una distancia intermedia entre la tercera costilla y el cuello del húmero, y se dirige hacia la parte posterior de éste, rodeándolo y acabando en los músculos deltoides y redondo menor, a los que proporciona inervación. Además, el nervio axilar tiene un ramo sensitivo llamado nervio cutáneo lateral superior del brazo que inerva sensitivamente la cara antero-lateral y posterior del hombro.1,2

 

La lesión del nervio axilar suele estar asociada a fracturas de cuello de húmero y a luxación anterior de la articulación glenohumeral, producidas debido a un traumatismo directo. Es frecuente que dicho nervio también pueda lesionarse en cirugías de hombro, debido a que pasa a muy poca distancia de la cápsula inferior del mismo. La lesión del nervio axilar, así como otras ramas del plexo braquial en traumatismos directos que producen fractura del cuello del húmero o luxación de la glenohumeral tiene una incidencia de al menos el 45%, aumentando esta probabilidad en individuos de más de 50 años.3,4

 

Las manifestaciones más habituales en la lesión del nervio axilar son incapacidad para elevar el brazo en abducción, lo que provoca impotencia funcional, y pérdida del contorno y la forma del hombro. También podemos encontrar alteración de la sensibilidad en la cara lateral y posterior del hombro. En ocasiones, podemos encontrar asociadas otras patologías de hombro como lesiones del manguito rotadoro fractura de la fosa glenoidea.5

 

El tratamiento a realizar dependerá del grado de lesión del nervio y del grado de discapacidad que ésta produzca. Cuando sólo ha habido una neuroapraxia, es decir, una compresión importante del tejido nervioso, los síntomas suelen desaparecer con el tiempo. En estos casos, el uso de la fisioterapia y de un protocolo de terapia activa que evite movimientos compensatorios lesivos y mejore la estabilidad del complejo escapulo-humeral ayudará a evitar que aparezcan patologías asociadas en el hombro.5,6

 

Cuando la lesión del nervio axilar es más grave, y se produce una rotura parcial o total del mismo, el pronóstico es menos favorable. En estos casos, el tratamiento a elección suele ser quirúrgico, y se realiza un injerto nervioso utilizando otras ramas del plexo braquial para intentar conseguir una renervación y reestablecer la función motora del nervio axilar. Una vez que la intervención quirúrgica ha terminado satisfactoriamente, es necesario un trabajo exhaustivo de fisioterapia para reestablecer la función del miembro superior.6

 

En el Centro Médico y de Rehabilitación Premiummadrid, contamos con un amplio equipo de profesionales con experiencia en resolver este tipo de patologías que te ayudará a la correcta identificación y recuperación de tus lesiones.

 

Autor del Blog: Pablo Alba.

 

Bibliografía:

 

1)    PE Gelber, F Reina, JC Monllau, E Cáceres. Estudio anatomoquirúrgico de la inestabilidad anterior del hombro. Importancia funcional del ligamento glenohumeral inferior: tesis doctoral. Departamento de cirugía ortopédica y traumatológica. UAB. 2007

 

2)    Schünke, M. Prometheus. Texto y Atlas de Anatomía. Tomo 1. Anatomía General y Aparato Locomotor. 1ª ed. Madrid: Editorial Médica Panamericana; 2008.

 

3)    E de Laat, C Visser, L Coene, P Pahlplatz, D Tavy. Nerve lesions in primary shoulder dislocations and humeral neck fractures. J Bone Joint Surg. 1994; 76 (B): 381-383.

 

4)    Y Chen, N Zhu, C Zhang, et al. The relevance of the anatomical basis of fracture for the subsequent treatment of the anterior humeral circumflex artery and the axyllary nerve. Int Orthop. 2012; 36: 783-787

 

5)    F Takase, A Inui, Y Mifune et al. Concurrent rotator cuff tear and axillary nerve palsy associated with anterior dislocation of the shoulder and large glenoid rim fracture: A “terrible tetrad”. Case Reports in Orthopedics. 2014. vol 2014; 312968.

 

6)    DL Crouch, JF Plate, Z Li, KR Saul. Biomechanical contributions of posterior deltoid and teres minor in the context of axillary nerve injury: A computational study. J Hand Surg Am. 2013 February; 38 (2): 241-249

mm

Alvaro Guerrero

  • Director General Premium Madrid
  • Profesor Universidad Europea de Madrid
  • Co-director master fisioterapia deportiva Real Madrid – UEM
  • Fisioterapeuta (Universidad Pontificia de Salamanca)
  • Especialista en osteopatía (C.O. – Universidad de Alcalá)
  • Especialista en R.P.G. (Universidad de Saint Mont - Francia)
  • Especialista en fisioterapia deportiva
  • Especialista en ecografía músculo esquelética
  • Especialista en tratamiento invasivo y conservador del sistema miofascial
  • Amplia experiencia como fisioterapeuta en equipos de deporte de élite

Follow Me:
LinkedIn

Este sitio web usa cookies. Más información. ACEPTAR
Shares
Leer más
Caso Clínico: Recuperación de antigua FRACTURA DE TOBILLO en accidente

Cerrar