La rotura del ligamento cruzado anterior se produce al realizar un giro y desplazamiento anterior de la tibia con el pie fijado en el suelo superando los límites fisiológicos de elasticidad y resistencia del ligamento cruzado anterior.

La rotura puede ser parcial o completa. En el caso de que la rotura sea parcial, el tratamiento de rehabilitación consistirá en bajar la inflamación y ayudar a la regeneración del ligamento cruzado anterior (con onda corta y magnetoterapia), además potenciaremos la musculatura que gobierna la rodilla (cuádriceps, isquiotibiales, aductores y gemelos), trabajando principalmente el cuádriceps y más aún el vasto interno, insistiendo mucho en la propiocepción (ver blog y vídeo)

El tratamiento de la rotura completa del ligamento cruzado anterior es quirúrgico, salvo que el paciente sea de una edad media – avanzada y no vaya a realizar ningún esfuerzo físico. Existen distintos típos de cirugía, los más usados son el T2 o T4 (se usan los tendones del semintendinoso y recto interno de la rodilla del propio paciente) y el HTH (se utiliza el tendón rotuliano junto con un fragmento de hueso de la rótula y de la tibia, puede ser del propio paciente o de cadáver).

Actualmente en Premium Madrid tenemos en tratamiento a 12 pacientes intervenidos por diferentes traumatólogos, obteniendo unos excelentes resultados en el tratamiento, reduciendo los tiempos de recuperación. En Premium Madrid estamos demostrando que una rehabilitación pre – quirúrgica es fundamental para una rápida y mejor recuperación post – quirúrgica.

En Premium Madrid manejamos los siguientes periodos para la rehabilitación tras la cirugía de la rotura del ligamento cruzado anterior:

Comienzo del tratamiento a los 7 días de la cirugía, en estos primeros 7 días el paciente ya ha apoyado la pierna sin cargar peso en ella, se ha puesto hielo (antiinflamatorio) cada 2-3 horas 10 min. y ha realizado ejercicios isométricos de cuádriceps. – Del 10º día a 3ª semana el objetivo es disminuir inflamación y derrame intra- y extraarticular, ganar movilidad articular y de la rótula, ligera tonificación muscular. Trabajar la marcha correctamente y retirada de una muleta.

De la 3ª a la 6ª semana, retirada de la segunda muleta (4ª semana), marcha perfecta, ganar movilidad articular, y tonificación muscular. Eliminación de la inflamación y edema.

De la 6ª a la 8ª semana, balance articular completo, tonificación muscular, trabajos propioceptivos en cadena cinética cerrada.

De  la 8ª a la 12ª semana, potenciación muscular progresiva, respetando tiempos de cicatrización del neoligamento, trabajo en bicicleta estática y propiocepción.

De la 12ª a la 16ª semana, potenciación muscular intensa (ya se ha producido una buena cicatrización ósea y de la plastia), ejercicios propioceptivos de mayor dificultad, carrera continua progresiva.

A partir de la 16ª semana, vuelta progresiva a su actividad deportiva.

• Los tiempos se ajustarán en función del tipo de cirugía, la progresión y la actividad física que desarrolle el paciente.

• Cada persona es diferente y por tanto, en el centro de fisioterapia Premium Madrid, ajustamos de manera personalizada cada tratamiento rehabilitador. Más de 12000 pacientes nos avalan. Cuéntanos tu caso.

 

 

mm

Alvaro Guerrero

  • Director General Premium Madrid
  • Profesor Universidad Europea de Madrid
  • Co-director master fisioterapia deportiva Real Madrid – UEM
  • Fisioterapeuta (Universidad Pontificia de Salamanca)
  • Especialista en osteopatía (C.O. – Universidad de Alcalá)
  • Especialista en R.P.G. (Universidad de Saint Mont - Francia)
  • Especialista en fisioterapia deportiva
  • Especialista en ecografía músculo esquelética
  • Especialista en tratamiento invasivo y conservador del sistema miofascial
  • Amplia experiencia como fisioterapeuta en equipos de deporte de élite

Follow Me:
LinkedIn

Este sitio web usa cookies. Más información. ACEPTAR
Shares
Leer más
Cuestionarios para diagnosticar un acúfeno

Cerrar