La disfonía, es la alteración de una o más de las características acústicas de la voz, que son el timbre, la intensidad y la altura tonal. La disfonía puede ser temporal o permanente, y es causada por una alteración de los mecanismos de adaptación y coordinación de las diferentes estructuras que intervienen en la producción de la voz, sin llegar a la imposibilidad total de hablar que se denomina afonía.

La disfonía tiene múltiples causas de mayor o menor gravedad que deberá de valorar un foniatra u otorrinolaringólogo, de la causa que vamos a hablar en este blog es de la disfunción del aparato fonador por el mal uso de éste.

Se definen como disfonías disfuncionales todas aquellas disfonías motivadas por un trastorno en el acto vocal. Son las condicionadas por un abuso o mal uso de la voz.

Las disfonías disfuncionales pueden aparecer intermitentemente haciéndose cada vez más frecuentes, pueden venir acompañadas de una laringitis vírica aguda, aunque lo más frecuente es que vengan motivadas por un círculo vicioso de sobreesfuerzo vocal que provoque carraspera, sensación de oclusión en la garganta u opresión.

Clasificación:        

Disfonía disfuncional simple:

  • Laringe hipotónica (hipocinétia): disminución del tono muscular.
  • Laringe hipertónica (hipercinética): Aumento del tono muscular.

Disfonía disfuncional complicada:

  • Puede darse por múltiples motivos como un nódulo vocal, pseudoquiste seroso, edema fusiforme, etcétera.

Factores desencadenantes y favorecedores:

Factores desencadenantes:

  • Laringitis aguda.
  • El estrés puede psicosomatizarse a través del aparato fonador.
  • La tos puede irritar la mucosa laríngea, sobre todo en las traqueítis.
  • Las modificaciones de la pared abdominal, ya sea por un embarazo o por una intervención quirúrgica, pueden producir cambios en la proyección vocal y por lo tanto producir una disfonía.

Factores favorecedores:

  •  Obligación profesional  de hablar o cantar. Es el factor favorecedor más importante. Profesores, locutores, cantantes, vendedores, etc.
  • Alcohol y tabaco
  • Infecciones crónicas pulmonares que acaben afectando a la laringe.
  • Movernos en ambientes muy ruidosos
  • Hipoacusia

Todos estos factores por si solos no producen disfonía, sino que la presencia de un factor desencadenante acompañado de hábitos de vida favorecedores de su aparición, hacen que la disfonía disfuncional sea susceptible de producirse.

En el Centro Médico y de Rehabilitación Premium Madrid ponemos a su disposición un amplio equipo multidisciplinar con el que poder realizar una buena recuperación funcional.

Fuentes

  • Le Huche F, Allali A. La voz. Patología vocal: Semiología y disfonías disfuncionales. Edición española. Barcelona: Masson; 1999.
  • Navarro S, Navarro F, P Romero. Voz: Trastornos y rehabilitación. Alcalá la Real (Jaén): Formación Alcalá; 2002.
Este sitio web usa cookies. Más información. ACEPTAR
Shares
Leer más
REEDUCACION SUELO PELVICO: INCONTINENCIA URINARIA

Cerrar