Principalmente cuando hablamos de ciática o ciatalgia, hablamos de un síntoma de otro problema médico, no es una enfermedad en sí.  No debemos confundir con lumbago o lumbalgia, aunque es un cuadro de dolor lumbar, estos términos confieren un mayor número de lesiones que el de ciática propiamente dicha.

El nervio ciático se origina en la zona lumbar (L4-L5-S1), y de ahí baja por la parte posterior de cada pierna. Controla la musculatura de la parte posterior de la rodilla y la zona inferior de la pierna. Además controla sensitivamente a la musculatura posterior del muslo, zona inferior de la pierna y planta del pie.

Dado que el nervio ciático es el de mayor tamaño y grosor del cuerpo, es más vulnerable a que su compresión o daño provoque dolor.

Síntomas:

– Dolor en la parte baja de la espalda que se irradia hacia la parte posterior del muslo.

– Dolor que puede empeorar al inclinarse, toser o estornudar.

– Hipersensibilidad o hiposensibilidad a lo largo de su recorrido.

– Alguna función puede verse afectada como ponerse de puntillas o extender por completo las rodillas.

– Hipertonía de los músculos pertenecientes al recorrido del nervio.

– Rigidez lumbar: por espasmo de la musculatura posterior de la espalda.

– Afectación motora y de los reflejos:

o   En lesión de la raíz L4: existe disminución de la fuerza en la flexión dorsal del dedo gordo, (llevar el dedo gordo hacia la cabeza del paciente) y presenta dificultades para caminar con los talones. El reflejo rotuliano estará afectado.

o   En la lesión de la raíz L5 :existe disminución de fuerza en la flexión dorsal de los dedos del pie

o   En lesión de la raíz S1: disminuye la fuerza en la flexión plantar, es decir dificultad para andar de puntillas. El reflejo aquíleo estará afectado conservándose íntegro el reflejo rotuliano.

Causas de la ciática o ciatalgia:

–  Una protrusión o hernia discal, en la que el núcleo pulposo del disco se filtra por la zona debilitada del disco comprimiendo o irritando la raíz del nervio ciático.

– Traumatismo directo en la zona.- Traumatismo directo en la zona.

– Compresión de tipo muscular en algún punto de su recorrido, el músculo piramidal o el cuadrado lumbar en caso de hipertonía suele dar problemas a este nivel (pseudociatica).

–  Disfunción de la articulación sacroilíaca: La irritación de la articulación sacroilíaca (ubicada en la parte inferior de la columna vertebral) también puede irritar el nervio L5, encima de la articulación sacroilíaca, causando un dolor parecido a la ciática. El dolor de pierna se puede sentir igual que la ciática causada por la irritación de un nervio.

–  Estenosis del canal lumbar: A menudo es el resultado del proceso normal de envejecimiento. A medida que las personas envejecen, los tejidos blandos y los huesos en la columna pueden endurecerse o tener un crecimiento adicional. Estos cambios degenerativos pueden reducir el espacio que rodea a la médula espinal y resultar en estenosis espinal. Este estrechamiento frecuentemente causa la ciática.

– Embarazo: los cambios por los que pasa el cuerpo durante el embarazo, incluidos el aumento de peso, un cambio en el centro de gravedad y cambios hormonales, pueden causar la ciática durante el embarazo.

 

En el centro médico y de rehabilitación Premium Madrid estamos a tu disposición para tratar este tipo de patología y ayudar a una completa recuperación, contando con un amplio equipo multidisciplinar para ayudarte en lo que necesites.

Este sitio web usa cookies. Más información. ACEPTAR
Shares
Leer más
QUE ES UN MENISCO

Cerrar