Cómo son las lesiones del plexo braquial

Como comentábamos en el artículo sobre lesiones del plexo braquial, las lesiones traumáticas del plexo braquial, traen como consecuencias graves lesiones en la sensibilidad y la fuerza motora del miembro afectado, incluida la cintura escapular. Estas lesiones pueden afectar total o parcialmente el plexo braquial y pueden recuperarse de forma espontánea o ser necesario tratamiento quirúrgico.

Clasificación de las lesiones

Según el cuadro clínico que presentan las lesiones del plexo braquial podemos hablar de:

  • Lesión del tronco superior del plexo braquial (tipo Erb-Duchenne)
    Afectación de las raíces C5-C6, trae como consecuencia una parálisis de músculo deltoides, supra e infraespinoso, braquial anterior, bíceps, coracobraquial y supinador largo, que clínicamente supone la imposibilidad para la abducción y rotación externa del brazo, flexión del codo, y supinación del antebrazo. La postura resultante es la característica “del pedigüeño” con el brazo en aducción y en rotación interna, el antebrazo extendido y pronado, y la palma de la mano puede ser vista desde atrás. El déficit sensitivo queda restringido a la cara externa del brazo, antebrazo, pulgar y segundo dedo. Hay arreflexia bicipital y estilorradial.
  • Lesiones del tronco medio del plexo braquial.
    Se debe a una lesión de la rama anterior de la raíz C7 o tronco medio. Se produce una parálisis de la extensión del antebrazo, carpo y dedos con una clínica muy parecida a la neuropatía de nervio radial, salvo por el mantenimiento del músculo supinador largo que recibe inervación de C5 y C6. El déficit sensitivo se limita al dorso del antebrazo, y zona radial del dorso de la mano. El reflejo tricipital está abolido.
  • Lesiones del tronco inferior del plexo braquial (tipo Dejerine-Klumpke)
    La parálisis inferior por lesión de las raíces C8-D1, supone una parálisis de la musculatura flexora de la mano y dedos: músculo cubital anterior y flexores de los dedos, y musculatura intrínseca de la mano (músculos tenares, hipotenares e interóseos), que se traduce por imposibilidad para movilizar la mano. En estadios crónicos, puede desarrollarse una mano en garra, con hiperextensión de articulaciones metacarpofalángicas (al estar respetados los músculos extensores largos de la mano), y flexión de interfalángicas. Existe anestesia en el borde interno de la mano y antebrazo. El reflejo flexor de los dedos está abolido. Si se afecta la raíz D1 a nivel proximal a la salida de las fibras simpáticas preganglionares puede asociarse un síndrome de Claude Bernard Horner (ptosis, miosis y anhidrosis).
  • Lesión de la cuerda lateral
    La parálisis afectará a los músculos inervados por el nervio musculocutáneo: bíceps, braquial y coracobraquial, y por la rama radial del nervio mediano: músculos pronadores, flexores del carpo y de los dedos (flexor superficial de los dedos y flexores profundos del 1º y 2º dedo). El déficit sensitivo se limita al borde lateral del antebrazo, territorio del nervio musculocutáneo. El reflejo bicipital está disminuido o ausente.
  • Lesión de la cuerda medial
    La parálisis se produce en la musculatura dependiente de nervio cubital: flexor cubital del carpo, flexores profundos del 3º y 4º dedo, y musculatura intrínseca de la mano y rama medial de nervio mediano: abductor corto del pulgar, oponente, flexor superficial del 1er dedo, y los dos primeros lumbricales. Existe anestesia en el borde interno de la mano y antebrazo. El reflejo flexor de los dedos está abolido.
  • Lesión de la cuerda posterior
    La parálisis es a nivel del nervio subescapular con afectación de la rotación interna del brazo, del nervio toracodorsal con parestesia del músculo dorsal ancho (aducción y rotación interna del brazo, y del nervio axilar (abductor del brazo) Se objetiva déficit sensitivo en la cara lateral del brazo.

Puede darse el caso que durante la primera exploración física no sea posible determinar exactamente el tipo de lesión del plexo braquial. A menudo inmediatamente después del traumatismo, el paciente puede presentar una parálisis completa que después de los días o semanas se puede recuperar espontáneamente en modo parcial.

El tratamiento de fisioterapia y terapia ocupacional va enfocado a aumentar la fuerza muscular y la sensibilidad, mejorar la funcionalidad del miembro superior afectado, entrenamiento en ayudas técnicas que aumente la capacidad para usar la mano y el brazo, reentrenamiento en las actividades de la vida diaria incluso la adaptación del puesto de trabajo.

En el centro médico y de Rehabilitación Premium Madrid contamos con un amplio equipo de profesionales que pueden ayudarle en el manejo de trastornos neuromusculoesquelético. No dudes en ponerte en contacto con nosotros.

 

BIBLIOGRAFÍA:

Cabrera Viltres N., Marrero Riverón LO., Salles Betancourt G., Bernal González MJ., Álvarez Placeres L. y Rochí Egües HE. “Tratamiento quirúrgico de las secuelas en el hombro de las lesiones traumáticas del plexo braquial” Rev. Cubana Ortop Traumatol 2004; 18 (2)

Garozzo D. “Las lesiones de plexo braquial. Cómo diagnosticarlas y cuándo tratarlas”. Ortho-tips vol 8 nº 1 2012.

Chad D (2006) Enfermedades de las raíces y plexos nerviosos. En: Bradley PW (Ed), En: Neurología clínica, (pp 2247-2275). Madrid: Elsevier.

 

mm

Beatriz Herrero

  • Fisioterapeuta y terapeuta ocupacional.
  • Responsable de atención domiciliaria.

Centro de preferencias de privacidad

Cookies imprescindibles

se usan para saber si ya aceptaste nuestras políticas y para servir más rápidos los contenidos.

__hssc, __hssrc, __hstc, __zlcid, __zlcmid, __zlcstore, _ga, _gat, _gat_UA-21510446-1, _gid, cookies.js, gdpr[allowed_cookies], gdpr[consent_types], hsfirstvisit, hubspotutk

Cookies de terceros

Usamos cookies de terceros en las que se almacenan externamente para conocer tus usos de navegación, si ya estás suscrito al boletín y los elementos compartidos en redes sociales

IDE, fr, NID, 1P_JAR, __cfduid

Shares
Más en Cuello, Deporte y Nutrición
Lesiones del plexo lumbar
Lesiones del Plexo Braquial

Cerrar