La espondilitis anquilosante (EA) es una enfermedad reumática, perteneciente al grupo de las espondiloartropatías seronegativas (seronegativas porque en el análisis de sangre el factor reumatoideo, presente en enfermedades como la artritis reumatoide, es negativo), que son un grupo de enfermedades autoinmunes que afectan sobre todo a la columna vertebral, haciendo de ésta un bloque óseo, rígido y anquilosado (sin movilidad). Esta anquilosis tiene lugar como consecuencia de la inflamación crónica que sufren las articulaciones, la cual produce la formación de tractos fibrosos que se osifican, haciendo desaparecer el espacio articular y por tanto la capacidad de movimiento. Es una enfermedad frecuente (0,5 – 1%), y que habitualmente aparece en varones entre 20 y 30 años de edad(1).

Otra característica que tiene en común este grupo de enfermedades, es la asociación con el gen HLA-B27. La presencia de este gen no es determinante para diagnosticar la enfermedad, ya que sólo aparece en el 90% de los pacientes afectados, y además este gen también se encuentra entre la población sana. Por tanto, para el diagnóstico la enfermedad tendremos que tener en cuenta otros factores, como son:

  • El dolor comienza a localizarse en la parte baja de la columna lumbar, zona glútea y articulaciones sacroilíacas, pudiendo descender por el muslo hasta la rodilla o pierna, sin llegar al pie.
  • Los síntomas de esta enfermedad mejoran con la actividad y empeoran con el reposo, siendo característica la rigidez por las mañanas(1).
  • La evolución de la enfermedad es en forma de brotes inflamatorios y dolor de duración variable (de semanas a meses). Con frecuencia el paciente sufre además una alteración global de la salud en forma de decaimiento, cansancio y a veces anemia.

Una vez diagnosticados de esta enfermedad, es fundamental un buen tratamiento de la misma que ayuda a mejorar la calidad de vida del paciente.

Por un lado se hace fundamental un tratamiento farmacológico(2,3)para luchar contra la anquilosis, que debe ser pautado por su reumatólogo y, por otro lado, un tratamiento de fisioterapia supervisado que deberá contar con medidas de terapia manual, electroterapia, y lo más importante: ejercicio terapéutico activo, que se pueden realizar en seco o en piscina de hidroterapia y deben pautarse conforme al estado individual del paciente en cada momento(2,4,5). Entre los ejercicios en agua y seco(4), podemos incluir:

En nuestro Centro Médico y de Rehabilitación PremiumMadrid podrá contar con los medios adecuados para tratar su enfermedad (piscina, gimnasio de fisioterapia, salas de entrenamiento personal y Pilates) así como con el equipo de profesionales (fisioterapeutas, licenciados en INEF/CAFYD, médico rehabilitador) más adecuados para ayudarle en su tratamiento.

REFERENCIAS:

  • 1.        Espondilitis_anquilosante @ www.ser.es [Internet]. Available from: http://www.ser.es/wiki/index.php/Espondilitis_anquilosante
  • 2.        Van den Berg R, Baraliakos X, Braun J, van der Heijde D. First update of the current evidence for the management of ankylosing spondylitis with non-pharmacological treatment and non-biologic drugs: a systematic literature review for the ASAS/EULAR management recommendations in ankylosing spondylitis. Rheumatology (Oxford). 2012 Aug;51(8):1388–96.
  • 3.        Zochling J, van der Heijde D, Dougados M, Braun J. Current evidence for the management of ankylosing spondylitis: a systematic literature review for the ASAS/EULAR management recommendations in ankylosing spondylitis. Ann Rheum Dis. 2006 Apr;65(4):423–32.
  • 4.        Dagfinrud H, Kvien TK, Hagen KB. Physiotherapy interventions for ankylosing spondylitis. Cochrane database Syst Rev. 2008 Jan;(1):CD002822.
  • 5.        Fernández-de-Las-Peñas C, Alonso-Blanco C, Morales-Cabezas M, Miangolarra-Page JC. Two exercise interventions for the management of patients with ankylosing spondylitis: a randomized controlled trial. Am J Phys Med Rehabil. 2005 Jun;84(6):407–19.
  • 6.        Silva EM, Andrade SC, Vilar MJ. Evaluation of the effects of Global Postural Reeducation in patients with ankylosing spondylitis. Rheumatol Int. 2012 Jul;32(7):2155–63.

La espondilitis anquilosante (EA) es una enfermedad reumática, perteneciente al grupo de las espondiloartropatías seronegativas (seronegativas porque en el análisis de sangre el factor reumatoideo, presente en enfermedades como la artritis reumatoide, es negativo), que son un grupo de enfermedades autoinmunes que afectan sobre todo a la columna vertebral, haciendo de ésta un bloque óseo, rígido y anquilosado (sin movilidad). Esta anquilosis tiene lugar como consecuencia de la inflamación crónica que sufren las articulaciones, la cual produce la formación de tractos fibrosos que se osifican, haciendo desaparecer el espacio articular y por tanto la capacidad de movimiento. Es una enfermedad frecuente (0,5 – 1%), y que habitualmente aparece en varones entre 20 y 30 años de edad(1).

Otra característica que tiene en común este grupo de enfermedades, es la asociación con el gen HLA-B27. La presencia de este gen no es determinante para diagnosticar la enfermedad, ya que sólo aparece en el 90% de los pacientes afectados, y además este gen también se encuentra entre la población sana. Por tanto, para el diagnóstico la enfermedad tendremos que tener en cuenta otros factores, como son:

  • El dolor comienza a localizarse en la parte baja de la columna lumbar, zona glútea y articulaciones sacroilíacas, pudiendo descender por el muslo hasta la rodilla o pierna, sin llegar al pie.
  • Los síntomas de esta enfermedad mejoran con la actividad y empeoran con el reposo, siendo característica la rigidez por las mañanas(1).
  • La evolución de la enfermedad es en forma de brotes inflamatorios y dolor de duración variable (de semanas a meses). Con frecuencia el paciente sufre además una alteración global de la salud en forma de decaimiento, cansancio y a veces anemia.

Una vez diagnosticados de esta enfermedad, es fundamental un buen tratamiento de la misma que ayuda a mejorar la calidad de vida del paciente.

Por un lado se hace fundamental un tratamiento farmacológico(2,3)para luchar contra la anquilosis, que debe ser pautado por su reumatólogo y, por otro lado, un tratamiento de fisioterapia supervisado que deberá contar con medidas de terapia manual, electroterapia, y lo más importante: ejercicio terapéutico activo, que se pueden realizar en seco o en piscina de hidroterapia y deben pautarse conforme al estado individual del paciente en cada momento(2,4,5). Entre los ejercicios en agua y seco(4), podemos incluir:

En nuestro Centro Médico y de Rehabilitación PremiumMadrid podrá contar con los medios adecuados para tratar su enfermedad (piscina, gimnasio de fisioterapia, salas de entrenamiento personal y Pilates) así como con el equipo de profesionales (fisioterapeutas, licenciados en INEF/CAFYD, médico rehabilitador) más adecuados para ayudarle en su tratamiento.

REFERENCIAS:

  • 1.        Espondilitis_anquilosante @ www.ser.es [Internet]. Available from: http://www.ser.es/wiki/index.php/Espondilitis_anquilosante
  • 2.        Van den Berg R, Baraliakos X, Braun J, van der Heijde D. First update of the current evidence for the management of ankylosing spondylitis with non-pharmacological treatment and non-biologic drugs: a systematic literature review for the ASAS/EULAR management recommendations in ankylosing spondylitis. Rheumatology (Oxford). 2012 Aug;51(8):1388–96.
  • 3.        Zochling J, van der Heijde D, Dougados M, Braun J. Current evidence for the management of ankylosing spondylitis: a systematic literature review for the ASAS/EULAR management recommendations in ankylosing spondylitis. Ann Rheum Dis. 2006 Apr;65(4):423–32.
  • 4.        Dagfinrud H, Kvien TK, Hagen KB. Physiotherapy interventions for ankylosing spondylitis. Cochrane database Syst Rev. 2008 Jan;(1):CD002822.
  • 5.        Fernández-de-Las-Peñas C, Alonso-Blanco C, Morales-Cabezas M, Miangolarra-Page JC. Two exercise interventions for the management of patients with ankylosing spondylitis: a randomized controlled trial. Am J Phys Med Rehabil. 2005 Jun;84(6):407–19.
  • 6.        Silva EM, Andrade SC, Vilar MJ. Evaluation of the effects of Global Postural Reeducation in patients with ankylosing spondylitis. Rheumatol Int. 2012 Jul;32(7):2155–63.
mm

Belén Fernández

  • Directora del área de fisioterapia especializada y responsable de la unidad de mujer y pediatría
  • Fisioterapeuta diplomada por la Universidad Pontificia de Comillas
  • Postgrado en fisioterapia osteoarticular (escuela universitaria de la ONCE)
  • Especialista en inducción miofascial niveles I y II (Tupimek)
  • Especialista en RPG (universidad de saint mont)
  • Fisioterapia en uro-ginecología y obstetricia (universidad de Alcalá)
  • Master de fisioterapia en pelviperineología (universidad de Castilla la Mancha)
  • Especialista en Drenaje linfático manual (INK París)
  • Fisioterapia en bronquiolitis y asma del recién nacido (Louviers, Francia)
  • Amplia experiencia en pacientes de traumatología, uroginecología (suelo pélvico femenino, embarazo) y patología vascular (edemas linfáticos y venosos).

Este sitio web usa cookies. Más información. ACEPTAR
Shares
Leer más
FISIOTERAPIA: (JHS) SÍNDROME DE HIPERLAXITUD ARTICULAR EN BAILARINES

Cerrar