Como hemos descrito en blogs anteriores, durante los nueve meses de embarazo el cuerpo de la futura mamá experimenta una serie de cambios que serán necesarios para el crecimiento y desarrollo del nuevo ser así como para facilitar el parto. Durante este periodo la mamá deberá cuidarse y asistir a clases de preparación al parto que le ayudarán a conocer mejor su cuerpo y saber que tiene que hacer en cada fase para favorecer el encajamiento y descenso del bebé por el canal del parto. Pero todos estos cuidados de la madre no deben quedarse ahí; durante el postparto deberá seguir cuidándose y tener en cuenta una serie de pautas y recomendaciones de detallamos a continuación:

El parto puede ser de dos tipos: vía vaginal o por cesárea.

Cuando tenemos un parto vía vaginal, pueden realizarnos la denominada episiotomía (corte en la musculatura del suelo pélvico) que aumentará el daño sobre el suelo pélvico, o pueden evitar realizarla, generando un menor impacto sobre esta musculatura y favoreciendo así su recuperación precoz.

En un parto vaginal en el que se ha realizado una episiotomía, es frecuente encontrarse con el suelo pélvico edematizado y dolorido. Para calmar esta sensación y conseguir que disminuya la inflamación es aconsejable sentarse sobre un “cold pack” (siempre con la protección de nuestra braguita y/o compresa) durante 15 minutos y repetir este proceso cada 4-5 horas (para ello es aconsejable tener dos “cold pack”). Esto debe realizarse durante las primeras 2-3 semanas tras dar a luz.

También se debe tener especial cuidado con la cicatriz de la episiotomía,  evitando que se abra. Para ello se debe intentar no poner en estiramiento al periné, evitando posturas con separación de piernas o aquellas en dónde se mantenga una flexión de cadera de más de 90º. Estas medidas deberán ser estrictas los primeros días hasta la retirada de puntos.

Para ir al baño se debe de evitar realizar empujes bruscos que abomben el periné y  realizar las mismas maniobras defecatorias aprendidas durante la preparación al parto.

Pasados 2-3 días del parto se puede empezar a tocar la cicatriz de la episiotomía por fuera,  y una vez pasados 20 días ya se puede comenzar a introducir el dedo pulgar por la vagina y realizar presiones suaves.

Desde el primer momento tras dar a luz,se pueden empezar a trabajar los ejercicios de suelo pélvico y musculatura profunda del abdomen que le habrá indicado su fisioterapeuta, para conseguir reinstaurar el tono y la sensibilidad del suelo pélvico lo antes posible y mejorar la cicatrización y el edema. Se aconseja que una vez pasada la cuarentena acuda a su fisioterapeuta para que realice una valoración de su suelo pélvico, trate su cicatriz de la episiotomía y vaya pautando un plan de recuperación a base de ejercicios.

Si por el contrario su parto ha sido por cesárea los cuidados que ha de tener son distintos.

No debemos olvidar que, aunque el periné no ha sido sometido al estiramiento que produce el parto vaginal, durante los nueve meses de embarazo ha sufrido el peso del bebé, por lo que es imprescindible realizar en el postparto inmediato ejercicios para recuperar su tono y su fuerza, al igual que los ejercicios del plano profundo del abdomen, que se deberán enseñar durante la preparación al parto.

Los primeros días se debe empezar a trabajar ejercicios de ventilación dirigida. Es muy importante que desde el principio se empiece a tocar la cicatriz del abdomen, al principio solamente pasando la mano por encima y, transcurrida la primera semana se pueden empezar a hacer presiones suaves.

Una vez pasada esta primera semana, estará indicado ponerse unos minutitos boca abajo para así ir estirando la cicatriz, pero siempre debemos evitar el dolor. Una vez quitados los puntos se puede empezar a movilizar la cicatriz y someter la zona a un mayor estiramiento.

Al igual que con el parto vaginal, se debe evitar cargar peso durante el transcurso de la cuarentena y, una vez pasada la misma estará indicado acudir a su fisioterapeuta ginecológico para que valore el estado de su abdomen y suelo pélvico e indique el programa de ejercicios que más se adapte a sus necesidades.

 

En Premiummadrid tenemos a su alcance un grupo de fisioterapeutas expertas en uro-ginecología y obstetricia, a las que podrá acudir y consultar todas sus dudas.

mm

Belén Fernández

  • Directora del área de fisioterapia especializada y responsable de la unidad de mujer y pediatría
  • Fisioterapeuta diplomada por la Universidad Pontificia de Comillas
  • Postgrado en fisioterapia osteoarticular (escuela universitaria de la ONCE)
  • Especialista en inducción miofascial niveles I y II (Tupimek)
  • Especialista en RPG (universidad de saint mont)
  • Fisioterapia en uro-ginecología y obstetricia (universidad de Alcalá)
  • Master de fisioterapia en pelviperineología (universidad de Castilla la Mancha)
  • Especialista en Drenaje linfático manual (INK París)
  • Fisioterapia en bronquiolitis y asma del recién nacido (Louviers, Francia)
  • Amplia experiencia en pacientes de traumatología, uroginecología (suelo pélvico femenino, embarazo) y patología vascular (edemas linfáticos y venosos).

Este sitio web usa cookies. Más información. ACEPTAR
Shares
Leer más
Taller gratuito de alimentación y deporte

Cerrar