La episiotomía es una incisión realizada en la musculatura del suelo pélvico durante el parto para agrandar la abertura vaginal y permitir la salida de la cabeza del bebé. Antiguamente se realizaba de manera protocolizada en casi todos los partos creyendo que tenía más beneficios que los desgarros, sin embargo se ha comprobado que no es así. Es por eso que, actualmente, la Organización Mundial de la Salud(OMS) aconseja que el índice de episiotomías no supere el 20%, cosa que en países como Suiza se cumple ya que no llegan al 10% mientras que en España esta práctica roza el 80%. Actualmente se está luchando por hacer la episiotomía únicamente en casos muy indicados como es el sufrimiento fetal. Poco a poco los hospitales van optando por un uso restrictivo frente al uso protocolizado. Los motivos que llevan a esta decisión son principalmente:

  • Un desgarro natural siempre cicatriza mejor, más rápido y es menos doloroso que una episiotomía, ya que la lesión de un desgarro se produce siguiendo las líneas de tensión y es menos profunda que la incisión de la episiotomía. De todas formas la cuestión no es o se sufre un desgarro o te hacen una episiotomía, sino que hay que trabajar el suelo pélvico para que no se produzcan ninguna de estas dos cosas.
  • Con la episiotomía la hemorragia suele ser mayor, por lo que la mujer queda más débil.
  • La episiotomía produce un mayor riesgo de infecciones, de padecer a corto/medio plazo incontinencia urinaria y dolor perineal postparto.
  • Al realizar la episiotomía se corta el nervio hemorroidal inferior que proporciona la sensibilidad al cuarto inferior del periné. Éste en ocasiones se regenera mal y puede dar lugar a dispareunia (dolor en las relaciones sexuales) en el postparto.

Éstas son unas de las razones por las cuales debemos concienciarnos de la importancia que tiene tener un periné fuerte y elástico durante la gestación, por lo que encontramos de gran importancia realizar tanto ejercicios específicos para el suelo pélvico como masajes perineales. Además, el hecho de realizar ejercicios para el suelo pélvico en co-contraccion con la musculatura profunda del abdomen, te ayudará a reducir el riesgo de padecer las temidas “lumbalgias del embarazo” ayudándote a estar en la mejor forma posible tanto durante el embarazo como tras el parto, ya que de las condiciones en las que lleguemos al parto dependerá la recuperación.

En Premium Madrid tenemos diseñada un área acorde con las necesidades de la mujer, donde podrá contar con Pilates pre-post parto, natación para embarazadas y postparto, fisioterapia uro-ginecologica y obstétrica,  tratamiento de edemas/piernas hinchadas tan común durante el embarazo, así como clases grupales de control postural.

mm

Belén Fernández

  • Directora del área de fisioterapia especializada y responsable de la unidad de mujer y pediatría
  • Fisioterapeuta diplomada por la Universidad Pontificia de Comillas
  • Postgrado en fisioterapia osteoarticular (escuela universitaria de la ONCE)
  • Especialista en inducción miofascial niveles I y II (Tupimek)
  • Especialista en RPG (universidad de saint mont)
  • Fisioterapia en uro-ginecología y obstetricia (universidad de Alcalá)
  • Master de fisioterapia en pelviperineología (universidad de Castilla la Mancha)
  • Especialista en Drenaje linfático manual (INK París)
  • Fisioterapia en bronquiolitis y asma del recién nacido (Louviers, Francia)
  • Amplia experiencia en pacientes de traumatología, uroginecología (suelo pélvico femenino, embarazo) y patología vascular (edemas linfáticos y venosos).

Este sitio web usa cookies. Más información. ACEPTAR
Shares
Leer más
FISIOTERAPIA DEPORTIVA: A.D VILLAROSA Temp.11/12

Cerrar