El hueso es un tejido vivo que es constantemente reemplazado por hueso nuevo. La osteoporosis se presenta cuando el organismo no es capaz de producir suficiente hueso nuevo. Se traduce como disminución de la densidad ósea del esqueleto, conocida como osteopenia, es decir, pobreza ósea.

La osteoporosis es la enfermedad metabólica más frecuente y se caracteriza por un descenso de la masa ósea, sin implicar ninguna alteración a nivel histológico ni bioquímico del tejido óseo. Por tanto para hablar de osteoporosis deben concurrir, además de una osteopenia radiológica, las características clínicas e histológicas de esta afectación.

Existen 4 tipos de osteoporosis:

  • Osteoporosis involutiva: se incluyen las personas que sufren esta alteración ósea antes de los 65 años. Se cree que ocurre porque disminuye la acción de los osteoblastos alterándose la remodelación ósea y disminuyendo la cortical del hueso. Aparte de la edad, cabe destacar la disminución de la actividad, déficit de estrógenos, la disminución de la ingesta de calcio y vitamina D.
  • Osteoporosis secundaria: estas son secundarias a endocrinopatías, ingesta de algunos fármacos y drogas o incluso la inmovilización.
  • Osteoporosis idiopática del adulto joven: de origen genético, aparece entre los 30-50 años y es más frecuente en hombres. Se produce un aumento de la actividad de resorción y una disminución de formación ósea.
  • Osteogénesis imperfecta (enfermedad de los huesos de cristal): conocida como la enfermedad de Lobstein en su forma tardía, cursa con osteoporosis dando lugar a fracturas, sordera…

Los principales factores de riesgo son:

  • Edad avanzada (a partir de los 30 años)
  • Origen étnico asiático o blanco no hispano
  • Antecedentes familiares de osteoporosis
  • Fractura anterior debido a una lesión de bajo nivel, particularmente después de los 50 años
  • Estilo de vida sedentario (inactividad) o inmovilidad

La clínica que presentan los pacientes son dolores raquídeos, dorsalgias o lumbalgias agudas. El dolor es localizado, intenso, persistente.

La asociación con aplastamientos vertebrales es causa de la aparición de una deformidad en la columna dorsal. También favorece la aparición de fracturas, sobre todo de cadera.

Radiológicamente se puede apreciar una disminución de la densidad ósea, acuñamientos, cifosis secundaria, etc.

Puede saber si tiene osteoporosis al realizarse un estudio simple que mide la densidad mineral ósea, a veces denominado DMO (mide  la cantidad de hueso que tiene en un área determinada, valorando diferentes partes del cuerpo).

Los episodios de dolor agudo desde el área de fisioterapia se tratan con masoterapia de la musculatura implicada, magnetoterapia (para activar los osteoblastos), ejercicio, movilizaciones pasivas, corrientes analgésicas tipo TENS, diversas técnicas para disminuir el edema, aumentar la movilidad, mantener la funcionalidad y sobre todo mantener o aumentar la independencia del paciente. Durante la fase en la que se están reorganizando las trabéculas óseas (fase de dolor) pueden optar por la ingesta de analgésicos.

 

Como prevención de la osteoporosis, el paciente debe estar en un programa de rehabilitación, eliminar todos los agentes nocivos para su salud, realizar actividad física como piscina, Pilates, dar un paseo, etc. También pueden administrarse fármacos como calcio, calcitonina, estrógenos…

Es recomendable mejorar el equilibrio y fortalecer la musculatura. Otra alternativa es hacer Pilates como hemos dicho antes. Küçükçakır N1Altan LKorkmaz N en su articulo comparan el beneficio de Pilates dos veces a la semana durante un año y un programa de ejercicios en casa. Al final del estudio, todas las pacientes con osteoporosis se sentían mucho mejor que las que habían realizado los ejercicios en casa, por lo tanto es un tratamiento seguro y efectivo además de mejorar la calidad de vida de los pacientes siempre que sea supervisado (5).

Para terminar le brindamos algunos consejos para disminuir sus probabilidades de caídas:

  • Utilice un andador. Si se siente inestable, utilice un bastón o andador.
  • Retire los peligros del hogar. Retire las alfombras pequeñas, asegúrese de  los cables o alambres no quedan sueltos. Instale barras de sostén en el baño y alfombras antideslizantes cerca del lavabo y la bañera.
  • Solicite ayuda para cargar o levantar cosas pesadas. Si no tiene cuidado, podría caerse, o incluso sufrir una fractura de columna sin caerse.
  • Use zapatos resistentes. Sobre todo en invierno o cuando llueve.

 

En Premiummadrid conocemos el modo de afrontar el tratamiento con pacientes  que padezcan osteoporosis y ayudarlos a conservar, mejorar y recuperar la condición psicomotriz. Entre las actividades que pueden ayudar a reforzar el tratamiento manual disponemos de control posturalacondicionamiento físico y natación terapéutica

 

Bibliografía:

  • J.L.Balibrea Cantero. Traumatología.1º edición. Madrid: marban; 2009.
  • Medline plus: http://www.nlm.nih.gov/medlineplus/spanish/ency/article/000360.htm
  • GRAY, M.; DI BREZZO, R.; FORT, I. L. The effects of power and strength training on bone mineral density in premenopausal women. The Journal of sports medicine and physical fitness, 2013, vol. 53, no 4, p. 428-436.
  • BURKE, Thomaz Nogueira, et al. Postural control in elderly women with osteoporosis: comparison of balance, strengthening and stretching exercises. A randomized controlled trial. Clinical rehabilitation, 2012, vol. 26, no 11, p. 1021-1031.
  • KÜÇÜKÇAKIR, Nurten; ALTAN, Lale; KORKMAZ, Nimet. Effects of Pilates exercises on pain, functional status and quality of life in women with postmenopausal osteoporosis. Journal of bodywork and movement therapies, 2013, vol. 17, no 2, p. 204-211.
  • BURR, Jamie, et al. Arthritis, osteoporosis, and low back pain Evidence-based clinical risk assessment for physical activity and exercise clearance. Canadian Family Physician, 2012, vol. 58, no 1, p. 59-62.
Este sitio web usa cookies. Más información. ACEPTAR
Shares
Leer más
Biofeedback y suelo pélvico
Biofeedback en el suelo pélvico

Cerrar