Información importante sobre Covid-19. Saber más

¿Estás embarazada? Practica pilates

El método Pilates es una de las técnicas más recomendables y que cuenta con mayor número de beneficios  para la mujer embarazada. Es un método seguro, tanto para la madre como para su bebé, ya que, gracias a su  nulo impacto y moderada intensidad permite trabajar la musculatura sin sobrecargarla.

Además, practicar Pilates durante el embarazo puede ser una preparación muy útil para el parto, aprendiendo diferentes técnicas respiratorias y de relajación de cara a afrontar este momento tan crucial en la vida de la mujer.

¿Qué beneficios puede aportarme?

Se trata de un programa de ejercicios diseñados para fortalecer y tonificar la musculatura a la vez que ejercemos un suave estiramiento, permitiendo un buen acondicionamiento cardiovascular, aumento de la flexibilidad, corrección de la postura y mejora de la coordinación, respiración y concentración.

La práctica regular del método Pilates, en el caso de las embarazadas, es recomendada a partir del tercer mes de gestación y siempre con el previo consentimiento del ginecólogo. Supervisada por un fisioterapeuta especializado, reúne todas las cualidades y requisitos para ser considerada eficiente y segura en el desarrollo de un embarazo saludable.

Entre los beneficios más destacados cabe señalar:

  • Fortalecimiento de la musculatura general ayudando a la estabilidad articular, que se ve disminuida debida al aumento de la laxitud ligamentosa en este período. Con ello se favorece además el mantenimiento de posturas adecuadas por parte de la embarazada.
  • Fortalece la pared abdominal, que es fundamental para:
    1. La fuerza expulsiva en el trabajo del día del parto, con lo que los pujos serán más efectivos, favoreciendo la probabilidad de un parto natural y de menor duración. Consecuentemente, ayudamos a reducir la posibilidad de que sea necesaria una cesárea.
    2. Disminuir el dolor de espalda, ayudando a disminuir la hiperlordosis lumbar (aumento de la curva lumbar debido al aumento de tamaño y peso del abdomen).
    3. Prevenir la diástasis de los rectos abdominales
  • Mejora del equilibrio ya que se fortalece la musculatura central del cuerpo, ayudando a mantener una mayor y mejor estabilidad mientras caminamos, a medida que el cuerpo va cambiando.
  • Mejora la mecánica respiratoria y, por tanto, la oxigenación de los tejidos y del bebé.
  • Consecuencia del trabajo específico en la musculatura de las extremidades inferiores; se produce una mejora del sistema circulatorio, con lo que se previenen edemas (hinchazón por retención de líquidos) y mejora el retorno venoso, evitando el riesgo de desarrollar varices.
  • Fortalecimiento de la musculatura de suelo pélvico, con ejercicios específicos que ayudan a crear una base más firme para vejiga y útero a medida que el bebé crece. Con ello se favorece un adecuado mantenimiento de control de esfínteres que previene la incontinencia urinaria.
  • Mejora la resistencia en el parto. Como cualquier otra actividad física, al mejorar la capacidad cardiovascular, las madres desarrollan una mayor resistencia.
  • Favorece el correcto posicionamiento del bebé. De forma natural, se abre más espacio al bebé y se mejora la condición de adaptación de ambos: niño y madre.
  • Control del aumento de peso de la futura madre, de cara al día del parto.
  • La práctica de Pilates mejora los niveles de energía de la mujer. Además, es beneficiosa para el sueño de la embarazada, favoreciendo un descanso más reparador.
  • Además, la práctica de Pilates durante el embarazo tiene efectos beneficiosos en el parto. La mujer se enfrenta al trabajo de parto con sus músculos tonificados y flexibles. Además, ha aprendido a relajarse a través del control de la respiración, lo cual le ayuda a disminuir la tensión que el propio parto pueda generarle.

El trabajo de Pilates es una forma de conseguir que la mujer se adapte a los cambios corporales que está sufriendo, con el objetivo de dinamizar su pelvis y permitir mayor movimiento, tanto en anteversión como en retroversión; movimientos claves en el proceso de dar a luz.

Tanto es así que, en muchos hospitales, en el momento del parto se ofrece un ‘fitball’ a las mujeres en la sala de dilatación y muchas pacientes se encuentran ante el desconocimiento de no saber utilizarlo y no le sacan todo el beneficio que les aporta en dicha situación. Sobre todo orientado al manejo del dolor y a favorecer la dilatación.

Además, el hecho de acudir a clases de Pilates prenatal permite a la mujer embarazada dedicar un tiempo para sí misma. Este tiempo sirve para desconectar, relajarse y pasarlo bien, al tiempo que se hace ejercicio. Del mismo modo, en la clase de Pilates se crea un espacio en el que las embarazadas pueden compartir experiencias, ilusiones, dudas y temores asociados a su estado de gestación.

¿Existen contraindicaciones?

La práctica constante de Pilates en los últimos seis meses del embarazo, en términos generales, aportará más ánimo y energía en este período, menor probabilidad de hipertensión, edemas, varices, lumbagos y favorecerá un parto con menor riesgo de complicaciones y un postparto más breve.

Pese a ello, en todos los casos hemos de contar con la autorización específica del ginecólogo, ya que existen algunas contraindicaciones absolutas:

  • Riesgo de parto prematuro
  • Hipertensión inducida por el embarazo o mal controlada
  • Sangrado
  • Incompetencia del cuello uterino o abortos repetidos
  • Placenta previa
  • Retraso de crecimiento intrauterino
  • Enfermedad cardíaca materna
  • Enfermedad pulmonar restrictiva

No obstante, en todos los casos, aún en ausencia de contraindicaciones, recomendamos la práctica de Pilates durante el embarazo bajo la supervisión de un fisioterapeuta especializado y competente, ya que la asistencia inadecuada por falta de experiencia o desconocimiento de la fisiología y cambios asociados al embarazo normal y patológico, puede implicar serios riesgos para la salud materna y fetal.

¿Qué te aporta Pilates Máquinas?

Realizar la práctica de Pilates máquinas supone contar con una resistencia que nos ayuda a realizar los ejercicios. Existen en el mercado distintos tipos de máquinas, con distintos objetivos: fortalecimiento, resistencia, trabajo de músculos localizados, etc. En nuestro centro disponemos de Reformer, Cadillac y Silla.

Durante el segundo y tercer trimestre, debido a los cambios hormonales y el aumento de peso, se deben evitar ejercicios en el reformer que impliquen el tumbarse boca abajo o estar recostada sobre la espalda, ya que el mantenimiento prolongado de la postura boca arriba tiende a comprimir el diafragma y dificultar la respiración.

En su lugar, se trabaja la fuerza de pie, de rodillas y con ejercicios sentada, con lo que conseguimos reforzar la musculatura sin poner en peligro la salud de la futura mamá, y utilizando diferentes elementos como cajones, aros, rulos, etc.

Las mujeres embarazadas que trabajan en máquinas pueden aumentar su fuerza mientras mantienen una correcta alineación corporal y tomando conciencia de la misma, atendiendo a los cambios diarios que su cuerpo experimenta y que van a afectar tanto al centro de gravedad como al equilibrio.

pilates maquinas para embarazadas

 

En Premiummadrid contamos con grupos reducidos a un máximo de 3 personas por clase, para que nuestros fisioterapeutas expertos en Pilates puedan dedicarle la máxima atención a cada una de las gestantes. Además contamos con un Área de la mujer dedicada plenamente a ti.

Además, en el centro, ofertamos otras actividades específicas para embarazadas (natación, entrenamientos personales) y para el post-parto (gimnasia abdominal hipopresiva, Pilates postparto, control postural en el suelo pélvico, entrenamientos personales). Si desea más información no dude en consultarnos.

 

Bibliografía

  1. Adamany K, Loigerot D. Pilates: una guía para la mejora del rendimiento. Ed Paidotribo, 2006
  2. American College of Obstetricians and Gynecologists. Exercise during pregnancy and the postpartum period. Clin Obstet Gynecol, 46 (2003), pp. 496-499
  3. Bosco J. Pilates Terapeútico. Madrid : Ed. Médica Panamericana 2012
  4. Dillard DM, MS. Perinatal Pilates. International Journal of Childbirth Education Jan 2013; 28 (1) : 20-5
  5. Fernández J, Lambruscini R, Fernández M. Manual de Pilates aplicado al embarazo. Ed. Médica Panamericana.

 

Fuente foto : www.sectorfitness.com

mm

Cristina Ferreiro

  • Diplomada en Fisioterapia. Universidad Rey Juan Carlos, Madrid.
  • Nivel 1 Hipopresivos. Low Pressure Fitness Spain.
  • Fisioterapia craneosacra nivel 1 y 2. Escuela Ángel Villa Madrid.
  • Fisioterapia en uroginecología y obstetricia. Disfunciones pelviperineales. Formación Internacional de Postgrado en Fisioterapia ; DRC Madrid.
  • Especialista nivel 1 Indiba Activ.
  • Máster de postgrado en método Pilates (máquinas y suelo). Universidad de Córdoba.
  • Postgrado en técnicas manuales de fisioterapia. Fisioformación
  • Curso de Síndrome Miofascial. Tratamiento conservador e invasivo de los puntos gatillo. Fundación Omphis.
  • Curso de Tratamiento de linfedema en miembros superiores e inferiores (D.L.M). Hospital Militar Gómez Ulla.

Shares