¿Qué es una mastectomía?

La fisioterapia resulta de gran ayuda en el proceso de recuperación tras una mastectomía o cirugía por cáncer de mama, que es una intervención quirúrgica compleja en la que se extraen una o las dos  mamas. Se realiza para tratar o para prevenir el cáncer de mama. La cirugía preventiva se practica solamente en pacientes de alto riesgo. Existen cuatro tipos principales:

  • Mastectomía radical modificada: extirpación del seno, la mayoría de los ganglios linfáticos axilares y, con frecuencia, la membrana que recubre los músculos del pecho. Es la mejor opción para el cáncer invasivo de mama.
  • Mastectomía subcutánea: extirpación del tejido mamario y del tumor pero el pezón y la areola se mantienen intactos.
  • Mastectomía total o parcial: extirpación completa del tejido mamario incluyendo pezón, areola y piel. No se extirpan los músculos y ganglios linfáticos de la mama.
  • Lumpectomía: Extirpación del tumor y algo del tejido sano alrededor de éste. Es el que suelen preferir las mujeres por ser no deformante.

El tipo de cirugía que se decida dependerá del estado del cáncer, el tamaño del tumor, el tamaño del seno y la afectación de ganglios linfáticos. Muchas mujeres se someten a la cirugía para reconstruir la mama después de una mastectomía. A veces en pacientes de alto riesgo, se hace una mastectomía preventiva.

¿Cuáles son los efectos secundarios de la mastectomía?

Las consecuencias de la cirugía pueden incluir:

  • Dolor o sensibilidad, hinchazón en la zona de la cirugía
  • Acumulación de sangre en la herida (hematoma)
  • Acumulación de líquido transparente en la herida (seroma)
  • Alteraciones del aparato locomotor como  la disminución movilidad del brazo o del hombro (“hombro congelado”). En el 72% de los casos donde se realizan vaciamientos axilares aparecen capsulitis adhesivas del hombro.
  • Contracturas musculares y atrofia del pectoral mayor, por lesión del nervio torácico anterior.
  • Dolor de origen nervioso (neuropático) en la pared torácica, la axila y/o el brazo que no desaparece con el pasar del tiempo (se conoce como síndrome de dolor post-mastectomía o PMPS, por sus siglas en inglés).
  • Plexopatía braquial que provoca alteraciones motoras y sensitivas, responsables de limitaciones en tareas que requieran fuerza de miembros superiores. Estas limitaciones pueden afectar también a las tareas de precisión con la mano afectada o que requieran un alto grado de sensibilidad fina, y de posturas estáticas mantenidas del brazo.
  • Adherencias y/o fibrosis en la cicatriz
  • Linfedema, siendo la complicación más frecuente tras mastectomía, consistente en la hinchazón de tejidos blandos como resultado de la acumulación de líquido intersticial rico en proteínas, causado por un fallo en la circulación linfática.

 

¿Cuándo empezamos a tratar?

El abordaje fisioterapéutico es muy importante, y debe ser precoz, iniciándose, si es posible, al día siguiente de la intervención. La mastectomía, la cirugía axilar y la reconstrucción de mama pueden crear complicaciones adicionales tales como adherencias y pérdidas de movilidad en la articulación del hombro.  Es vital que la recuperación sea llevada a cabo por un fisioterapeuta especializado para lograr una recuperación lo más exitosa posible.

Este tratamiento consta de varias fases y se realiza siempre en estrecha colaboración con el equipo médico adaptándolo en cada momento a las necesidades personales y terapéuticas de la paciente (quimioterapia, radioterapia).

¿En qué consiste el tratamiento?

Dependiendo del tipo de cirugía realizada realizamos diferentes tratamientos de fisioterapia.

  • Tras la mastectomía o cirugía axilar

Si se ha realizado una mastectomía (extirpación de la glándula mamaria) el drenaje linfático manual (DLM) es la técnica principal en el tratamiento de recuperación. El DLM acelera los tiempos de recuperación y ayuda a eliminar las molestias o el dolor postoperatorio.  Es una técnica  muy agradable de recibir,  incluso en tejidos recién operados.

Además de la mastectomía  es  probable que la paciente se haya sometido también a cirugía axilar (biopsia del ganglio centinela o extirpación de los ganglios axilares). La cirugía axilar puede causar: limitaciones temporales de movilidad en la articulación del hombro, dificultad para levantar los brazos, cambios de sensibilidad en el brazo y adherencias y fibrosis en la zona axilar.

Las cicatrices axilares suelen presentar adherencias que se pueden tratar con masaje y ultrasonidos, de esta forma mejoraremos también la movilidad del hombro. Se trata también con movilizaciones para ganar elasticidad y es recomendable la práctica de estiramientos y la hidratación continua de la región con el objetivo de mejorar la circulación en esa zona.

  • Durante la reconstrucción de mama

La mayoría de las pacientes se reconstruyen el pecho con expansores mamarios. El proceso de expansión de la mama dura varios meses durante los cuales es recomendable un tratamiento fisioterapéutico, cuyo objetivo sea mejorar la calidad de la piel y tejidos para facilitar la expansión. Este tratamiento se realiza mediante un masaje especial sobre la piel y el músculo que recubre el expansor. Realizaremos también técnicas de inducción miofascial, que es una de las terapias más efectivas para conseguir la flexibilización del tejido y liberación de posibles adherencias. Se enseña a la paciente  una serie de ejercicios y movimientos que alivian la tensión y posibles retracciones secundarias a la cirugía y expansiones.

Además si es necesario, enseñamos a la paciente a realizar una serie de ejercicios  respiratorios específicos, con los que se facilita la adaptación al  expansor o implante definitivo  y favorece la relajación.

Cuando ha existido cirugía con tejido autólogo (tejido de otra zona del cuerpo de la misma paciente),  el tratamiento de recuperación incluye además de la mama reconstruida (zona receptora), el lugar de donde se ha extraído el colgajo (zona donante).

En Premiummadrid contamos con una piscina terapéutica donde podrá realizar los ejercicios recomendados por su fisioterapeuta, siempre supervisados por uno de nuestros profesionales. Además, contamos con fisioterapeutas expertos en drenaje linfático manual, técnica principal e imprescindible en el tratamiento del linfedema y especialistas en terapia activa y rehabilitación, y miofascial.

 

BIBLIOGRAFÍA

  1. M. San Román

El papel de la mastectomía en el cáncer de mama.

Cáncer de mama. Avances en diagnóstico y tratamiento.

  1. Gyllenköld

Cirugía de la mama. Diagnóstico y tratamiento de las enfermedades de la mama.

Psicología de la amputación de la mama

  1. T. Bland, L.S. Heuser, J.S. Spratt, H.C. Polk

La paciente postmastectomía: cuidados de la herida, complicaciones y seguimiento.

Cirugía de la mama. Diagnóstico y tratamiento de las enfermedades de la mama.

  1. F Scanlon, J.L. Feldman

Rehabilitation of the breast cancer patient

Seminars in Surgical Oncology, 4 (1988), pp. 268-273

  1. Revista digital Elsevier https://www.elsevier.es/revistas
  2. LeVu B,Dumortier A,Guillaume MV,Mouriesse H,Barreau-Pouhaer L.

Efficacy of massage and mobilization of the upper limb after surgical treatment of breast cancer.

Bull Cancer, 84 (1997), pp. 957-61

mm

Cristina Ferreiro

  • Diplomada en Fisioterapia. Universidad Rey Juan Carlos, Madrid.
  • Nivel 1 Hipopresivos. Low Pressure Fitness Spain.
  • Fisioterapia craneosacra nivel 1 y 2. Escuela Ángel Villa Madrid.
  • Fisioterapia en uroginecología y obstetricia. Disfunciones pelviperineales. Formación Internacional de Postgrado en Fisioterapia ; DRC Madrid.
  • Especialista nivel 1 Indiba Activ.
  • Máster de postgrado en método Pilates (máquinas y suelo). Universidad de Córdoba.
  • Postgrado en técnicas manuales de fisioterapia. Fisioformación
  • Curso de Síndrome Miofascial. Tratamiento conservador e invasivo de los puntos gatillo. Fundación Omphis.
  • Curso de Tratamiento de linfedema en miembros superiores e inferiores (D.L.M). Hospital Militar Gómez Ulla.

Este sitio web usa cookies. Más información. ACEPTAR
Shares
Leer más
TRANSTORNO CONGÉNITO: PIE ZAMBO Y FISIOTERAPIA

Cerrar