Información importante sobre Covid-19. Saber más

¿Qué es el dolor de espalda? Tipos de dolor de espalda

El dolor de espalda (1,2) es una de las patologías músculo-esqueléticas más frecuentes. Constituye, por orden de frecuencia, el primer problema de salud crónico en España, muy por delante de patologías como la hipertensión arterial, la artrosis, la artritis o el reumatismo.

El dolor de espalda puede asociarse a diversas causas (3), desde la edad y la dieta (4) hasta a aspectos relacionados con el estilo de vida del paciente, como por ejemplo el sedentarismo (5). Actualmente afecta en torno al 60-80% de la población (6) (7–9) , con las consiguientes secuelas físicas, sociales, laborales y psicólogico- emocionales que conlleva (10–12). Es por ello, que este tipo de dolor supone uno de los principales motivos de consulta en nuestros centros de Premium Madrid.

¿Dónde se localiza?

El dolor de espalda es una afección de etiopatogenia compleja, en la que desempeñan un factor importante los factores sociales y emocionales (13).

Se define como dolor de espalda al dolor de la parte posterior del tronco, desde el occipucio al sacro. También incluye los procesos dolorosos localizados en zonas cuya inervación corresponde a las raíces o nervios raquídeos (lumbociatalgia, cervicobraquialgia). De todos los dolores de espalda, el más frecuente es el dolor en zona lumbar (70%) (14).

El dolor de espalda es el segundo motivo de consulta médica (tras el resfriado), y una de las causas más frecuentes de absentismo laboral (15). No obstante, las bases anatómicas para el dolor, especialmente los nervios que sienten y transportan el dolor, se describen vagamente.

 

¿Cuál es la diferencia entre dolor agudo y dolor crónico?

La diferencia entre dolor agudo y dolor crónico se determina en función de la duración del mismo, y se puede clasificar en (7):

  • Agudo: cuando dura menos de 6 semanas.
  • Subagudo: cuando dura entre 6 semanas y 3 meses.
  • Crónico: aquél que se prolonga más de 3 meses (16).
  • Recurrente: si se producen episodios agudos sucesivos separados por periodos libres de síntomas de 3 meses de duración.

 

Tipos de dolor en función de la causa

Atendiendo a la causa, el dolor se puede clasificar en :

  • Dolor tipo mecánico: siendo el más habitual constituyendo el 90% de los casos de dolor de espalda. Se agudiza con el movimiento y cede o remite con el reposo, su origen suele ser inespecífico (17,18).
  • Dolor tipo inflamatorio: no cede con el reposo y en algunos casos reaparece o empeora con el descanso nocturno, suele mejorar con la actividad. Es característico de enfermedades reumáticas como la artritis (19).
  • Dolor tipo neuropático: causado por la irritación o compresión del nervio, recorre el dermatoma (zona inervada por el nervio), suele ser nocturno y descrito como quemante, es típico de las ciatalgias, y de neuropatías diabéticas. (20).

 

Atendiendo a la región del cuerpo

– Cervical: se denomina cervicalgia al dolor localizado en la columna cervical, desde la línea nucal superior (zona occipital) hasta la primera vértebra dorsal suele acompañarse de disfunción y puede extenderse hacia los hombros, brazos y cabeza.

 El motivo más frecuente de dolor en esta zona suele ser la tortícolis, que está causado por aumento de tono de la musculatura paravertebral, trapecio o esternocleidomastoideo, pudiendo ser secundario a movimientos bruscos, repetitivos o forzados  (21)

Los continuos movimientos cervicales a lo largo del día o el mantenimiento de posiciones forzadas o poco fisiológicas durante un tiempo prolongado, así como situaciones de estrés pueden favorecer un aumento del tono muscular en la región cervical.

El dolor cervical mecánico puede ir asociado a episodios de cefalea tensional, que suelen remitir con la desaparición de la cervicalgia.

-Dorsal: el dolor dorsal de origen mecánico suele ser secundario a sobreesfuerzos o una deficiente higiene postural. Puede aparecer como un dolor moderado que se exacerba con los movimientos provocando limitación funcional.

El dolor agudo suele indicar afectación del nervio intercostal, por lo que el dolor aumenta con la simple inspiración, generando mayor limitación funcional.

Lumbar: es la zona más frecuente de dolor de espalda. La mayoría de los dolores lumbares se producen tras una lesión o trauma en la espalda, pero el dolor también puede estar causado por enfermedades degenerativas (asociadas a la edad) como artritisosteoporosis u otras enfermedades óseas, infecciones virales, irritación de las articulaciones y los discos, o anormalidades congénitas en la columna. La obesidad (22), fumar, el aumento de peso durante el embarazo (23), el estrés (24), el mal estado físico, la postura inadecuada para la actividad que se realiza, y la mala posición al dormir también pueden contribuir al dolor lumbar. Además, el tejido cicatricial creado cuando la espalda lesionada se cura no tiene la fuerza o la flexibilidad del tejido normal. La acumulación de tejido cicatricial por lesiones repetidas finalmente debilita la espalda y puede llevar a una lesión más seria.

 

En Premium Madrid contamos con un equipo multidisciplinar en constante formación, para tratar y ayudar a prevenir su dolor de espalda. Contamos con varias actividades (pilatescontrol postural, entrenamientos personales) que ayudarán a mejorar su estado muscular así como su calidad de vida.

Bibliografia:

Manchikanti L, Singh V, Datta S, Cohen SP, Hirsch JA. Comprehensive Review of Epidemiology, Scope, and Impact of Spinal Pain Evidence-Based Medicine. Pain Physician. 2009; 

  1. Hartvigsen J, Hancock MJ, Kongsted A, Louw Q, Ferreira ML, Genevay S, et al. What low back pain is and why we need to pay attention. The Lancet. 2018. 
  2. Schaafsma FG, Anema JR, Van Der Beek AJ. Back pain: Prevention and management in the workplace. Best Practice and Research: Clinical Rheumatology. 2015. 
  3. Shiri R, Karppinen J, Leino-Arjas P, Solovieva S, Viikari-Juntura E. The association between obesity and low back pain: A meta-analysis. Am J Epidemiol. 2010; 
  4. Bontrup C, Taylor WR, Fliesser M, Visscher R, Green T, Wippert PM, et al. Low back pain and its relationship with sitting behaviour among sedentary office workers. Appl Ergon. 2019; 
  5. Balagué F, Mannion AF, Pellisé F, Cedraschi C. Non-specific low back pain. The Lancet. 2012. 
  6. Patrick N, Emanski E, Knaub MA. Acute and chronic low back pain. Medical Clinics of North America. 2014. 
  7. Fernández-De-Las-Peñas C, Hernández-Barrera V, Alonso-Blanco C, Palacios-Ceña D, Carrasco-Garrido P, Jiménez-Sánchez S, et al. Prevalence of neck and low back pain in community-dwelling adults in spain: A population-based national study. Spine (Phila Pa 1976). 2011; 
  8. Strine TW, Hootman JM. US national prevalence and correlates of low back and neck pain among adults. Arthritis Care Res. 2007; 
  9. Hashmi JA, Baliki MN, Huang L, Baria AT, Torbey S, Hermann KM, et al. Shape shifting pain: Chronification of back pain shifts brain representation from nociceptive to emotional circuits. Brain. 2013; 
  10. Makris UE, Higashi RT, Marks EG, Fraenkel L, Gill TM, Friedly JL, et al. Physical, Emotional, and Social Impacts of Restricting Back Pain in Older Adults: A Qualitative Study. Pain Med. 2017; 
  11. Oliveira DS, Mendonça LVF, Sampaio RSM, Dias De Castro-Lopes JMP, De Azevedo LFR. The impact of anxiety and depression on the outcomes of chronic low back pain multidisciplinary pain management-a multicenter prospective cohort study in pain clinics with one-year follow-up. Pain Med (United States). 2019; 
  12. Hill JC, Fritz JM. Psychosocial influences on low back pain, disability, and response to treatment. Phys Ther. 2011; 
  13. Urits I, Burshtein A, Sharma M, Testa L, Gold PA, Orhurhu V, et al. Low Back Pain, a Comprehensive Review: Pathophysiology, Diagnosis, and Treatment. Current Pain and Headache Reports. 2019. 
  14. Tsuboi Y, Murata S, Naruse F, Ono R. Association between pain-related fear and presenteeism among eldercare workers with low back pain. Eur J Pain (United Kingdom). 2019; 
  15. Treede RD, Rief W, Barke A, Aziz Q, Bennett MI, Benoliel R, et al. Chronic pain as a symptom or a disease: The IASP Classification of Chronic Pain for the International Classification of Diseases (ICD-11). Pain. 2019. 
  16. Borenstein D. Mechanical low back pain – A rheumatologist’s view. Nature Reviews Rheumatology. 2013. 
  17. Chien JJ, Bajwa ZH. What is mechanical back pain and how best to treat it? Current pain and headache reports. 2008. 
  18. Sieper J, Van Der Heijde D, Landewé R, Brandt J, Burgos-Vagas R, Collantes-Estevez E, et al. New criteria for inflammatory back pain in patients with chronic back pain: A real patient exercise by experts from the Assessment of SpondyloArthritis international Society (ASAS). Ann Rheum Dis. 2009; 
  19. Sivas F, Uzun Ö, Baş Kan B, Bodur H. The neuropathic pain component among patients with chronic low back-radicular pain. J Back Musculoskelet Rehabil. 2018; 
  20. Cohen SP, Hooten WM. Advances in the diagnosis and management of neck pain. BMJ (Online). 2017. 
  21. Fernandes IM da C, Pinto RZ, Ferreira P, Lira FS. Low back pain, obesity, and inflammatory markers: Exercise as potential treatment. Journal of Exercise Rehabilitation. 2018. 
  22. Casagrande D, Gugala Z, Clark SM, Lindsey RW. Low Back Pain and Pelvic Girdle Pain in Pregnancy. Journal of the American Academy of Orthopaedic Surgeons. 2015. 
  23. Cherkin DC, Sherman KJ, Balderson BH, Cook AJ, Anderson ML, Hawkes RJ, et al. Effect of mindfulness-based stress reduction vs cognitive behavioral therapy or usual care on back pain and functional limitations in adults with chronic low back pain: A randomized clinical trial. JAMA – J Am Med Assoc. 2016; 
Primera publicación Septiembre 2014 – Actualizado Enero 2021.

 

mm

Cristina Ferreiro

  • Diplomada en Fisioterapia. Universidad Rey Juan Carlos, Madrid.
  • Nivel 1 Hipopresivos. Low Pressure Fitness Spain.
  • Fisioterapia craneosacra nivel 1 y 2. Escuela Ángel Villa Madrid.
  • Fisioterapia en uroginecología y obstetricia. Disfunciones pelviperineales. Formación Internacional de Postgrado en Fisioterapia ; DRC Madrid.
  • Especialista nivel 1 Indiba Activ.
  • Máster de postgrado en método Pilates (máquinas y suelo). Universidad de Córdoba.
  • Postgrado en técnicas manuales de fisioterapia. Fisioformación
  • Curso de Síndrome Miofascial. Tratamiento conservador e invasivo de los puntos gatillo. Fundación Omphis.
  • Curso de Tratamiento de linfedema en miembros superiores e inferiores (D.L.M). Hospital Militar Gómez Ulla.

Shares