El ser humano es un todo indivisible, y así debemos observarlo a la hora de tratarlo. El cuerpo es un conjunto integrado e íntimamente interrelacionado, en donde el funcionamiento de sus partes asemeja de algún modo a un mecanismo de relojería. Si uno de sus componentes deja de funcionar o funciona disarmónicamente afecta al conjunto, y al correcto funcionamiento del todo. Todos nuestros gestos resultan de una función global y ocasionan la participación de la totalidad de nuestro cuerpo. Nuestra estática es una función global, cada segmento es responsable del equilibrio bueno o malo de su segmento suprayacente y de su segmento subyacente.

Muchas patologías posturales provocan posiciones anómalasa nivel cefálico, con la concomitante repercusión a nivel de la ATM y de las estructuras músculo-aponeuróticas de dicha zona.

Se habla comúnmente de la relación cráneo-mandibular, sistema hioideo, la columna cervical y la cintura escapular. EL ESQUEMA DE BRODIE, conocido por los que se dedican a la odontoestomatología. Este esquema considera al cráneo, la mandíbula, hueso hioides, columna vertebral cervical y cintura escapular, unidos todos estos elementos por las correspondientes cadenas musculares. Estos elementos modifican constantemente su posición de acuerdo a las diversas direcciones que adopta el polo cefálico, y a su vez éste se encuentra en relación indirecta con la cintura escapular y a un nivel más distal con la cintura pelviana.

Las cadenas miofasciales juegan un papel preponderante. Este esquema muestra la gran importancia que reviste la estabilidad de la posición erecta (ortostática) del cráneo, pues existe un delicado equilibrio de éste sobre la columna cervical que debe ser mantenido para un funcionamiento normal. La cabeza mantiene su posición ortostática por un complejo mecanismo muscular, la cadena muscular posterior.

También es necesario un correcto balance y organización del tono muscular y de las cadenas miofasciales para que las funciones orofaciales puedan desarrollarse correctamente.
La observación clínica nos muestra que patologías o vicios posturales de la cintura pelviana inciden en la postura mandibular, lo que conlleva a trastornos fonoarticulatorios.

Desde el centro médico y de rehabilitación Premium Madrid insistimos en la necesidad de abordar las patologías desde un enfoque multidisciplinar para encontrar la lesión primaria, corregirla e impedir que vuelva a aparecer

mm

Diego Miñambres

  • Director de Implants en empresas y área de formación
  • Doctorando por la Universidad Complutense de Madrid.
  • Fisioterapeuta por la Universidad San Pablo CEU
  • Profesor Universidad Europea de Madrid.
  • Profesor Universidad Antonio Nebrija.
  • Profesor de postgrado en diferentes escuelas a nivel nacional e internacional.
  • Especialista en osteopatía (C.O Escuela Concepto Osteopático)
  • Master en disfunción cráneo mandibular y dolor orofacial. Univ. San Pablo CEU
  • Especialista en cefaleas, bruxismo y mareo cervicogénico.
  • Especialista en Inducción miofascial
  • Especialista en Reeducación Postural Global por la universidad de Saint Mont (Francia)
  • Especialista en ecografía musculoesquelética
  • Especialista en fisioterapia conservadora e invasiva del síndrome de dolor miofascial y de la fibromialgia, Punción Seca.
  • Experto en electroterapia aplicada a la práctica clínica
  • Follow Me:
    YouTube

    Este sitio web usa cookies. Más información. ACEPTAR
    Shares
    Leer más
    ANATOMÍA Y FUNCIÓN DE LA FASCIA TORACOLUMBAR, ¿QUÉ ES?

    Cerrar