La succiónes uno de los primeros reflejos que se desarrollan en los bebés, ya desde el útero materno, y uno de los más importantes. Gracias a él, el recién nacido podrá alimentarse y garantizar así su desarrollo. Este reflejo se activa de forma espontánea cuando la boca del bebé entra en contacto con el pecho materno o la tetina del biberón, actos que se denominan de "succión nutritiva", es decir, que están destinados a nutrir el organismo del niño.

Pero las succiones también pueden activarse al contacto con otros elementos ajenos a la alimentación del bebé. Entre este tipo de "succiones no nutritivas" destaca por su prevalencia en un alto porcentaje de bebés la"succión digital", que consiste en chupar de manera innata uno de sus pequeños dedos, en general el pulgar. Chuparse el dedo se considera por tanto un comportamiento natural durante los primeros años de vida del niño y, en la mayoría de los casos, se supera de forma espontánea antes de los tres años de edad.

Chuparse el dedo es un hábito natural de los lactantes y niños pequeños y lo hacen para calmarse, buscar el sueño o vencer el aburrimiento.

Los niños casi siempre se chupan el pulgar cuando están hambrientos o cansados. Suele empezar a los tres meses de edad y se considera que no es patológico si este reflejo de succión cesa antes de los dos años

La Sociedad Española de Odontopediatría (SEOP) considera que llevarse el pulgar a la boca es "bastante más peligroso" que el chupete, por el riesgo de infección que puede conllevar chupar un elemento que está en contacto permanente con agentes contaminantes.

Además de este peligro, los perjuicios más notables de succionar un dedo se producen cuando el hábito se prolonga en el tiempo y se mantiene más allá de los tres o cuatro años. Algunos estudios apuntan que el 12,5% de los menores de entre tres y cinco años aún se chupan el dedo.

La succión digital, además, implica otros perjuicios importantes para los pequeños cuando se prolonga, como el mal alineamiento de los dientes, problemas fonéticos y de pronunciación, alteraciones en los dedos e incluso trastornos emocionales, afirman los expertos.

En el centro médico y de rehabilitación Premium Madrid contamos con profesionales adecuados y formados en osteopatía craneal y pediátrica para poder valorar y tratar este tipo de patologías y conseguir los mejores resultados posibles en el menor tiempo.

mm

Diego Miñambres

  • Director de Implants en empresas y área de formación
  • Doctorando por la Universidad Complutense de Madrid.
  • Fisioterapeuta por la Universidad San Pablo CEU
  • Profesor Universidad Europea de Madrid.
  • Profesor Universidad Antonio Nebrija.
  • Profesor de postgrado en diferentes escuelas a nivel nacional e internacional.
  • Especialista en osteopatía (C.O Escuela Concepto Osteopático)
  • Master en disfunción cráneo mandibular y dolor orofacial. Univ. San Pablo CEU
  • Especialista en cefaleas, bruxismo y mareo cervicogénico.
  • Especialista en Inducción miofascial
  • Especialista en Reeducación Postural Global por la universidad de Saint Mont (Francia)
  • Especialista en ecografía musculoesquelética
  • Especialista en fisioterapia conservadora e invasiva del síndrome de dolor miofascial y de la fibromialgia, Punción Seca.
  • Experto en electroterapia aplicada a la práctica clínica
  • Follow Me:
    YouTube

    Este sitio web usa cookies. Más información. ACEPTAR
    Shares
    Leer más
    ENFERMEDAD DE PAGET ¿QUÉ ES?

    Cerrar