La articulación temporo-mandibular (ATM) está formada por un conjunto de estructuras anatómicas que permiten a la mandíbula realizar movimientos de lateralidad, ascenso, descenso y en sentido anteroposterior, aplicados a la función masticatoria, al habla y a la deglución.

Las superficies articulares que componen la ATM son:

1.    El cóndilo mandibular,

2.    El cóndilo del temporal

3.    El menisco articular

Biomecanicamente el menisco y el cóndilo deben moverse de forma conjunta por la superficie del hueso temporal. Al ser convexas las superficies de ambos cóndilos, conlleva que cada ATM humana sea esencialmente una doble articulación menisco-temporal y menisco-mandibular.

La crepitación es un sonido difuso y mantenido, que suele percibirse durante una parte considerable del ciclo de apertura o de cierre, o en ambos. Por regla general es indicativa de osteoartrosis.

El chasquido o «clic» es un ruido breve que se produce en algún momento de la apertura, el cierre o en ambos(«clic recíproco»), el origen suele ser una luxación cóndilo-meniscal con desplazamiento anterior del disco.

Podemos encontrarnos ante tres situaciones:

  • Hipermovilidad articular:La hipermovilidad articularse acompaña de ruidos articulares y ausencia de dolor. Al final de la apertura el cóndilo sobrepasa la eminencia, se produce una traslocación de la articulación sin clínica. Subluxación y luxación presentan excesiva apertura oral, incapacidad para cerrar la boca y dolor.
  • Subluxación:La subluxación se caracteriza por la presencia de un “chasquido” durante abertura y cierre. El cóndilo se desplaza pero existe todavía contacto entre las dos superficies articulares. Suele reducirla el propio paciente. Cuando hay dolor se trata de una molestia preauricular que suele irradiar a oído, mismo lado de la cabeza o la cara, y se exacerba con la función.
  • Luxación: La luxación en su fase aguda presenta intenso dolor, limitación del ángulo de movimiento y ausencia de “chasquido” articular durante la función, ya que el disco no se reduce y persiste en desplazamiento anterior; en la forma crónica disminuye el dolor y persiste el bloqueo. Existe una separación completa de las superficies articulares y necesita reducción por parte del médico.

Para el tratamiento de todas ellas es fundamental una historia clínica detallada y una exploración física que incluya una valoración de la ATM y de la musculatura masticatoria así como una interpretación adecuada del dolor para encontrar la lesión principal y no confundir con dolor referido de zonas alejadas al lugar de dolor del paciente.

Es por ello que en Premium Madriddisponemos de un equipo multidisciplinar con expertos en la articulación temporomandibular

mm

Diego Miñambres

  • Director de Implants en empresas y área de formación
  • Doctorando por la Universidad Complutense de Madrid.
  • Fisioterapeuta por la Universidad San Pablo CEU
  • Profesor Universidad Europea de Madrid.
  • Profesor Universidad Antonio Nebrija.
  • Profesor de postgrado en diferentes escuelas a nivel nacional e internacional.
  • Especialista en osteopatía (C.O Escuela Concepto Osteopático)
  • Master en disfunción cráneo mandibular y dolor orofacial. Univ. San Pablo CEU
  • Especialista en cefaleas, bruxismo y mareo cervicogénico.
  • Especialista en Inducción miofascial
  • Especialista en Reeducación Postural Global por la universidad de Saint Mont (Francia)
  • Especialista en ecografía musculoesquelética
  • Especialista en fisioterapia conservadora e invasiva del síndrome de dolor miofascial y de la fibromialgia, Punción Seca.
  • Experto en electroterapia aplicada a la práctica clínica
  • Follow Me:
    YouTube

    Este sitio web usa cookies. Más información. ACEPTAR
    Shares