Información importante sobre Covid-19. Saber más

El punto gatillo podría definirse como un punto doloroso localizado en el músculo. El punto gatillo se asocia generalmente con una zona hipersensible a la palpación, localizando en dicha zona una banda tensa del músculo (1). Se trata de regiones muy localizadas en tejidos musculares o en sus inserciones tendinosas, las cuales se palpan en forma de bandas duras (hipersensibles) que causan dolor, teniendo esta la característica de ser de origen profundo, constante, produciendo a menudo un dolor referido hacia otras zonas del cuerpo (2).

El punto gatillo es un síntoma que puede estar presente solo o puede ser parte de un grupo de manifestaciones clínicas, llamado síndrome del dolor miofascial (3,4).

Entre las causas más frecuentes de aparición de puntos gatillo podemos incluir el estrés, fatiga muscular, desarreglos alimenticios y endocrinos, trastornos del sueño (5–7), siendo esencial el control y modificación de aquellos factores que pudieran provocar la cronificación de los puntos gatillo.

CARACTERÍSTICAS DE LOS PUNTOS GATILLO MIOFASCIALES

Los puntos gatillo presentan las siguientes características (6) :

Puede provocar el dolor referido característico. El dolor miofascial es referido por los puntos gatillo en patrones específicos característicos de cada punto gatillo.

  • Disfunción motora (debilidad).
  • Fenómenos vegetativos (hormigueos, sudoración, lagrimeo, mareos etc)
  • El dolor aumenta con la contracción contrarresistencia
  • El dolor aumenta con el estiramiento
  • Pérdida de la coordinación de los músculos involucrados
  • Disminución de tolerancia trabajo del músculo afectado (fatigabilidad).

CARACTERÍSTICAS DEL DOLOR PROVOCADO POR PUNTOS GATILLO MIOFASCIALES

El dolor provocado por los puntos gatillo, en general, es mal localizado y regional. No dolor (síntoma) a punta de dedo. A menudo se refiere a una distancia del punto gatillo.

80 % del dolor que provocan los puntos gatillo lo hacen fuera del propio punto gatillo.

El dolor se siente como profundo y con leve alteración de la sensibilidad en la zona de dolor referido.

Es importante resaltar que los puntos gatillo, no solamente provocan dolor, también pueden provocar otros síntomas (también a distancia, no síntomas locales) que a menudo pasan desapercibidos. Es indispensable conocerlos para tratar adecuadamente al paciente, ya que síntomas como los pitidos de oído, alteración del equilibrio después de esguinces, entumecimiento de la zona, lagrimeo o rinitis persistente o mareos pueden ser provocados por la presencia de puntos gatillo implicados (8–11).

CÓMO SE ACTIVAN LOS PUNTOS GATILLO

Los puntos gatillo se activan por diferentes mecanismos (2,12):

  • Sobrecarga aguda, fatiga por sobreesfuerzo, traumatismo directo o enfriamiento.
  • Mecanismos indirectos: Compresiones mantenidas por mochilas, sostenes, cinturones, pulseras.
  • Movimientos repetitivos o por el contrario por llevar mucho tiempo sin hacerlo.
  • Posiciones estáticas mantenidas en el tiempo (Mucho tiempo de pie, sentado, leyendo en el smartphone, zapatos inadecuados)

También los procesos neuropáticos pueden activar puntos gatillo y una vez resuelto el evento nervioso, el dolor permanece puesto que los puntos gatillo miofasciales siguen presentes.

Además, también puede darse que los puntos gatillo sean activados indirectamente por otros puntos gatillo, enfermedad visceral, disfunción articular, inflamación incluso por estrés emocional.

TIPOS DE PUNTOS GATILLO MIOFASCIALES

Por otro lado, debemos diferenciar entre dos tipos de puntos gatillo:

  • Puntos Gatillo Activos: aquellos que producen un dolor inmediato. Este tipo de puntos gatillo se caracterizan por provocar debilidad y dificultad en el movimiento
  • Puntos Gatillo Pasivos: no provocan un dolor inmediato, salvo que se presionen.

CÓMO SE DIAGNOSTICA EL PUNTO GATILLO

En la actualidad, no existe una prueba de laboratorio o técnica de imagen que se haya establecido generalmente como diagnóstico del punto gatillo, considerándose la palpación, la historia clínica, la anamnesis junto a la exploración física ortopédica y funcional la herramienta mas fiable para su detección (13–15).

TRATAMIENTO DE LOS PUNTOS GATILLO MIOFASCIALES

El tratamiento de elección para los puntos gatillo es la punción seca (16–20) .
En Clínicas Premium, contamos con un equipo multidisciplinar formado por fisioterapeutas con gran experiencia en el tratamiento de puntos gatillo con punción seca.

Por lo que si sufres de puntos gatillo miofasciales o crees sufrirlos, ¡pide tu valoración y diagnóstico por fisioterapeutas en Madrid de confianza y pon solución de una vez por todas a tu dolor!

BIBLIOGRAFIA

  1. Fernández-de-las-Peñas C, Dommerholt J. International consensus on diagnostic criteria and clinical considerations of myofascial trigger points: A delphi study. Pain Med (United States). 2018;
  2. Shah JP, Thaker N, Heimur J, Aredo J V., Sikdar S, Gerber L. Myofascial trigger points then and now: A historical and scientific perspective. PM R [Internet]. 2015;7(7):746–61. Available from: http://dx.doi.org/10.1016/j.pmrj.2015.01.024
  3. Roach S, Sorenson E, Headley B, San Juan JG. Prevalence of myofascial trigger points in the hip in patellofemoral pain. Arch Phys Med Rehabil. 2013;
  4. Chiarotto A, Clijsen R, Fernandez-de-las-Penas C, Barbero M. The prevalence of myofascial trigger points in spinal disorders: a systematic review and meta-analysis. Physiotherapy. 2015;
  5. Bron C, Dommerholt JD. Etiology of myofascial trigger points. Curr Pain Headache Rep. 2012;
  6. Fernández-De-Las-Peñas C, Dommerholt J. Myofascial trigger points: Peripheral or central phenomenon? Curr Rheumatol Rep. 2014;
  7. Do TP, Heldarskard GF, Kolding LT, Hvedstrup J, Schytz HW. Myofascial trigger points in migraine and tension-type headache. The journal of headache and pain. 2018.
  8. Weller JL, Comeau D, Otis JAD. Myofascial Pain. Semin Neurol. 2018;
  9. Desai MJ, Saini V, Saini S. Myofascial Pain Syndrome: A Treatment Review. Pain Ther. 2013;
  10. Gerwin RD. Diagnosis of myofascial pain syndrome. Physical Medicine and Rehabilitation Clinics of North America. 2014.
  11. Stecco A, Gesi M, Stecco C, Stern R. Fascial Components of the Myofascial Pain Syndrome. Curr Pain Headache Rep. 2013;
  12. Money S. Pathophysiology of Trigger Points in Myofascial Pain Syndrome. J Pain Palliat Care Pharmacother. 2017;31(2):158–9.
  13. Wytrążek M, Huber J, Lipiec J, Kulczyk A. Evaluation of palpation, pressure algometry, and electromyography for monitoring trigger points in young participants. J Manipulative Physiol Ther. 2015;
  14. Hsieh CYJ, Hong CZ, Adams AH, Platt KJ, Danielson CD, Hoehler FK, et al. Interexaminer reliability of the palpation of trigger points in the trunk and lower limb muscles. Arch Phys Med Rehabil. 2000;
  15. Bron C, Franssen J, Wensing M, Oostendorp RAB. Interrater reliability of palpation of myofascial trigger points in three shoulder muscles. J Man Manip Ther. 2007;
  16. Rayegani SM, Bayat M, Bahrami MH, Raeissadat SA, Kargozar E. Comparison of dry needling and physiotherapy in treatment of myofascial pain syndrome. Clin Rheumatol. 2014;
  17. Rha DW, Park GY, Kim YK, Kim MT, Lee SC. Comparison of the therapeutic effects of ultrasound-guided platelet-rich plasma injection and dry needling in rotator cuff disease: A randomized controlled trial. Clin Rehabil. 2013;
  18. Sedighi A, Nakhostin Ansari N, Naghdi S. Comparison of acute effects of superficial and deep dry needling into trigger points of suboccipital and upper trapezius muscles in patients with cervicogenic headache. J Bodyw Mov Ther. 2017;
  19. Kamanli A, Kaya A, Ardicoglu O, Ozgocmen S, Zengin FO, Bayık Y. Comparison of lidocaine injection, botulinum toxin injection, and dry needling to trigger points in myofascial pain syndrome. Rheumatol Int. 2005;
  20. Kietrys DM, Palombaro KM, Azzaretto E, Hubler R, Schaller B, Schlussel JM, et al. Effectiveness of dry needling for upper-quarter myofascial pain: A systematic review and meta-analysis. J Orthop Sports Phys Ther. 2013;

 

Primera publicación septiembre 2009 – Actualizado octubre 2020
mm

Diego Miñambres

  • Director de Implants en empresas y área de formación
  • Doctorando por la Universidad Complutense de Madrid.
  • Fisioterapeuta por la Universidad San Pablo CEU
  • Profesor Universidad Europea de Madrid.
  • Profesor Universidad Antonio Nebrija.
  • Profesor de postgrado en diferentes escuelas a nivel nacional e internacional.
  • Especialista en osteopatía (C.O Escuela Concepto Osteopático)
  • Master en disfunción cráneo mandibular y dolor orofacial. Univ. San Pablo CEU
  • Especialista en cefaleas, bruxismo y mareo cervicogénico.
  • Especialista en Inducción miofascial
  • Especialista en Reeducación Postural Global por la universidad de Saint Mont (Francia)
  • Especialista en ecografía musculoesquelética
  • Especialista en fisioterapia conservadora e invasiva del síndrome de dolor miofascial y de la fibromialgia, Punción Seca.
  • Experto en electroterapia aplicada a la práctica clínica

Shares