El Accidente Cerebrovascular (ACV) o Ictus, podemos definirlo como la pérdida de las funciones cerebrales producto de interrupción del flujo sanguíneo al cerebro, que origina una serie de síntomas variables en función del área cerebral afectada. La hemiplejia o pérdida, en una mitad del cuerpo, de la facultad de realizar movimientos voluntarios es la consecuencia más importante en este tipo de trastorno.

El accidente cerebrovascular (ACV) es la primera causa de discapacidad grave en población adulta y la tercera causa de mortalidad, cuyo riesgo se duplica cada año a partir de los 55 años. Hay dos tipos de  ACV:

  • ACV isquémico:es el más frecuente (80% de los casos aprox.), causado por el bloqueo del flujo cerebral sanguíneo de alguna de las arterias que irrigan la masa encefálica, entre las que destaca por su importancia la arteria cerebral media, mediante la formación de un trombo en el mismo sitio de la lesión (trombótico) o a distancia (embólico).
  • El ACV hemorrágico (20%),es el causado por la rotura de un vaso sanguíneo, ya sea intracerebral o subaracnoideo.

Los factores de riesgo más importantes en el accidente cerebrovascular (ACV) son:

  • Hipertensión arterial (HTA)
  • Hipercolesterolemia o colesterol
  • Diabetes (DM tipo II)
  • Fibrilación auricular
  • Tabaquismo y alcohol

Hacer una vida sana basada en el ejercicio físico, que debe ser individualizado y pautado por un preparador físico y/o entrenador personal, y en una dieta saludable (baja en sal y en grasas), son la base en cuanto a medidas de prevención se refiere para evitar esta enfermedad.

El tratamiento de todo accidente cerebrovascular (ACV), en cuanto al ámbito de la Fisioterapia se refiere, y una vez que el paciente ha superado la etapa de estabilización médica, consiste en:

  • Prevenir y tratar posibles complicaciones frecuentes como pudiera ser el dolor que debuta en el hombro afectado (hombro doloroso), rigideces articulares y formación de edemas en extremidades
  • Mejorar las capacidades funcionales del paciente (cambios posturales, transferencias, decúbitos y deambulación),
  • Aconsejar y facilitar las adaptaciones que pudiera realizar
  • Corregir y evitar las compensaciones y reacciones asociadas propias de cada fase de la recuperación

Técnicas como el método Bobath, Perfetti o método del Ejercicio Terapéutico Cognoscitivo (ETC) o de Facilitación Neuromuscular Propioceptiva (FNP- “Kabat”) entre otras, tienen como objetivo eliminar los patrones patológicos, facilitar e integrar los patrones normales de movimiento o control motor, así como el equilibrio y las sinergias de las respuestas motoras del paciente. Todas ellas complementadas con un buen entrenamiento de la marcha, primero con suspensión parcial del peso corporal en piscina de hidroterapia y posteriormente con carga total, y un programa de fortalecimiento muscular y reacondicionamiento físico, son la base para que el éxito y la pronta recuperación del paciente sea lo más rápida y satisfactoria posible.

En Premiummadrid disponemos de todo un equipo de profesionales formado por médicos, fisioterapeutas y preparadores físicos con amplia experiencia, y modernas instalaciones con piscina adaptada para satisfacer las necesidades del paciente y poder realizar una rehabilitación neurológica de calidad.

mm

Fernando Miguel

  • Director de área deportiva
  • Director de implants en centros deportivos
  • Fisioterapeuta (Universidad Rey Juan Carlos)
  • Experto en fisioterapia manual avanzada y dolor (Universidad Complutense de Madrid)
  • Especialista en fisioterapia deportiva
  • Especialista en tratamiento invasivo y conservador del sistema miofascial
  • Especialista en Stretching Global Activo S.G.A
  • Especialista en movilización neurodinámica.
  • Amplia experiencia como fisioterapeuta y gestión sanitaria de clubes deportivos.

Este sitio web usa cookies. Más información. ACEPTAR
Shares
Leer más
CASO CLÍNICO. ESPONDILOLISTESIS LUMBAR E HIDROTERAPIA

Cerrar