Una de las manifestaciones clínicas más habituales que nos encontramos en nuestra práctica diaria es el dolor crónico de tobillo pie, y como causa frecuente, la presencia de edema óseo en algunas de sus estructuras más relacionadas con la sintomatología. Su diagnóstico diferencial es bastante amplio, y según estudios recientes puede estar asociado a:

  • Lesión o fisura de estrés por contusiones repetitivas afectando generalmente al tercio distal de la tibia, astrágalo, escafoides, calcáneo y los ejes de los metatarsianos, en relación a periostitis, osteopenia, etc.
  • Defecto o lesión osteocondral (osteonecrosis precoz que inicia con edema óseo inespecífico).
  • Neoplasia o tumor en hueso esponjoso y cortical.
  • Enfermedad infecciosa, incluyendo celulitis y abscesos de tejidos blandos.
  • Alteración biomecánica y estrés crónico asintomático por presencia de hueso navicular accesorio.
  • Tenosinovitis y presencia de edema subtendinoso con hiperemia y proliferación de la vaina del tendón.
  • Síndromes de impingement y presencia de osteofitos en región anterior, anterolateral, sindesmosis, medial y posterior, causados por la fricción de tejidos articulares que causan dolor crónico de tobillo.
  • Osteomielitis de pie diabético diferenciada de osteoneuroartropatía.

Siendo la Resonancia Magnética la prueba de imagen diagnóstica más fiable y sensible para la detección del edema óseo, pudiendo objetivar tanto la localización exacta y precisa, si hay además implicación o no de tejido blando, así como la cantidad de estructuras afectadas.

En cuanto al pronóstico, el edema óseo “post-traumático” puede variar y generalmente suele estar presente durante al menos 12 semanas a 24 semanas, teniendo en cuenta que la evolución y/o remisión del edema óseo dependerá directamente de la naturaleza del mismo, de la detección y del diagnóstico precoz y de la exposición a estrés mecánico al que se ve sometido, es decir, del diagnóstico preciso y manejo terapéutico que realicemos desde el inicio de la lesión, en nuestro caso, de todo el complejo articular de tobillo-pie. Siendo opciones de tratamiento en fase inicial el reposo y descarga de estrés mecánico del miembro afecto con uso de muletas, utilización de medidas ortopédicas (plantillas, cuñas,…) para el alivio de los síntomas agudos, así como inmersión en agua y aplicación de técnicas de fisioterapia en medio acuático. Según evolución y en fases más avanzadas de la lesión, nos apoyamos en técnicas de fisioterapia musculo-esquelética con movilizaciones específicas de las estructuras implicadas para conseguir normalizar la función del paciente, enfocando el tratamiento principalmente en conseguir aumentar la propiocepción y la fuerza de tobillo-pie con la prescripción, supervisión y realización de ejercicio terapéutico. Una vez superada esta fase, y como parte final del tratamiento, nuestra recomendación es combinar con el trabajo de actividad física para devolver al paciente a su estado de bienestar previo a la lesión, y de readaptación deportiva, en caso del deportista hasta conseguir su estado óptimo de rendimiento que le permita vuelta a la competición o “Return to Play”.

En el Centro Médico y de Rehabilitación PremiumMadrid contamos con amplias instalaciones, un equipo multidisciplinar y especialidades que trabajaran en conjunto para identificar las vías de tratamiento en fisioterapia y actividad física más aceptadas basadas en la evidencia científica, en combinación con nuestra experiencia clínica para la solución de este tipo de patologías.

Premiummadrid GLOBAL HEALTH CARE

 

mm

Fernando Miguel

  • Director de área deportiva
  • Director de implants en centros deportivos
  • Fisioterapeuta (Universidad Rey Juan Carlos)
  • Experto en fisioterapia manual avanzada y dolor (Universidad Complutense de Madrid)
  • Especialista en fisioterapia deportiva
  • Especialista en tratamiento invasivo y conservador del sistema miofascial
  • Especialista en Stretching Global Activo S.G.A
  • Especialista en movilización neurodinámica.
  • Amplia experiencia como fisioterapeuta y gestión sanitaria de clubes deportivos.

Este sitio web usa cookies. Más información. ACEPTAR
Shares
Leer más
DOLOR LUMBAR Y SUS POSIBLES ORÍGENES: SOBREPESO Y OBESIDAD

Cerrar