En Fisioterapia podemos utilizar el agua como técnica de tratamiento aprovechando sus propiedades mecánicas, térmicas y químicas para estimular, mantener, recuperar, potenciar o facilitar las deficiencias o posibilidades dinámicas del paciente. A través del agua, en cuanto a su acción mecánica se refiere, podemos beneficiarnos tanto de sus factores hidroestáticos: la presión hidrostática y la compresión según la ley de Pascal en un punto o área localizada a tratar y/o la flotabilidad y peso aparente de un cuerpo sumergido en agua según el Principio de Arquímedes; como de sus factores hidrodinámicos: naturaleza del liquido, superficies de proyección y ángulo de ataque de nuestro cuerpo, velocidad de desplazamiento y las turbulencias o corrientes que pudiéramos incluir en todo tratamiento como elementos desestabilizadores y de progresión en el proceso de recuperación. Por otro lado, en cuanto a la acción térmica del agua se refiere, la temperatura y el tiempo de inmersión son los dos factores más importantes a tener en cuenta en el trabajo en medio acuático. Trabajar con temperaturas extremas menos de 10º (Fría) o más 38º (Caliente), siendo los 28-30º una temperatura indiferente o neutra, en aplicaciones más o menos prolongadas podemos potenciar en mayor o menor medida los efectos fisiológicos del agua. En resumen, aplicaciones cortas (<10 min aprox.) preferentemente en agua fría estimulan, aplicaciones largas (>10 min.) en agua indiferente o caliente relajan y aplicaciones largas en agua fría relajan pero no disminuye el tono muscular. Podemos combinar estas aplicaciones con chorros subacuáticos o fuera del agua a temperatura neutra o caliente, baja presión y larga duración para relajar, chorros subacuáticos o fuera del agua a cualquier temperatura, alta presión y corta duración para estimular, así como estiramientos en agua neutra o caliente para obtener mayor efecto a nivel del vientre muscular y/o estiramientos en agua fría para conseguir mayor efecto a nivel de la porción tendinosa. Todo ello formaría parte de la recuperación en medio acuático, en cuanto a tratamiento y prevención de lesiones musculo esqueléticas se refiere ya sea de paciente/deportista lesionado como paciente/deportista sano. En un primer momento utilizaremos el agua para reducir la sintomatología inicial de un trauma directo o indirecto (disminuir dolor y la inflamación, favorecer el retorno venoso y activar, a través del contraste o vasodilatación-vasoconstricción, los mecanismos fisiológicos de circulación sanguínea superficial y profunda); en una fase intermedia dividiremos el trabajo en el agua para conseguir, en primer lugar, funcionalidad mediante la carga precoz en descarga modificando la profundidad, para mantener el esquema corporal y tener activo al paciente para mejorar su función cardiovascular buscando cuanto antes la verticalidad; y en segundo lugar incluiremos en el trabajo gestos específicos del deporte o actividad habitual del paciente /deportista a modo de entrenamiento adaptado específico respetando en todo momento las cualidades físicas básicas (Resistencia, Velocidad, Fuerza y Flexibilidad); y por último, en una fase final o de recuperación de esfuerzos incidiremos en la prevención y en evitar futuras recaídas. Por todo ello, la recuperación en medio acuático tiene que ser individual y específica para cada paciente/deportista, nos da la posibilidad de trabajar en grupo e incluir la recuperación en agua en sesiones de pre-competición, post-competición, post-traumático, para recuperación de esfuerzos, post-sobrecarga excesiva y entre doble sesión de entrenamiento. En PremiumMadrid disponemos de unas modernas instalaciones que cubren completamente la necesidades de sus usuarios, entre las que destaca la PISCINA DE HIDROTERAPIA con rampa de acceso y una zona natación para perfeccionamiento del nado, matronatación, hidrocinesiterapia y recuperación de lesiones, con diferentes profundidades, y suelo antideslizante para la realización de todo tipo de ejercicios y técnicas relacionadas con el medio acuático. Además contamos con un vaso de 3 m2 aprox. para la realización de baños de contrastes a diferentes temperaturas y la posibilidad de trabajar con chorros subacuáticos o fuera del agua para las diferentes regiones corporales como herramienta y complemento al tratamiento de las mismas. CUIDATE en PREMIUMMADRID

mm

Fernando Miguel

  • Director de área deportiva
  • Director de implants en centros deportivos
  • Fisioterapeuta (Universidad Rey Juan Carlos)
  • Experto en fisioterapia manual avanzada y dolor (Universidad Complutense de Madrid)
  • Especialista en fisioterapia deportiva
  • Especialista en tratamiento invasivo y conservador del sistema miofascial
  • Especialista en Stretching Global Activo S.G.A
  • Especialista en movilización neurodinámica.
  • Amplia experiencia como fisioterapeuta y gestión sanitaria de clubes deportivos.

Este sitio web usa cookies. Más información. ACEPTAR
Shares
Leer más
¿QUÉ SON LOS ACÚFENOS?

Cerrar