Continuando con nuestro estudio sobre el complejo articular de tobillo-pie, atenderemos en esta ocasión al hueso cuboides y analizaremos con detenimiento una de sus manifestaciones clínicas y lesión más habitual en relación a este hueso y a las estructuras y articulaciones adyacentes, el denominado Síndrome del Cuboides.

 

Revisiones bibliográficas concluyen que entre el 5-10% de las lesiones de tobillo-pie, están relacionadas con el hueso cuboides, en sus diferentes presentaciones, de forma aguda, subaguda o crónica, siendo muy comunes en bailarines de ballet y atletas. Son varios los mecanismos propuestos de la lesión siendo las subluxaciones plantares y mediales las más frecuentes, y las subluxaciones dorsales menos incidentes y raras.

Anatómicamente nos encontramos con un hueso en forma de paralelepípedo, considerado como el hueso “atlas” del arco transversal del pie, en competencia directa lateralmente con el hueso escafoides, formando parte de la articulación mediotarsiana o de Lisfranc en su cara anterior (con 4º y 5º metatarso) y siendo fundamental en la transmisión y reparto de cargas entre el retropié y el antepié. Para ello, en su cara posterior se articula con el calcáneo, conformando así la articulación de Chopart (límite del retropié con el mediopié).

En cuanto a laetiología u origen de dicha lesión el uso excesivo de la flexión plantar del tobillo y la inversión en los esguinces representa la mayoría de las subluxaciones cuboides traumáticas. Todos los mecanismos pueden implicar una contracción refleja contundente del peroneo lateral largo.

Factores de riesgo de subluxación son variables y pueden incluir la

·         inestabilidad del tobillo mecánica o funcional

·         bailar ballet

·         los esguinces agudos laterales de tobillo o del pie

·         la patología del tendón peroneo

·         pie plano o cavo excesivos

·         hiperlaxitud ligamentosa

·         ortesis mal diseñada

·         terreno irregular

·         antes de la cirugía de espolón calcáneo

No existe prueba patognomónica para establecer el diagnóstico, siendo principalmente clínico, basándose en la historia apropiada del paciente o deportista y en el examen físico. El diagnóstico por imagen tradicional generalmente no es útil puesto que las variaciones anatómicas y de posicionamiento de dicho hueso paralelepípedo y ante la sospecha de una subluxación son muy numerosas. Si bien, la evaluación ecográfica (ECO) puede ser significativamente importante, para evaluar el daño traumático del cuboides o lesiones mediopié y observar la congruencia articular con el paso de las semanas. Una mayor exploración con ultrasonido ecográfico puede dar muchas pistas en relación al alcance exacto de la lesión.

El diagnóstico diferencial del Síndrome del Cuboides y de la parte medio lateral del pie o dolor de la columna lateral es amplio y no hay que confundir con:

 

·         Fractura del Cuboides por estrés agudo o crónico

·         Fracturas del quinto metatarsiano proximal

·         Fractura de la apófisis anterior del calcáneo

·         Dislocación cuboide

·         Esguince ligamento lateral externo del pie o un esguince calcaneocuboideo sin subluxación

·         Subluxación cuarto metatarsiano

·         Patología M. Peroneo lateral largo (tendinopatía, desgarro, contractura)

·         La artritis inflamatoria o no inflamatoria

·         La coalición tarsal

·         Síndrome del seno del tarso

·         Lesiones en las articulaciones de Lisfranc laterales

·         Os peroneo sintomático

·         Radiculopatía ( S1 )

En cuanto al tratamiento, las medidas conservadoras comúnmente más aceptadas en relación al paralelepípedo son la manipulación, seguida de la reducción con mejora relativa en comparación al resto de técnicas, como pueden ser la modificación de la actividad, la terapia física y externa, el uso de almohadillado bajo el apoyo del cuboides, vendaje funcional, ortesis, calzado apropiado y/o refuerzos. Se puede incluir:

·         Manipulación o la movilización (descartando previamente equimosis e hinchazón de los ligamentos y huesos),

·         Reposo relativo,

·         Modificación de la actividad deportiva o traumática,

·         Fisioterapia, prestando atención al fortalecimiento del arco y parte media del pie,

·         Utilizando un almohadillado o soporte dinámico externo mediante vendaje funcional,

·         Inmovilización si fuera necesario.

 

Fuentes y recursos de información:

·         Cuboid subluxation: a case study and review of the literature http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/19904069

·         Cuboid Syndrome: a Review of the Literature http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC3861761/

·         Examination and Treatment of Cuboid Syndrome http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC3445231/

mm

Fernando Miguel

  • Fisioterapeuta
  • Director de área deportiva
  • Director de Implants en centros deportivos

Este sitio web usa cookies. Más información. ACEPTAR
Shares
Leer más
DOLOR COSTAL Y/O DORSAL EN EL EMBARAZO

Cerrar