Para comprender la  biomecánica del tendón, es importante saber que cada tendón está diseñado para trabajar de una forma específica. Según la región anatómica, el tendón tendrá unas características específicas que se adaptaran a las demandas biomecánicas de cada estructura.

Una de las posibles causas de la tendinitiso  tendinopatía, es la sobrecarga excesiva del tendón y el estiramiento. El comportamiento biomecánico del tendón depende de su área transversal, es decir, cuanto mayor sea, mayor será su capacidad para soportar grandes cargas antes del fallo o ruptura. Con tendones con fibras más largas la rigidez del tendón se mantiene, pero es más fácil que el tendón sufra fallos o ruptura al ser elongado.

En estado de reposo, el tendón presenta una morfología en la que las fibras del tendón están entrelazadas entre sí formado especies de “olas” o “rizos”. Esta morfología permite soportar tensiones sin que los tejidos sufran ningún daño al ser estirados.

Cuando las fibras de colágeno se deforman, se alinean incrementando para soportas las cargas del tendón. Cuando la deformación ronda el 4%, las fibras son capaces de recuperar su forma al desaparecer la tensión. Pero si la tensión supera el 4% los puentes de unión que existen entre las fibras empiezan a romperse, y al alcanzar el 8% de tensión se producen roturas macroscópicas del tendón.

Por otro lado las fibras de elastina son capaces de soportar una deformación del 70%. Su ruptura se produce cuando la deformación alcanza el 150%; es decir, son las principales encargadas en proporcionar elasticidad al tendón sin que el tendón se lesione.

En PremiumMadrid disponemos de un equipo multidisciplinar y de los  medios que te ayudaran a curar tus problemas de tendón de forma idónea e integrarlos dentro de tu vida diaria y actividad deportiva.

Enlace imagen http://www.tutraumatologo.com/tendon.html

Este sitio web usa cookies. Más información. ACEPTAR
Shares
Leer más
FISIOTERAPIA: TENDINITIS CALCIFICANTE MANGUITO ROTADOR

Cerrar