Como comenzamos a comentar en el blog cambios físicos y psicológicos en el embarazo I y II, los cambios que experimenta la embarazada varían en cada trimestre de gestación, centrándonos en este blog en el tercer trimestre, 7º, 8º y 9º mes,  el más esperado  dado que se concluye con la llegada al exterior del bebé.  Estos son los síntomas que puedes tener:

TERCER TRIMESTRE

Séptimo mes (Semana 28ªa 31ª)

  • El útero crece más deprisa que meses anteriores, ha crecido tanto que presiona el resto de órganos, pudiendo provocar acidez de estómago y ganas de orinar constantes y tensión en la parte baja del abdomen pudiendo aparecer estrías gestacionales. Sale hacia fuera el ombligo y la línea alba se hace más visible. Los pechos aumentan de volumen, de sensibilidad y pueden segregar calostro.
  • Posibilidad de aparición de hemorroides por el sobreesfuerzo de la defecación causado por el estreñimiento.
  • Se pueden tener pequeñas pérdidas de flujo blanquecino (leucorrea) para controlar la flora bacteriana vaginal y se empiezan a notar las contracciones de Braxton Hicks percibiendo un endurecimiento del abdomen.
  • Sensación de cansancio y falta de aire sobre todo al caminar. La columna vertebral cambia ligeramente de posición para compensar el aumento de peso con la posibilidad de sufrir dolor de espalda.
  • A nivel emocional  podrás tener sentimientos contradictorios de inmensa felicidad y de preocupación por el futuro. Mayor excitabilidad por la proximidad del parto. Algunas mujeres refieren en esta etapa del embarazo una cierta pérdida de memoria y dificultad para concentrarse.

Octavo mes (Semana 32ª a 35ª)

  • Persistirán muchos de los síntomas de los meses anteriores en útero, senos, columna vertebral etc.
  • Notarás posiblemente que aumente considerablemente el edema de pies debido a la mayor compresión de la vena cana inferior,  debido al gran tamaño del útero.
  • En este mes es posible que el bebé se dé la vuelta, colocándose cabeza abajo disminuyendo la presión torácica, facilitando la respiración, pero aumentando la presión pélvica. La actividad del bebé será intensa y frecuente.
  • Puedes tener problemas de insomnio por las dificultades posturales, los calambres, el síndrome de piernas inquietas o por la habitual presencia de “miedos” nocturnos relacionados con el bebé.
  • Las contracciones de Braxton Hicks son más frecuentes y aumenta la sensación de torpeza.
  • Emocionalmente puede que notes ansiedad porque termine el embarazo, aprensión hacia el parto, distracción, inquietud si sois primerizos e ilusión de que ya falta poco.

Noveno mes (Semana 36ª a 40ª)

  • Debido al encajamiento del bebé en el canal del parto (entre los huesos pélvicos) el abdomen se nota más bajo y el dolor costal pasa a ser púbico. La actividad del bebé cambia debido a la reducción del espacio, ahora notarás menos patadas y más giros.
  • El flujo vaginal aumenta y contiene más mucosidad, que puede salir teñida de sangre después del coito o un examen pélvico o a medida que el cérvix empieza a dilatarse. Con el comienzo de la dilatación también se puede producir la expulsión del tapón mucoso que no significa que se vaya a producir el parto.
  • Tal vez tengas hemorragias nasales ocasionales, congestión nasal y taponamiento de oídos.
  • Las contracciones de Braxton Hicks son más frecuentes e intensas que pueden llegar a ser dolorosas, la torpeza y dificultad para moverse aumenta.
  • Aumento o incluso pérdida de apetito, micción más frecuente por la presión del bebé sobre la vejiga, mayores dificultades para dormir y aumenta la sensación de cansancio y pesadez.
  • El peso ganado durante el embarazo es de entre 11-15 kg, la fecha probable de parto es a las 40 semanas de gestación, sin embargo el embarazo puede prolongarse hasta las 41 o 42 semanas, siendo ya considerado un embarazo cronológicamente prolongado; y si no se produce el parto de manera natural debe ser inducido para evitar posibles complicaciones.
  • Aparece el instinto de nido, normalmente en el momento inmediatamente anterior al parto, que se manifiesta en una necesidad urgente de limpiar o de realizar obras o cambios importantes en la casa. Parece que está relacionado con la necesidad de preparar el nido para el recién nacido (como ocurre en otras especies animales).
  • A nivel emocional, posiblemente estés más excitada, ansiosa, aprensiva y distraída. Aliviada de haber llegado casi al final, intranquilidad y sueños y fantasías sobre el futuro bebé.

En cualquier mes debes prestar atención y consultar con un médico si:

  • Tienes pérdidas de sangre
  • Sientes dolor abdominal

Pero si tienes una hemorragia acompañada de dolor abdominal, no percibes movimientos del bebé durante más de 12 horas, se te hinchan de forma brusca la cara y las extremidades, sobre todo si se acompaña de cifras de presión arterial elevadas ( + 140/90) y siente mareos, esto es una URGENCIA MÉDICA.

En Premium Madrid tenemos fisioterapeutas especializados en ginecología, obstetricia y drenaje linfático manual a su disposición para tratarte, asesorarte y acompañarte en este momento tan importante y especial. Además contamos con actividades para embarazadas (natación, Pilates,) y para el post-parto (gimnasia abdominal hipopresiva, Pilates). Si quieres más información no dude en consultarnos.

Bibliografía

  • El embarazo mes a mes. Todas las respuestas”. Anna Cabeza y María Grimau. Editorial RBA.2013
  • “Guía práctica del desarrollo óptimo” AAVV. Natalben Supra. Altelier de Revistas. 2012
  • “Masajes durante el embarazo” Paloma Villacieros. Editorial Libros Cúpula. 2010
  • “Qué se puede esperar cuando se está esperando” Heidi Murkoff y Sharon Mazel. Editorial Medici. 2009
Este sitio web usa cookies. Más información. ACEPTAR
Shares
Leer más
CASO CLÍNICO. PLAGIOCEFALIA. FISIOTERAPIA Y OSTEOPATÍA

Cerrar