Es importante hacer una buena historia clínica en la que se detecte que enfermedad o lesión puede ser la causante del dolor, con el fin identificar qué mecanismos fisiológicos están influyendo.  No todos los mismos tipos de dolor neuropático tienen la misma presentación clínica en el paciente. Influyen  aspectos como el genotipo y factores ambientales (Hehn, Baron, & Woolf, 2012).  Todo ello derivará en la presencia de distintos tipos de patologías como: neuropatías por atrapamiento, neuralgias, síndrome del miembro fantasma etc.  De las que hablaremos en próximas entradas.

Este tipo de dolor se caracteriza por la presencia de signos negativos (déficit en la percepción de estímulos vibratorios, térmicos,  perdida de sensibilidad al tacto) y signos positivos (parestesias, disestesias, hiperalgesia y alodinia).  (Nickel, Seifert, Lanz, & Maihöfner, 2012)

Otra herramienta que se usa para el diagnóstico es el uso de cuestionarios o escalas que nos permiten cuantificar la intensidad y las características del dolor. (Nickel et al., 2012)

También son útiles pruebas diagnósticas como el electromiograma, potenciales evocados o una resonancia magnética.

Con todo ello se conformaría el diagnóstico para poder decidir la mejor línea de acción terapéutica para cada paciente.

¿Qué opciones de tratamiento existen?

La educación del paciente, sobre la patología y las opciones existentes, es un gran aliado. La terapia manual, como por  ejemplo las movilizaciones neurales, se ha visto que reduce la excitabilidad del nervio, provocando una disminución del dolor del paciente (Santos et al., 2012) (Basson et al., 2015).

Otro gran aliado de los fisioterapeutas en el manejo de este tipo de dolor es el ejercicio terapéutico. Este es capaz de modular el dolor y actuar sobre las comorbilidades asociadas a la patología como la depresión, la ansiedad o la dificultad al conciliar el sueño (Chhaya, Quiros-molina, Tamashiro-orrego, Houlé, & Quiros-molina, 2018).

En Centro Médico y de Rehabilitación Premium Madrid disponemos de un equipo humano en constante formación y de las instalaciones para llevar acabo la rehabilitación de éste tipo de patologías.

 

Bibliografía

Baron, R., Binder, A., & Wasner, G. (2010). Neuropathic pain : diagnosis , pathophysiological mechanisms , and treatment. The Lancet Neurology, 9(8), 807–819. https://doi.org/10.1016/S1474-4422(10)70143-5

Basson, A., Ellis, R., Stewart, A., Coppieters, M., Olivier, B., & Mudzi, W. (2015). The effectiveness of neural mobilizations in the treatment of musculoskeletal conditions: a systematic review protocol. The JBI Database of Systematic Reviews and Implementation Reports, 13(1), 65. https://doi.org/10.11124/jbisrir-2015-1401

Chhaya, S. J., Quiros-molina, D., Tamashiro-orrego, A. D., Houlé, J. D., & Quiros-molina, D. (2018). Exercise-Induced Changes to the Macrophage Response in the Dorsal Root Ganglia Prevent Neuropathic Pain after Spinal Cord. Journal of Neurotrauma, 1–39. https://doi.org/10.1089/neu.2018.5819

Gerardo, C.-I. (2014). Dolor neuropático, clasificación y estrategias de manejo para médicos generales. Revista Médica Clínica Las Condes, 25(2), 189–199. https://doi.org/10.1016/S0716-8640(14)70030-6

Hehn, C. A. Von, Baron, R., & Woolf, C. J. (2012). Review Deconstructing the Neuropathic Pain Phenotype to Reveal Neural Mechanisms. Neuron, 73(4), 638–652. https://doi.org/10.1016/j.neuron.2012.02.008

Nickel, F. T., Seifert, F., Lanz, S., & Maihöfner, C. (2012). Mechanisms of neuropathic pain. European Neuropsychopharmacology, 22(2), 81–91. https://doi.org/10.1016/j.euroneuro.2011.05.005

Santos, F. M., Silva, J. T., Giardini, A. C., Rocha, P. A., Achermann, A. P. P., Alves, A. S., … Chacur, M. (2012). Neural mobilization reverses behavioral and cellular changes that characterize neuropathic pain in rats. Molecular Pain, 8(1), 57. https://doi.org/10.1186/1744-8069-8-57

Treede, R.-D., Jensen, T. S., Campbell, J. N., Cruccu, G., Dostrovsky, J. O., Griffin, J. W., … Serra, J. (2008). Neuropathic pain: redefinition and a grading system for clinical and research purposes. Neurology, 70(18), 1630–1635. https://doi.org/10.1212/01.wnl.0000282763.29778.59

 

5/5 (6 Reviews)
mm

Luis Matesanz

  • Grado en CAFYD
  • Grado en Fisioterapia
  • Máster en terapia manual ortopédica en el tratamiento del dolor
  • Especialista en disfunciones mandibulares y craneo cervicales.
  • Programa de doctorado de la URJC

Shares
Más en Fisioterapia neurológica
Fisioterapia acuática Halliwick en el paciente neurológico adulto
Fisioterapia acuática: Halliwick en el paciente neurológico adulto

Cerrar