Atendiendo a cualquiera que sea el grado de esguince y qué estructura del tobillo se ha visto afectada, debemos implementar un correcto programa de reeducación de la marcha, con apoyo progresivo y una correcta enseñanza de las fases de la pisada, carga y despegue.Las medidas de electroterapia (US, onda corta, corrientes TENS o interferencial, magnetoterapia) son recursos muy útiles. Prestaremos especial atención a la actitud postural del paciente y al apoyo del pie (en pronación o supinación).

La utilización de tobilleras elásticas o con soporte más rígido y/o la inmovilización prolongada no tienen por qué ser necesarias estableciendo protocolos de actuación temprana. No olvidemos que se trata de soluciones terapéuticas que impiden la correcta reorganización de nuestras fibras de colágeno/elastina y readaptación de la fuerza y propiocepción.

Capítulo aparte merece hablar de la REHABILITACIÓN EN PISCINA Y EJERCICIOS EN AGUA. Este trabajo disminuirá la sobrecarga de las articulaciones, nos permitirá trabajar de una manera segura y acortará los tiempos de recuperación, ya que dentro del agua se puede iniciar la carga de una manera precoz, casi desde el inicio de la lesión. Algo que no podríamos hacer “en seco”. Aprovecharemos los efectos de desgravación del agua para, por ejemplo, trabajar la marcha, o el movimiento resistido que produce para entrenar la fuerza. Con esto no sólo mejoramos la lesión del tobillo, sino también ayudamos directa e indirectamente a otro tipo de lesiones o síntomas que presente el paciente (rodillas, lumbares, miembro superior). LA INTEGRACIÓN ES COMPLETA.

Como conclusión, podemos decir que un abordaje terapéutico temprano del esguince de tobillo acorde con el grado y su proceso natural de curación, y destinado a ganar/mantener el rango de movimiento, potenciar la musculatura estabilizadora, generar un correcto control propioceptivo(teniendo en cuenta todas las estructuras musculares, tendinosas y capsulares) e integrarlo en la actividad física, laboral, deportiva del paciente, favorecerá una correcta recuperación.

Cabe pensar que la evolución siempre será favorable desde una abordaje global (aspectos socio – deportivos del paciente, historia clínica y lesiones previas, alteraciones posturales, tipo de pisada). En caso contrario, sí serían necesarias pruebas complementarias (tales como Resonancia Magnética, TAC), que descarten lesiones asociadas de menor frecuencia.

En el centro medico y de rehabilitacion  PremiumMadrid contamos con un amplio equipo de profesionales dedicados a la salud (fisioterapeutas, licenciados en INEF, podólogo, médicos), instalaciones (piscina) y material de fitness necesario (fitball, BOSU®, bandas elásticas), que pondrán en común los objetivos deseados para una pronta recuperación.

 

Este sitio web usa cookies. Más información. ACEPTAR
Shares
Leer más
Natación estilo crol
Técnica del estilo crol en natación y lesiones de hombro

Cerrar