Información importante sobre Covid-19. Saber más

Tiempo de lectura aprox: 4 minutos, 16 segundos

En nuestro apartado blog dedicado al dolor crónico hemos hablado de numerosas entidades tales como el dolor neuropáticocervicalgia crónicalumbalgiacefaleas/migrañasfibromialgia o síndrome de dolor regional complejo (sudeck, causalgia)entre otros. . Y una de las características más frecuentes que se observan en estos procesos de dolor crónico es la disminución de la actividad física y ejercicio regular, como consecuencia del miedo a que el del dolor empeore.

Esta nueva entrada va dirigida directamente a ti, paciente con dolor crónico, para decirte que… ¡TE PUEDES MOVER! El dolor crónico, y más en aquellos síndromes de meses y años de evolución, puede verse amplificado, haciendo que nos impida hacer con normalidad nuestra vida diaria, social, laboral, deportiva… ¿Qué pretendemos con esta entrada? Explicaros por qué moverse, mediante ejercicio aeróbico suave y ejercicios sencillos y, sobre todo, moverse perdiendo el miedo al dolor, es el mejor tratamiento para aliviar el dolor y mejorar las capacidades físicas y funcionales que se ven claramente mermadas.

LA IMPORTANCIA DEL MOVIMIENTO EN EL DOLOR CRÓNICO

Entonces, si nuestro cerebro tiene representado todo nuestro cuerpo tanto por las sensaciones que le llegan como por el movimiento que se produce, y entendemos al cerebro como un gran centro de operaciones, es muy fácil entender que si no nos movemos nuestro cerebro nos deja de percibir, y esto es un hallazgo frecuente en el dolor crónico.

¿Y qué pasa si empiezas a moverte, si dejas un lado el reposo excesivo y haces actividad física en función de tus posibilidades e independientemente del tipo de ejercicios? Que tu cerebro percibe que estás ahí, que tus articulaciones se mueven. Eso hará que todas las sensaciones que nos lleguen se interpreten de una manera mucho más efectiva. Pero esto que hablamos no sólo es bueno para el cerebro. El movimiento genera que nuestras articulaciones tengan una mejor lubricación y que el líquido sinovial (lubricante de la articulación) se redistribuya por la articulación.

“Pero con la hernia, si me muevo, me va a doler”

Clásicamente se ha entendido a la hernia de disco como un gran enemigo. Pero debes saber que las lesiones de los discos intervertebrales (hernias, protrusiones, deshidrataciones etc.), se encuentran igualmente en pacientes que nunca han tenido dolor de espalda. Y en otros muchos casos no tienen relación con los síntomas de dolor de espalda que tiene el paciente. En un blog previo ya hablamos más ampliamente sobre este aspecto. Es normal que el disco pueda desgastarse, incluso en gente joven; su función es de soporte, y ese desgaste no tiene por qué traducirse en dolor.

En otras enfermedades, a veces es más incapacitante el propio miedo a que duela que el dolor en sí.

PAUTAS PARA MOVERTE Y MEJORAR EL DOLOR CRÓNICO

  • Las pautas que vas a leer aquí seguramente ya las has recibido de otros profesionales o leído en otros sitios, pero cree que a veces no hace falta hacer cosas muy complicadas. Lo sencillo a veces es lo más importante, ¡sólo tienes que querer moverte y saber que con ello puedes mejorar!
  • Decide qué actividad o tarea te gusta hacer, o cuál crees que necesitas hacer para mejorar: pasear, conducir, leer… Identifica durante cuánto tiempo puedes hacerla sin que aparezca el dolor y planifícate una progresión día a día.
  • Haz ejercicios suaves de movimientos de las rodillas, inclinaciones suaves de la columna, movimientos del cuello etc., tanto tumbado boca arriba, como sentado o de pie. Hazlo sobre distintas superficies. Incluso planifica actividades que impliquen mover tu columna, cosas que te guste hacer.
  • Y todo esto hazlo en distintos momentos del día, con música, y no sólo cuando estás animado (todos los estados emocionales enriquecen al cerebro). Hazlos en el agua, frente a un espejo. Hazlos en distintos lugares (incluso en el trabajo, que a veces sientes que tienes más dolor allí, y no tiene por qué).
  • No tienes que hacer todos los movimientos de una manera completa. Puedes moverte en los grados que puedas e ir progresando poco a poco. No tienes por qué doblar la rodilla o el codo por completo, al igual que la espalda se puede mover lo que tú quieras que se mueva.
  • Y si solamente iniciar el dolor ya te duele, simplemente imagínate el movimiento. Imaginar y pensar los movimientos que te duelen, tal como suena, o ver a otras personas hacerlo, activa tus áreas del cerebro relacionadas con el movimiento, pero no el dolor. Y eso es una gran preparación para cuando puedas mover “realmente” tu articulación dolorosa. Y si incluso imaginarlo te duele, imagínate sólo una parte del movimiento.

Con estas sencillas pautas, realizadas de manera gradual y supervisadas por tu fisioterapeuta y médico especialista en dolor, conseguirás mejoras. Claro que es una carrera de fondo, tendrás que darle medio plazo, y tampoco sabemos el potencial exacto de mejora, pero el reposo y evitar el movimiento sólo va a ser un factor que perpetúe tu dolor.

La terapia manual y fisioterapia clásica, por sí sola, te pueden ayudar, pero si le das importancia que se merece a moverte y hacer ejercicio suave, el efecto se verá potenciado y será mucho mayor. Y no sólo mejorará el dolor, sino también se producirán mejoras en el sueño, estado de salud y calidad de vida. NO TENGAS MIEDO, ¡EL MOVIMIENTO ES SALUD!

En el Centro Médico y de Rehabilitación PremiumMadrid entendemos la importancia de la fisioterapia activa y actividad física como parte primordial en la salud. No dudes en contactar con nuestros fisioterapeutas y preparadores físicos para cualquier duda en referencia a cómo tratar tu dolor crónico, ya sea con ejercicios de fisioterapia activa, ejercicio físico aeróbico o piscina, entre otros.

Actualizado en abril de 2022 por Jorge Rodríguez

BIBLIOGRAFÍA

  1. Bernal-Utrera, C., Gonzalez-Gerez, JJ, Anarte-Lazo, E., & Rodríguez-Blanco, C. (2020). Terapia manual versus ejercicio terapéutico en dolor de cuello crónico inespecífico: un ensayo controlado aleatorio. Ensayos21(1), 682.
  2. Suh, JH, Kim, H., Jung, GP, Ko, JY y Ryu, JS (2019). El efecto de la estabilización lumbar y los ejercicios para caminar sobre el dolor lumbar crónico: un ensayo controlado aleatorio. Medicina98(26), e16173.
  3. Van Dillen, LR, Lanier, VM, Steger-May, K., Wallendorf, M., Norton, BJ, Civello, JM, Czuppon, SL, Francois, SJ, Roles, K. y Lang, CE (2021). Efecto del entrenamiento de habilidades motoras en actividades funcionales frente al ejercicio de fuerza y ​​flexibilidad sobre la función en personas con dolor lumbar crónico: un ensayo clínico aleatorizado. Neurología JAMA78(4), 385–395.
  4. Tejera, DM, Beltran-Alacreu, H., Cano-de-la-Cuerda, R., León Hernández, JV, Martín-Pintado-Zugasti, A., Calvo-Lobo, C., Gil-Martínez, A., & Fernández-Carnero, J. (2020). Efectos de la realidad virtual versus el ejercicio sobre el dolor, los resultados funcionales, somatosensoriales y psicosociales en pacientes con dolor de cuello crónico inespecífico: un ensayo clínico aleatorizado. Revista internacional de investigación ambiental y salud pública17(16), 5950.
  5. Kanas, M., Faria, RS, Salles, LG, Sorpreso, I., Martins, DE, Cunha, R. y Wajchenberg, M. (2018). Terapia de ejercicios en el hogar para el tratamiento del dolor lumbar crónico inespecífico. Revista da Associacao Medica Brasileira (1992)64(9), 824–831.
  6. Khodadad, B., Letafatkar, A., Hadadnezhad, M. y Shojaedin, S. (2020). Comparación de la eficacia del tratamiento funcional cognitivo y el tratamiento de estabilización lumbar sobre el control del dolor y el movimiento en pacientes con dolor lumbar. Salud deportiva12(3), 289–295.
  7. Uluğ, N., Yılmaz, Ö. T., Kara, M. y Özçakar, L. (2018). Efectos de Pilates y yoga en pacientes con dolor de cuello crónico: un estudio ecográfico. Revista de medicina de rehabilitación50(1), 80–85.
  8. Teychenne, M., Lamb, KE, Main, L., Miller, C., Hahne, A., Ford, J., Rosenbaum, S. y Belavy, D. (2019). Fuerza y acondicionamiento general versus control motor con terapia manual para mejorar los síntomas depresivos en el dolor lumbar crónico: un ensayo de viabilidad aleatorizado. PloS uno14(8), e0220442.

 

 

-->
Shares

COOKIES

Esta web solo instalará cookies analíticas y de publicidad comportamental si usted lo acepta expresamente.

- Las cookies _ga son propiedad de Google Analytics y sirven para mejorar nuestros servicios mediante el análisis de sus hábitos de navegación.

- Las cookies Doubleclick son propiedad de Google Inc. y sirven para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de sus hábitos de navegación (por ejemplo, páginas visitadas).

Podrá revocar este consentimiento, obtener más información e informarse de sus derechos en la Política de cookies.

Configuración de cookies

A continuación, puede elegir qué tipo de cookies permite en este sitio web. Haga clic en el botón "Guardar configuración de cookies" para aplicar su elección.

Funcional

AnalíticasEsta web solo instalará cookies analíticas y de publicidad comportamental si usted lo acepta expresamente. - Las cookies _ga son propiedad de Google Analytics y sirven para mejorar nuestros servicios mediante el análisis de sus hábitos de navegación. - Las cookies Doubleclick son propiedad de Google Inc. y sirven para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de sus hábitos de navegación (por ejemplo, páginas visitadas).

Social mediaNuestro sitio web coloca cookies de redes sociales para mostrarle contenido de terceros como YouTube y Facebook. Estas cookies pueden rastrear sus datos personales.

AdvertisingNuestro sitio web coloca cookies publicitarias para mostrarle anuncios de terceros basados ​​en sus intereses. Estas cookies pueden rastrear sus datos personales.

OtherNuestro sitio web coloca cookies de terceros de otros servicios de terceros que no son analíticos, redes sociales o publicidad.

Podrá revocar este consentimiento, obtener más información e informarse de sus derechos en la Política de cookies.