Introducción

Como hemos visto en anteriores blogs (Tratamiento de la rotura del tendón de Aquiles, rehabilitación y fisioterapia especializada y ¿Qué es la rotura del tendón de Aquiles y por qué se produce?), la rotura del tendón de Aquiles suele tener mayoritariamente una etiología traumática y relacionada con alguna práctica deportiva.1 Esta entrada tiene como finalidad explicar las últimas fases de recuperación de esta lesión, cuyo objetivo principal consiste en la vuelta a dicha actividad deportiva en una condición óptima de rendimiento y prevención de recidivas.

Readaptación deportiva

La fase de readaptación deportiva se puede iniciar en el momento en que el paciente es capaz de realizar el gesto de elevación monopodal con la pierna afecta y salto vertical bipodal.2,5,6 Esto suele ser posible aproximadamente a partir de la semana 14. Esta fase, que llamaremos rehabilitación física y deportiva  y debe estar supervisada por un fisioterapeuta, se realizará mediante el trabajo de un equipo multidisciplinar.3,4 Puede durar hasta la semana 22 tras la intervención quirúrgica.

La batería de ejercicios propuesta a realizar en esta fase es: elevaciones monopodales con carga externa, fortalecimiento general de MI afecto consistente preferiblemente en ejercicios en carga y cadena cinética cerrada, salto unilateral en estático desde sentadilla parcial, saltos verticales monopodales repetidos; a partir de la semana 16, si el sujeto es capaz de realizar más de 5 elevaciones monopodales, está indicado comenzar el trote suave en plano horizontal, preferiblemente en cinta. Será necesario reeducar el gesto de carrera con 2-3 días de descanso posteriores. Se puede combinar el tratamiento con electroestimulación muscular en el tríceps sural si éste muestra signos de atrofia.3 Es preferible que todos estos ejercicios se realicen primero durante varias sesiones en el medio acuático, y una vez que el sujeto las domine, pasar a realizarlas en seco, según permita la sintomatología y la fatiga percibida por el paciente.

Return to play

La última fase de recuperación es la conocida como return to play (vuelta a la actividad deportiva). Suele empezar entorno a la semana 23-25 y los criterios necesarios para decidir si un paciente puede comenzarla son que pueda correr durante 3 km sin aparición de dolor o rigidez y que sea capaz de realizar diferentes ejercicios de agilidad a baja velocidad (escala de suelo, pivote, carrera lateral con cambio de dirección…).4-6 Los ejercicios irán orientados a la mejoría en dichos gestos deportivos, intentando potenciar el realizarlos cada vez con más velocidad, agilidad y coordinación (escala de suelo, carrera de espaldas, carrera lateral con cambio de dirección, saltos monopodales con cambio de dirección, saltos con sentadilla profunda, pivotaje…). Poco a poco se debe ir introduciendo el trabajo específico en el deporte que el sujeto practique, siempre sin oposición y en un entorno controlado. En esta fase, es poco habitual que se realice trabajo en agua, salvo que el deportista muestre incapacidad para realizar correctamente alguno de los ejercicios o si aparece edema o fatiga excesiva en el miembro inferior afecto. La recuperación total para la vuelta a la práctica deportiva variará según las características de cada sujeto, pero lo habitual es que esté comprendida entre 6 y 11 meses.1,4

En Premium Madrid, contamos con las mejores instalaciones y un amplio equipo multidisciplinar especializado en la recuperación de este tipo de lesión, desde sus fases más tempranas hasta el retorno a la práctica deportiva.

 

Bibliografía:

  1. ZELLERS, Jennifer A.; CARMONT, Michael R.; SILBERNAGEL, Karin Grävare. Return to play post-Achilles tendon rupture: a systematic review and meta-analysis of rate and measures of return to play. Br J Sports Med, 2016, vol. 50, no 21, p. 1325-1332.
  2. PORTER, Mark D.; SHADBOLT, Bruce. Randomized controlled trial of accelerated rehabilitation versus standard protocol following surgical repair of ruptured Achilles tendon. ANZ journal of surgery, 2015, vol. 85, no 5, p. 373-377. (2)
  3. OLSSON, Nicklas, et al. Stable surgical repair with accelerated rehabilitation versus nonsurgical treatment for acute Achilles tendon ruptures: a randomized controlled study. The American journal of sports medicine, 2013, vol. 41, no 12, p. 2867-2876.
  4. ZELLERS, Jennifer A.; CORTES, Daniel H.; SILBERNAGEL, Karin Grävare. FROM ACUTE ACHILLES TENDON RUPTURE TO RETURN TO PLAY–A CASE REPORT EVALUATING RECOVERY OF TENDON STRUCTURE, MECHANICAL PROPERTIES, CLINICAL AND FUNCTIONAL OUTCOMES. International journal of sports physical therapy, 2016, vol. 11, no 7, p. 1150.
  5. SILBERNAGEL, Karin Grävare, et al. A new measurement of heel-rise endurance with the ability to detect functional deficits in patients with Achilles tendon rupture. Knee Surgery, Sports Traumatology, Arthroscopy, 2010, vol. 18, no 2, p. 258-264.
  6. NILSSON-HELANDER, Katarina, et al. The Achilles tendon total rupture score (ATRS) development and validation. The American journal of sports medicine, 2007, vol. 35, no 3, p. 421-426.
4.5/5 (2 Reviews)
mm

Pablo Alba

  • Fisioterapeuta por la Universidad de Alcalá de Henares
  • Máster Universitario en Terapia Manual del Aparato Locomotor por la Universidad de Alcalá de Henares
  • Especialista en Masoterapia por la Universidad de Alcalá de Henares
  • Especialista en Fisioterapia Deportiva otorgado por la Universidad Complutense de Madrid
  • Especialista en Drenaje Linfático Manual otorgado por la Fundación Omphis Institute
  • Curso de Experto Spartanova, realizado en Centro Médico y de rehabilitación Premium Madrid

Shares
Más en Deporte y Nutrición, Tobillo
Tratamiento de la rotura del tendón de Aquiles, rehabilitación y fisioterapia especializada

Cerrar