Las fracturas por estrés son poco conocidas popularmente. Responden a la definición general de las fracturas de ruptura de la solución de continuidad del hueso pero su causa no es un traumatismo agudo sino múltiples traumatismos repetidos sobre un hueso de partida sano, aunque también podría ser un esfuerzo normal sobre un hueso osteoporótico (3ª edad, etapa postmenopaúsica en mujeres) o con alguna otra patología que lo haga más frágil. Esos traumatismos se deben a un trabajo muscular repetitivo realizado en demasía y es habitual en deportistas. Con localización preferente en metatarsianos y tibia, estas últimas son de gran frecuencia en  corredores y jugadores de voleybol. Este esfuerzo repetitivo fatiga a la musculatura que no es capaz de reabsorber todas las fuerzas y estás van a parar al hueso. El hueso se debilita, no se le da tiempo para su recuperación y reparación y crece su desequilibrio respecto a una musculatura hipertónica.

Respecto a las fracturas por estrés en la tibia, nos encontraremos ante un síntoma de dolor insidioso localizado sobre la tibia, en su tercio distal preferentemente; si la fractura se localizara en el platillo tibial, este síntoma sería difícil de valorar. Es importante poder correlacionar este dolor con un aumento de la actividad física o ,al contrario, estimar si con el reposo de dicha actividad cede la molestia. A partir de esta primera sospecha habrá que hacer un diagnóstico diferencial con tendinitis, periostitis, tumores o snídrome compartimental, principalmente. La demora en el diagnóstico correcto, algo frecuente, dificulta la recuperación de esta lesión. En la exploración podemos encontrar también edema, enrojecimiento y calor en la zona, así como dolor a la palpación.

Las lesiones localizadas en la diáfisis tibial anterior pueden tener complicaciones importantes como desplazamientos.

Tras el diagnóstico, habría que determinar si hay causas biomecánicas que hayan propiciado ese estrés sobre el hueso como dismetrías en los miembros inferiores, alteración en el eje del retropié hacia la pronación u otro tipo de desequilibrios musculares o articulares.

El tratamiento irá orientado a corregir esos desequilibrios, a mantener la funcionalidad del pie y pierna mientras  se observa el reposo que favorecerá la recuperación del hueso ayudandonos de la electroterapia para favorecer la consolidación ósea y disminuir la inflamacion y a reeducar la actividad deportiva para una reincorporación al deporte sin recidivas.

En el centro medico Premium Madrid encontrará un equipo multidisciplinar compuesto por fisioterapeutas deportivos, osteopatas, podologos deportivos, preparadores fisicos y medicos especialistas en medicina deportiva que pondran a su disposicion su experiencia y la ultimos avances cientificos para su pronta recuperacion.

mm

Patricia Gómez

  • Responsable de la especialidad de rehabilitación en Premiummadrid y de la unidad de Salud.
  • Fisioterapeuta (Universidad de Alcalá de Henares)
  • Experta en terapia manual avanzada y manejo del dolor crónico (Universidad Complutense de Madrid)
  • Especialista en drenaje linfático manual según método Godoy y método Leduc.
  • Especialista en Movilización Neuromeníngea y dolor.
  • Especialista en Inducción Miofascial nivel I (Tupimek).

Este sitio web usa cookies. Más información. ACEPTAR
Shares
Leer más
ESTIRAMIENTO DE ISQUIOTIBIALES

Cerrar