El término que conocemos como lumbalgia hace referencia a la queja de dolor en la zona referida entre la última vértebra dorsal, la articulación sacrocoxígea y los bordes  laterales de la musculatura paravertebral. Este dolor puede tener diferentes características y diferentes causas.¿En qué medida nos ayudan las pruebas de imagen (radiografía, resonancia magnética…) a identificar estas causas y por tanto a dar mejor solución al dolor lumbar desde estos hallazgos?

He aquí un resultado interesante de un estudio sobre dolor lumbar:

“El porcentaje de lumbalgias en las que el dolor procede de una patología específica primaria con correlación clínica con el mecanismo que causa el dolor e incapacidad, es de 10-20%.En el  resto,el dolor sería causado por cambios en la función de origen inespecífico como:

  • Baja tolerancia a la carga de los tejidos (que se irritan con más facilidad).
  • Cambios neurofisiológicos que conduzcan al dolor(por ejemplo, inhibición musculatura profunda estabilizadora que es compensado por musculatura superficial que se cansa antes y se contractura).
  • Cambios en el control motorla columna cambia los mecanismos de movimiento como protección ante el dolor o adoptando modos de funcionamiento que exponen al dolor porque son irritativos.”

Dentro de las causas primarias encontramos: tumores, enfermedades inflamatorias, rotura interna del disco intervertebral, hernia discal lumbar con compresión de la raíz, estenosis del canal medular y espondilolistesis grado II o III. Esto sería ese 10-20% que siempre que aparece causa dolor y lo causa de forma parecida (correlación clínica directa).

Cualquier otro hallazgo no tiene porqué ser relevante pues se observan con igual frecuencia en pacientes con dolor lumbar como en sujetos sanos y asintomáticos (sin dolor), no habiendo correlación directa. Hallazgos como artrosis, espondilolísis, espina bífida oculta,sacralización lumbar, lumbarización, alteraciones en articulaciones facetarías, deshidratación discal, escoliosis menores de 10º Cob o enfermedad de Scheuermann. Incluso hernias discales si no hay compresión de la raíz.

Con la edad es frecuente encontrar hallazgos con más probabilidad y que no tiene que ver con el dolor lumbar: abombamiento discal,artrosis,espondilolistesis, disminución de la lordosis, calcificación discal.

Respecto a la RMN (Resonancia Magnética Nuclear) en concreto, el 40% de la población asintomática (es decir, sin dolor) presenta alteraciones. Protusiones y hernia discal se observan con igual frecuencia en pacientes con lumbalgia y personas sin dolor y sólo son relevantes si hay signos de compresión radicular (es decir, que se ve afectada la raíz nerviosa).

Como profesionales, seremos cuidadosos en cómo manejamos la información que obtenemos de esas pruebas de cara al paciente y utilizar recursos sobre la pedagogía del dolor para explicarle lo que le pasa. De lo contrario, el paciente puede asociar su dolor lumbar a una lesión que no es reversible e introducir al componente cognitivoemocional de su dolor un factor que lo puede cronificar: autoconvencerse de que su dolor lumbar no puede desaparecer porque tiene una hernia, artrosis o una lesión que no va a desaparecer.

En Premiummadrid puede consultarnos sobre su lesión y sus dolores y recibir un tratamiento específico para su problema.

Recursos de información:

  • O’Sullivan, P. (2005). Diagnosis and classification of chronic low back pain disorders: maladaptive movement and motor control impairments as underlying mechanism. Manual therapy10(4), 242-255.
  • Jarvik, J. J., Hollingworth, W., Heagerty, P., Haynor, D. R., &Deyo, R. A. (2001). The longitudinal assessment of imaging and disability of the back (LAIDBack) study: baseline data. Spine26(10), 1158-1166.
mm

Patricia Gómez

  • Responsable de la especialidad de rehabilitación en Premiummadrid y de la unidad de Salud.
  • Fisioterapeuta (Universidad de Alcalá de Henares)
  • Experta en terapia manual avanzada y manejo del dolor crónico (Universidad Complutense de Madrid)
  • Especialista en drenaje linfático manual según método Godoy y método Leduc.
  • Especialista en Movilización Neuromeníngea y dolor.
  • Especialista en Inducción Miofascial nivel I (Tupimek).

Este sitio web usa cookies. Más información. ACEPTAR
Shares
Leer más
acromioplastia
Caso clínico: ACROMIOPLASTIA I

Cerrar