Pasamos horas y horas delante de un ordenador (bien sea por motivos laborales o de ocio) en una posición incorrecta lo que nos consume mucha energía y genera grandes compensaciones que derivan, con el paso del tiempo, en patología. La forma que tenemos de sentarnos determinará la aparición o no de dolor por lo que es un tema que abordaremos para prevenir y mantener la salud.

Mantenernos erguidos es responsabilidad de la musculatura profunda estática de la espalda (músculos espinales) los cuales nos ayudan a mantener la postura de manera involuntaria y mantienen la estabilidad de la columna. Esta musculatura será la que apoye a la función de la musculatura dinámica por lo que su correcto mantenimiento nos permitirá poder realizar una función dinámica más efectiva, con menor gasto energético y serán los encargados de “guiar el movimiento”.

No podemos olvidar que existen 3 entradas importantes de información estática al cerebro: la posición de los ojos, el oído interno y los pies.

La posición de la cabeza juega un papel muy importante en el mantenimiento de la postura debido a que los ojos son puerta de entrada de información y son los que se encargan de “iniciar el movimiento” (dan intención al movimiento), el oído interno trabajará correctamente cuando mantenemos la nariz horizontal (debido a que es el responsable del equilibrio a través de los líquidos que fluctúan por su interior) y los pies deben de estar apoyados en el suelo de manera que mantengamos la pelvis sin tensiones y el sistema propioceptivo preparado para trabajar. Por ello, es importante mantener todos estos factores equilibrados para que nos ayuden a trabajar de manera óptima y económica.

Por todo lo dicho anteriormente, la manera más correcta de sentarnos consiste en mantener los pies apoyados en el suelo o bien sobre un reposapiés lo cual provocará que exista menos tensión de la musculatura de la cadena posterior de los miembros inferiores (debido a la flexión de rodillas), equilibrar la pelvis de manera que nos sentemos sobre los isquiones (huesos que podemos palpar en mitad de los glúteos cuando estamos sentados) generando así la mínima tensión en la musculatura pelvitrocantérea (que estará tensa debido al ángulo que forman nuestras caderas), la espalda debe mantenerse recta respetando las curvas fisiológicas del raquis (tendremos que notar la sensación de estar creciendo hacia el techo sin exagerar el estiramiento) a ratos apoyada en el respaldo y a ratos sin apoyarnos de manera que hagamos trabajar a la musculatura profunda, los codos deberán reposar en la mesa (pero sin que esto provoque que la espalda se incline), adaptando si fuera necesario la altura de la mesa o la posición del teclado, y la cabeza deberá mantener la mirada horizontal por lo que adaptaremos también la altura de la pantalla.

En Premium Madrid proponemos para mantener ésta musculatura sana y activa una actividad llamada Control Postural. Esta actividad enseñará al cuerpo de manera activa a mantener y mejorar la postura “enseñándole” e integrando la postura y no “forzándole”. Trabajaremos mediante posturas en tensión activa para mejorar y activar la musculatura estática lo que nos permitirá mejorar la realización de nuestras actividades y la ejecución de las mismas.

Este sitio web usa cookies. Más información. ACEPTAR
Shares
Leer más
Agua en lesiones
Fisioterapia en el agua en lesiones traumatológicas y deportivas (parte 2)

Cerrar