La Esclerosis Múltiple (EM) es una enfermedad neurológica progresiva que afecta las fibras del sistema nervioso central (SNC). Es frecuente en los adultos jóvenes y en las mujeres. Como todos los tejidos y estructuras del cuerpo, el sistema nervioso central se compone de células, en este caso llamadas neuronas. Las neuronas (que consiste en un cuerpo y una cola – axón) se comunican entre sí mediante la emisión de señales eléctricas (sinapsis) entre sus axones (terminales dendríticas). Estos a su vez están rodeados por una vaina de mielina que promueve la conducción de la corriente eléctrica y la comunicación entre neuronas. En la EM la vaina de mielina se destruye en algunas áreas del SNC (no hay una causa conocida hasta ahora, parece existir una alteración del funcionamiento del sistema inmunitario). Cuando la mielina se destruye la comunicación entre las neuronas se vuelve menos eficaz y, a veces inexistente. Las lesiones comprometen principalmente las vías de materia blanca largos, pero también pueden alcanzar las regiones corticales y subcorticales. Además de la pérdida de la mielina hay evidencia de que también se puede producir daño axonal, responsables de la persistencia de los síntomas y que le da un carácter neurodegenerativo. La desmielinización en las vías nerviosas que transmiten señales a los músculos es la causa de problemas de movilidad (síntomas motores), mientras que la desmielinización en las vías nerviosas que conducen a la sensibilidad al cerebro provoca cambios sensoriales (síntomas sensoriales o sensorial).

 Los síntomas más comunes son la manifestación inicial del hormiguero, los entorpecimientos u otras sensaciones en las extremidades, en el tronco o la cara. Los síntomas sensoriales (cambios en la sensibilidad): Adormecimiento hormigueo, otras sensaciones anormales (disestesia), dificultad visual, impotencia sexual, vértigo Los síntomas motores (cambios en la función muscular): debilidad, dificultades lentitud para caminar o mantener el equilibrio, temblor, visión doble, incontinencia fecal y urinaria, estreñimiento, la rigidez, inestabilidad, cansancio anormal.

Los síntomas iniciales de la desmielinización pueden consistir en trastornos mentales o emocionales leves, cuya apariencia es a menudo meses o años antes de que se identificara la enfermedad. La esclerosis múltiple sigue un curso variado e impredecible.

La enfermedad comienza en la mayoría de los casos con síntomas meses seguidos aislados o años sin la manifestación de los síntomas más. En otros casos, los síntomas empeoran y generalizan hasta el final de la semana o mes. Los síntomas pueden acentuarse debido al calor excesivo (por el calor del verano o los baños o duchas calientes) o incluso por una fiebre. Una recurrencia de la enfermedad puede aparecer espontáneamente o puede ser causada por una infección como la gripe. Como los brotes se agrava la insuficiencia más frecuente y puede llegar a ser permanente.

Considerando que la EM es una enfermedad difusa, tiene una gran variedad de manifestaciones clínicas que se observan en los episodios agudos y subagudos de recurrencia con remisión variable. El diagnóstico clínico se basa principalmente en una historia detallada y signos neurológicos en presencia de detectado junto con el análisis de resonancia magnética, tomografía. Debido a que es una condición que se caracteriza por su diversidad e imprevisibilidad implica la necesidad de realizar una evaluación adecuada e individualizada. El tratamiento depende de las conclusiones extraídas de la evaluación de cada paciente y la deriva en función de los síntomas, estado general del paciente y resultados de las pruebas hechas. Recientes estudios demuestran que el ejercicio físico específico y rehabilitación adecuada a cada persona puede ayudar en su función, actividades diarias, equilibrio, coordinación y condición respiratoria.

En el Centro Médico y de Rehabilitación Premium Madrid ponemos a su disposición un amplio equipo multidisciplinar, así como una piscina terapéutica donde puede realizar ejercicios beneficiándose de las propiedades del agua que ayudarán a mejorar el movimiento y el condicionamiento físico. 

Palabras Clave: Esclerosis Múltiple (EM), enfermedad neurológica progresiva, síntomas más comunes, síntomas sensoriales, síntomas motores, síntomas iniciales, gran variedad de manifestaciones clínicas, diagnóstico clínico desmielinización, evaluación adecuada e individualizada, tratamiento, ejercicio físico

Bibliografía

Andrea Doring, C. F. (2012). Exercise in multiple sclerosis – an integral component of disease management. The EPMA Journal.

Coxhead, E. (2009). Aquatic exercise for people with multiple sclerosis. MS Australia.

Douglas Martins Braga, E. M. (2012). Combinações de Técnicas de Reabilitação no paciente com Esclerose Múltipla (MS). Revista Neurociências.

Kadriye Armutlu, R. K. (s.d.). Physiotherapy Approaches in the Treatment of Ataxic Multiple Sclerosis – A pilot study. Neurorehabilitation and Neural Repair.

Kamila Rasova, P. F. (2010). Emergin evidence-based physical rehabilitation for Multiple Sclerosis towards an inventory of current content across Europe. Health and quality of life outcomes.

Katrina Williams, P. D. (2009). Strenght and cardiorespiratory exercise for people with multiple sclerosis. MS Australia.

Sá, M. J. (2012). Physiopathology of symptoms and signs in multiple sclerosis.

Silva, G. J. (2010). Neurorrehabilitación de paciente con esclerosis múltiple. Revista Mexicana de Medicina Física y Rehabilitación.

 

Este sitio web usa cookies. Más información. ACEPTAR
Shares
Leer más
REEDUCACION POSTURAL GLOBAL Y ESCOLIOSIS

Cerrar