Los pies, esos elementos en los que termina o empieza nuestro cuerpo, los que son la base y el principio del mismo, son unas estructuras perfectamente adaptadas para desplazarnos, caminar, correr, saltar, bailar, por cualquier tipo de terrenos y superficies. Cuando caminamos, los pies son nuestro único punto de contacto con el suelo, por lo que es la primera parte de nuestro cuerpo que siente las fuerzas generadas al caminar.

Todos los huesos, músculos, tendones y ligamentos del pie están estructurados para trabajar juntos en el reparto y distribución de estas fuerzas de modo que no suframos lesiones ni dolor. No obstante, en ocasiones, la posición y el movimiento de los pies producen fuerzas que se aplican sobre los tejidos y pueden causar dolor de talón y rodilla. 

En términos generales, se puede afirmar que en el ser humano, al desplazarse (caminar, correr) se distinguen 3 tipos de pisada o de apoyo: NEUTRO, PRONADOR Y SUPINADOR.

Apoyo Neutro

Las personas que tienen un arco normal son neutros o pronadores normales, y necesitan la estabilidad de un calzado neutro o que ofrezca un control de la pronación moderado. En general, a los pronadores normales se les llama neutros y aproximadamente entre el  20 % de las personas, tanto si son corredores como si no, tienen este tipo de apoyo.

En tipo este apoyo, antes de impactar totalmente con el terreno, el pie se desvía hacia el exterior y la parte exterior del talón es la zona del pie que primero impacta con el terreno, estando todavía la parte delantera del pie inclinada hacia el exterior. En el proceso de la transición de la pisada, el pie gira aproximadamente un 15% hacia adentro para conseguir un apoyo completo sobre el terreno y así poder soportar el peso del corredor sin problemas. Al final de la transición de la pisada se produce la propulsión o impulso, que se realiza a través de la parte delantera del pie de manera uniforme.

 Si quieres saber más sobre tipos de pisada visita el blog de Análisis de la marcha, estudio de la biomecánica o pisada pronadora.

Este sitio web usa cookies. Más información. ACEPTAR
Shares
Leer más
CÓMO ES EL SUELO PÉLVICO MASCULINO Y CUÁLES SON SUS FUNCIONES
Cerrar