FUNCIÓN

El  iliopsoas o psoas ilíaco, es un músculo que actúa en funciones muy importantes y que a menudo es causante de dolor lumbar, siendo un músculo poco accesible.

Anatómicamente el iliopsoas esta formado por dos músculos: el ilíaco y el psoas, que a su vez podríamos dividirlo en psoas mayor y psoas menor.

El psoas mayor se inserta proximalmente en el cuerpo de la 12º vértebra dorsal, en todas las vértebras lumbares y mediante unos fascículos más delgados, en las apófisis transversas lumbares. A nivel más distal, éste pasa por delante de la articulación sacroilíaca y sigue por el reborde pélvico pasando de forma anterior por el techo de la articulación de la cadera (de ahí que intervenga en las trocanteritis).

Por otro lado, tenemos al psoas menor que se encuentra ausente en el 41-50% de las personas. Su trayecto comprende desde la cara anterolateral de la 12º vértebra dorsal y las dos primeras lumbares, hasta llegar a la línea pectínea.

Finalmente el músculo iliaco, que es el segundo componente muscular, se origina en los dos tercios superiores de la superficie interna de la fosa ilíaca, hasta llegar al trocánter menor. Es aquí donde se une con la mayoría de las fibras al psoas mayor formando el tendón del iliopsoas.

La inervación del psoas mayor parte de las ramas del plexo compuesto por los nervios espinales L2, L3 y L4. El psoas menor parte del primer nervio espinal lumbar y el iliaco de L2 y L3.

ACCIÓN

La acción primaria del psoas es la flexión de cadera homolateral, flexión de la columna lumbar o inclinación si se activa sólo el homolateral, haciendo un papel importante en la estabilidad de la postura erguida y de la propia cadera.

El síntoma principal que se produce cuando el paciente tiene activado un punto gatillo en el psoas, es un dolor lumbar vertical, de arriba abajo, nunca transversal. El dolor también puede estar presente en la zona inguinal y cara anterior y superior del muslo.

Los pacientes suelen tener dificultad para levantarse, con agravación del dolor lumbar cuando están en bipedestación. El movimiento de la pelvis y la extensión de cadera suelen estar limitados.

Los síntomas pueden aparecer  tras una caída, una sedestación prolongada, dormir en una posición fetal, el embarazo o realizar de una forma incorrecta los abdominales tradicionales.

Como ya explicamos en otro blog, la estabilidad lumbar la realizan el diafragma, suelo pélvico, la musculatura intrínseca de la columna y el transverso del abdomen. Según este modelo, el psoas mayor tiene una ubicación ideal para asistir en una función estabilizadora debido a que tiene relaciones anatómicas íntimas con el diafragma y el suelo pélvico. Esta localización anatómica única permite al psoas mayor actuar como un vínculo entre estas estructuras y puede ayudar en el mantenimiento de la estabilidad lumbar. Por otra parte hay autores que sugieren que el psoas mayor podría ayudar en la estabilización de la columna lumbar a través de su gran potencial para generar fuerzas de compresión.

En Premium Madrid tenemos fisioterapeutas y entrenadores personales a su disposición, para ayudarle a mejorar su patología y mantener una buena estabilidad lumbar.

 

Bibliografia:

Psoas Major: a case report and review of its anatomy, biomechanics, and clinical implications.J Can Chiropr Assoc.2009 Dec ;53 (4): 311.8. http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/20037696

Travell y Simons: dolor y disfuncion miofascial.volumen 2.

Imagen: http://www.arydol.es/dolor-miofascial-cronico-botulinica.php

mm

Premium Madrid

    En Premium Madrid contamos con un amplio equipo de profesionales que trabajan de manera multidisciplinar desde la fisioterapia, la medicina, la podología, la actividad física y la nutrición para tratar cada caso de manera global y ofrecer el mejor servicio a nuestros pacientes.

Este sitio web usa cookies. Más información. ACEPTAR
Shares