Información importante sobre Covid-19. Saber más

El ligamento lateral interno es el mayor estabilizador de la rodilla, proveyendo apoyo contra las fuerzas de rotación y valgo de rodilla. Además, el ligamento lateral interno, es el que más se lesiona en los traumatismos de rodilla (1).

El ligamento lateral interno consta de partes superficiales y profundas, y el ligamento lateral interno superficial es una de las estructuras estabilizadoras más importantes de la rodilla medial. Tiene dos inserciones en la tibia:

  • La división proximal es el principal estabilizador de la rodilla contra el estrés en valgo.
  • La división distal es un estabilizador principal contra los momentos de rotación internos y externos (2).

El esguince de ligamento lateral interno de rodilla es una lesión común en deportes como el ski, el fútbol o el hockey hielo como resultado de un traumatismo directo sobre la rodilla en valgo (inclinación hacia adentro) o bien por maniobras de pivotaje en las que el deportista, planta el pie y rápidamente cambia de velocidad o dirección.

El ligamento lateral interno suele lesionarse de manera aislada, aunque puede hacerlo en otras ocasiones en relación al ligamento cruzado anterior o al menisco interno (3,4).

Clasificación de lesiones de ligamento lateral interno

En test clínico

  • Grado clínico I: Sensibilidad a la palpación o dolor durante la prueba de esfuerzo, pero sin laxitud aumentada o solo mínimamente
  • Grado clínico II: Mayor laxitud durante la prueba de esfuerzo con semifexión pero no en extensión completa.
  • Grado clínico III: Laxitud macroscópica durante la prueba de esfuerzo con semifexión y mayor laxitud también en extensión completa.

Tras resonancia magnética

  • Resonancia magnética grado I: Edema / hemorragia dentro o alrededor del ligamento pero con las fibras intactas.
  • Resonancia magnética grado II: Rotura parcial de los ligamentos pero con continuidad y algunas fibras intactas .
  • Resonancia magnética grado III: Rotura ligamentosa completa o avulsión ósea, discontinuidad y prácticamente ninguna fibra intacta (5).

 

Examen físico

La lesión aguda aislada del ligamento lateral interno puede presentarse por hinchazón local, equimosis y dolor a la palpación en la parte medial de la rodilla. Las lesiones incompletas del ligamento lateral interno pueden ser más dolorosas que un desgarro completo de este. El derrame articular dentro de las 2 horas posteriores a la lesión favorece la hemartrosis y sugiere una patología intraarticular, como una lesión de los ligamentos cruzados.

Durante el examen físico, la laxitud medial de la rodilla en flexión de 30 ° mientras está abducida por una fuerza en valgo es indicativa de lesión del ligamento lateral interno. Sin embargo, si todavía se observa inestabilidad en valgo a 0 grados de flexión de la rodilla, la lesión es más extensa y también se pueden haber lesionado los ligamentos cruzados (2,6).

 

Tratamiento

Casi todas las lesiones aisladas del ligamento lateral interno de grado I y II pueden tratarse de forma conservadora. Después de un breve período de descanso, vendaje y terapia de frío, el tratamiento de elección es el movimiento temprano de la rodilla. Debe evitarse la inmovilización con un yeso debido a sus efectos negativos sobre la cicatrización del ligamento y la rigidez residual. No se deben establecer límites en la flexión-extensión durante el refuerzo y el objetivo debe ser la restitución temprana de la extensión completa de la rodilla, especialmente en casos con lesiones cerca de la inserción femoral. Es posible el regreso gradual a los deportes después de la rehabilitación activa de cuádriceps e isquiotibiales y el entrenamiento específico para deportes (7).

El fracaso del tratamiento no quirúrgico puede resultar en una inestabilidad medial persistente y debilitante, disfunción del ligamento cruzado anterior (LCA), debilidad y osteoartritis (8).

Indicaciones de cirugía:

  • Avulsión ósea del ligamento lateral interno del epicóndilo medial tibial.
  • Interposición de la parte distal del ligamento lateral interno debajo del menisco interno
  • Lesión de ligamento lateral interno junto a ligamento cruzado posterior
  • Lesión de ligamento lateral interno relacionada con lesión de ambos ligamentos cruzados (7).

 

Bibliografia:

  1. Farzad V, Reza R, Abbas N. Medial collateral ligament injury of the knee: a review on current concept and management. Arch Bone Jt Surg. 2021; 9(3): 255-262
  2. Andrews Kyle, Lu Alex, McKean L, Nabil E. Review:  Medial collateral ligament injuries. Journal of Orthopaedics. 2017;14(4):550-4.
  3. Memarzadeh A, Melton J. Medial collateral ligament of the knee: anatomy, management and surgical techniques for reconstruction. Orthopaedics and Trauma. 2019;33(2):91-9.
  4. Antonios N. Varelas, BA, Brandon J. Erickson, MD,Gregory L. Cvetanovich, MD, and Bernard R. Bach, Jr, MD. Medial Collateral Ligament Reconstruction in Patients With Medial Knee Instability: A Systematic Review . Orthop J Sports Med. 2017 May; 5(5)
  5. Lundblad M, Hägglund M, Thomeé C, Hamrin Senorski E, Ekstrand J, Karlsson J, et al. Medial collateral ligament injuries of the knee in male professional football players: a prospective three-season study of 130 cases from the UEFA Elite Club Injury Study. Knee surgery, sports traumatology, arthroscopy : official journal of the ESSKA. 2019;27(11):3692-8.
  6. Carlos A. Encinas-Ullán and E. Carlos Rodríguez-Merchán. Isolated medial collateral ligament tears An update on management EFORT Open Rev. 2018 Jul; 3(7): 398–407.
  7. Tandogan R, Kayaalp A. Surgical treatment of medial knee ligament injuries: Current indications and techniques. EFORT Open Reviews. 2016;1(2):27-33.
  8. Encinas-Ullán CA, Rodríguez-Merchán E. Isolated medial collateral ligament tears: An update on management. EFORT Open Reviews. 2018;3(7):398-407.
-->
Shares

COOKIES

Esta web solo instalará cookies analíticas y de publicidad comportamental si usted lo acepta expresamente.

- Las cookies _ga son propiedad de Google Analytics y sirven para mejorar nuestros servicios mediante el análisis de sus hábitos de navegación.

- Las cookies Doubleclick son propiedad de Google Inc. y sirven para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de sus hábitos de navegación (por ejemplo, páginas visitadas).

Podrá revocar este consentimiento, obtener más información e informarse de sus derechos en la Política de cookies.

Configuración de cookies

A continuación, puede elegir qué tipo de cookies permite en este sitio web. Haga clic en el botón "Guardar configuración de cookies" para aplicar su elección.

Funcional

AnalíticasEsta web solo instalará cookies analíticas y de publicidad comportamental si usted lo acepta expresamente. - Las cookies _ga son propiedad de Google Analytics y sirven para mejorar nuestros servicios mediante el análisis de sus hábitos de navegación. - Las cookies Doubleclick son propiedad de Google Inc. y sirven para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de sus hábitos de navegación (por ejemplo, páginas visitadas).

Social mediaNuestro sitio web coloca cookies de redes sociales para mostrarle contenido de terceros como YouTube y Facebook. Estas cookies pueden rastrear sus datos personales.

AdvertisingNuestro sitio web coloca cookies publicitarias para mostrarle anuncios de terceros basados ​​en sus intereses. Estas cookies pueden rastrear sus datos personales.

OtherNuestro sitio web coloca cookies de terceros de otros servicios de terceros que no son analíticos, redes sociales o publicidad.

Podrá revocar este consentimiento, obtener más información e informarse de sus derechos en la Política de cookies.