Tal y como indicábamos en blogs anteriores, el medio acuático es un lugar idóneo para iniciar los ejercicios de fuerza en la recuperación de las lesiones de hombro. Posteriormente podremos continuarlo en seco con una base técnica adecuada y segura.

 

Gran parte del trabajo se realiza con el agua cubriendo hasta los hombros. También se hacen ejercicios de pie y en situaciones de flotación. Inicialmente, el trabajo es lento para aumentar gradualmente la velocidad sin perder el control, ya que debemos priorizar la calidad del movimiento, evitando las compensaciones. De este modo, la resistencia puede ser progresivamente mayor y la intensidad del ejercicio más elevada. Diversos implementos (churros, tablas, guantes, palas, “flores”, pesas, etc.) contribuirán en gran medida en el aumento de la carga de trabajo.

Teniendo en cuenta la biomecánica de la cintura escapular, el trabajo de fortalecimiento irá orientado tanto a la mejora de la estabilidad de la articulación como al aumento de la fuerza de la musculatura implicada en los movimientos del hombro, con una activación adecuada de la misma (principalmente deltoides, serrato, pectoral mayor y menor, angular de la escápula, romboides, trapecio, infraespinoso, supraespinoso, redondo mayor y menor, dorsal ancho y subescapular; así como bíceps y tríceps braquial, que también influyen en la estabilidad dinámica de la articulación).

La correcta posición de la columna vertebral y el adecuado control escapular es imprescindible durante los ejercicios de fuerza que se plantean.

 

Algunos ejemplos de ejercicios para mejorar la fuerza del hombro en el agua son los siguientes:

–       Isométricos de flexores/extensores de hombro con pesas en estático/desplazamiento.

–       Flexión, extensión, abducción y aducción de hombro con pesas/flores incidiendo más en el trabajo concéntrico o con material de flotación (pull-boy, brazaletes, etc.) haciendo mayor hincapié en el trabajo excéntrico. Puede realizarse tanto en la pared, como en desplazamiento e incluso situaciones de flotación ventral.

–       Ídem con abducción y aducción de hombro a 90º en posición neutra/rotación externa.

–       Trabajo de protracción y retracción escapular de pie con una tabla bajo el agua, pesas e incluso en flotación dorsal en la colchoneta.

–       Sentado en un churro a caballito o sobre una tabla, remar hacia delante y hacia atrás. Pueden utilizarse guantes o palas para aumentar la resistencia.

–       Fortalecimiento isométrico del manguito rotador con flores en desplazamiento lateral manteniendo los codos a 90º de flexión y pegados a los lados del tronco.

–       Rotación externa/interna con flores tanto en la pared como en desplazamiento.

–       Abducción y aducción en flotación dorsal con guantes/palas para aumentar la resistencia.

–       Fortalecimiento de bíceps/tríceps con pesas/flores/material de flotación.

–       Trabajo de remo con flores/tabla.

–       Trabajo excéntrico de dorsal ancho con churro.

–       Nado modificado incidiendo en el trabajo de fuerza del tren superior.

 

Muchos de los ejercicios planteados resultan asimismo beneficiosos para el trabajo de estabilidad central, ya que con ellos se produce una activación de la musculatura estabilizadora del tronco, consiguiendo de este modo una visión de trabajo más global.

Por último, en fases posteriores de readaptación deportiva se puede incorporar dentro del agua el material propio del deporte practicado (por ejemplo, una raqueta) para reproducir los movimientos propios del mismo de manera previa al trabajo en tierra firme.

En el Centro Médico y de Rehabilitación Premium Madrid nuestro equipo de profesionales podrá ayudarte en el proceso de recuperación de tu lesión de hombro y tu posterior incorporación a la práctica deportiva tanto con la rehabilitación en piscina como la readaptación deportiva.

BIBLIOGRAFIA

 

–       Galcerán, I. (2001). Tratamiento acuático de las lesiones de hombre en deportistas. Fisioterapia, 23 (1), Mayo 2001.

–       Reid Campion, M. (1997). Hydrotherapy: Principes and Practice. Ed. Butterworth-Heinemann (Oxford).

–       Thein, J. M., Brody, L. T. (2000). Aquatic-Based Rehabilitation and Training for the Shoulder. Journal of Athletic Training, 35(3), 382-389.

–       Thein, J. M., Brody, L. T. (2009). Aquatic exercise for rehabilitation and Training. Human Kinetics.

mm

Sara Carnicero

  • CCAFYD
  • Responsable del servicio de natación infantil
  • Graduada en CCAFYD, orientación profesional en Actividad Física y Salud (Universidad Autónoma de Madrid).
  • Especialista en Actividad Física y Salud (Universidad Internacional de Andalucía)
  • Especialista Universitario en Entrenamiento Personal (Universidad Politécnica de Madrid).
  • Formación en Halliwick, natación y terapia (International Halliwick Association).
  • Especialista en S.G.A (Universidad de Saint Mont – Francia).
  • Monitora de natación (Real Federación Española de Natación).
  • Natación infantil, terapia acuática, entrenamiento personal, readaptación deportiva.

Este sitio web usa cookies. Más información. ACEPTAR
Shares
Leer más
Anatomía y biomecánica de la columna dorsal y lumbar o raquis dorsal y lumbar

Cerrar