La actividad física siempre se ha considerado innata en el crecimiento sano del niño, ya que gran parte de su vida cotidiana en su centro educacional y fuera de él, ha sido realizar juegos en los que las habilidades físicas básicas estaban presentes.

Sin embargo, hoy en día muchos niños en proceso de crecimiento, ya no hacen la actividad física necesaria para su correcto desarrollo, ya que el ocio infantil se ha visto modificado con la entrada de las nuevas tecnologías.

Por este motivo, el pertenecer a una escuela de natación, es una excelente fuente de ejercicio y actividad física necesaria para el correcto desarrollo del niño desde el punto de vista muscular y estructural, cognitivo, así como un complemento en su educación.

Desde la Escuela de Natación Premium Madrid, queremos responder a esa pregunta que todos los padres pretenden responder cuando se plantean: “¿Por qué mi hijo tiene que hacer Natación Infantil?”.

El equipo de la escuela Premium Madrid, queremos dar varias razones para responder a esa pregunta, pero desde un punto de vista global en el crecimiento infantil:

  • DIVERSIÓN:

Lo más importante en la edad juvenil es que su hijo se divierta realizando cualquier actividad, el componente lúdico es importante a la vez de que se realicen las diferentes tareas de aprendizaje y desarrollo, para que asocien la piscina con un lugar de confianza y diversión.

  • SALUD Y CRECIMIENTO.

La natación infantil es una de las actividades deportivas más completas. Con esta actividad se trabajan y ejercitan los músculos, la coordinación motora y el sistema circulatorio y respiratorio. Además contribuye en el desarrollo de la independenciay la autoconfianza del niño. Fomentando actitudes favorables hacia la práctica de actividades acuáticas por sus efectos positivos hacia la salud y del ocio.

La natación es un deporte que requiere un aporte constante de oxígeno, fortaleciendo la capacidad pulmonar. También es una actividad terapéutica en algunas patologías respiratorias, problemas asmáticos por ejemplo, ya que, la humedad de la piscina favorece la expulsión de mucosidades.

El corazón se fortalece por el estímulo de la circulación sanguínea. Otro beneficio sustancial de la natación es la mejora del tono muscula, el cuerpo sumergido en el agua presenta una mayor resistencia en sus movimientos que en el aire, por lo que se fortalece la musculatura y se flexibilizan las articulaciones. Además, el riesgo de lesiones articulares es menor que en el suelo debido a la falta de gravedad en el agua, donde cualquier impacto es menor. Los niños que practican la natación adquieren una buena corrección postural, para dolencias de espalda es un deporte a menudo recomendado por los terapeutas.

Nadar supone para los niños una descarga de energía y una liberación del estrés. Ayuda a controlar el peso corporal a través de la quema de grasas y la mejora de la movilidad intestinal, ya que incrementa el apetito. La natación refuerza el sistema inmunológico y proporciona relax. Después del baño, además, el niño concilia con facilidad un sueño profundo y reparador.

  • EDUCACION EN VALORES.

La natación infantil, fomenta la socialización con otros niños y se establece la práctica del deporte en equipo, compañerismo y disciplina.

Los monitores de la actividad constantemente desde la perspectiva lúdica y terapéutica,  van proponiendo restos al bebé o niño, por lo que aparece la constancia y el esfuerzo para conseguir los retos y objetivos.

Incrementa el sentimiento de independencia y de autoconfianza, el niño se puede desplazar en el agua por sí mismo, y eso puede favorecer el despertar de su inteligencia.

Los niños que se habitúan al agua desde bebés desarrollan una gran seguridad, autoestima y confianza hacia este medio. De esta forma se evita, así, posibles miedos e incluso fobias.

  • ACTIVIDAD FÍSICA.

El objetivo general es ofrecer las actividades acuáticas con una finalidad utilitaria, educativa, recreativa y de salud, aprendiendo las habilidades motrices básicas y específicas (estilos de natación) para desenvolverse en el medio acuático:

  • La participación en la natación desarrolla la capacidad aeróbica, habilidades cenestésicas y el desarrollo de habilidades motoras.
  • El bebé en el agua descubre su propio cuerpo y la noción de poder desplazarse en el espacio que le rodea
  •  La capacidad de flotación favorece el desarrollo del sentido del equilibrio que, unido al movimiento, mejora la motricidad y la coordinación en el bebé.
  • La natación también estimula la capacidad de observación, esto repercute en su desarrollo cognitivo y en su capacidad creativa.
  • Mejora la coordinación, el equilibrio y el conocimiento del espacio.
  • Incrementa la fuerza gracias a los ejercicios musculares, favoreciendo que se produzca un temprano desarrollo de habilidades psicomotrices.

 

Desde el Centro Medico y de rehabilitacion Premium Madrid, ponemos a su disposición un equipo de profesionales cualificados para la educación, desarrollo y enseñanza de la natación de sus hijos, poniendo hincapié en la calidad y salud.

mm

Saúl Gómez

  • CAFYD
  • Responsable del servicio de readaptación deportiva y terapia acuática

Este sitio web usa cookies. Más información. ACEPTAR
Shares
Leer más
FASCITIS PLANTAR

Cerrar