La patología lumbar común tiene, debido a su prevalencia, una influencia considerable en la salud pública y se ha convertido en una de las primeras causas de absentismo laboral. La lumbalgia es, en efecto, uno de los primeros diagnósticos de accidente de trabajo, y a largo plazo, ciertas profesiones se consideran traumatizantes para la región lumbar.

Numerosos estudios demuestran que las algias subagudas y crónicas de espalda pueden disminuir como consecuencia del aumento de la fuerza en la musculatura raquídea. Cuando un paciente inicia un programa de rehabilitación o prevención de patología lumbar, existen una serie de objetivos, entre ellos, corregir malos hábitos posturales y tratar  la musculatura implicada en este proceso patológico, como es, un reforzamiento muscular del cinturón abdominal y lumbar junto con estiramientos de la musculatura más rígida (lumbar), con el fin de proteger los discos intervertebrales.

De todos es conocida la importancia que desde siempre se ha concedido a la práctica de actividades acuáticas como elemento favorecedor en la recuperación y reeducación de numerosas patologías e incapacidades. En patologías lumbares, la natación terapéutica y la hidroterapia, son de de las actividades con más éxito, siendo las algias lumbares crónicas, de las patologías que más provocan la demanda de estos servicios.

Las propiedades y beneficios de la terapia acuática son:

  • La movilidad, gracias a que reduce la fuerza gravitacional.
  • Los beneficios producidos por la flotabilidad, señalan que disminuye la carga axial de la columna y como consecuencia permite la realización de movimiento que normalmente son difíciles o imposibles en tierra.
  • La presión hidrostática, ya que las ventajas son aumento del retorno venoso, un aumento de la presión en el tórax y el abdomen, lo que consecuentemente facilita la expiración y resiste la inspiración.
  • Mejora Propioceptiva, ya que existe un aumento de estímulos exteroceptivos, que pueden mejorar la percepción del propio cuerpo, la posición de los miembros del movimiento (cinestesia). En definitiva, pueden mejorar la percepción del esquema corporal y favorecer la analgesia.
  • La temperatura del agua hace que dicha terapia sea apta para el tratamiento de pacientes con dolor crónico, inflamación y/o espasmo muscular, que afecten adversamente a la capacidad funcional musculo esquelética.
  • Mejora la potenciación muscular ya queuna musculatura potente, equilibrada y bien coordinada mejora la estabilidad y el funcionamiento de la columna vertebral, disminuye el riesgo de lesión del disco interver­tebral y mejora la movilidad.

La utilidad de la Natación Terapéutica con respecto a los problemas de columna, está recomendado en la mayoría de las desviaciones del raquis (escoliosis, hipercifosis e hipolordosis lumbar y cervical), así como a las diversas patologías que puedan aparecer tanto en zona cervical, como zona dorsal y zona lumbar.

En el centro médico y de rehabilitación Premium Madrid trabajamos con programas específicos para la reeducación de dichas patologías y siendo estos dirigidos por fisioterapeutas y preparadores físicos especialistas en reeducación y rehabilitación en el medio acuático

mm

Saúl Gómez

  • CAFYD
  • Responsable del servicio de readaptación deportiva y terapia acuática

Este sitio web usa cookies. Más información. ACEPTAR
Shares
Leer más
fisioterapia obstetrica fisioterpia embarazadas
FISIOTERAPIA OBSTÉTRICA: FISIOTERAPIA EN LAS LESIONES TÍPICAS DEL EMBARAZO

Cerrar