Se llama síndrome de vejiga hiperactiva a la alteración de la fase del llenado vesical, en la que aparece urgencia  por ir a orinar, acompañada o no, de  escapes de orina.  Y sin tener activa ninguna infección del tracto urinario.

¿En qué tengo que fijarme para saber si sufro este problema?

Un aumento de la frecuencia diurna miccional, por encima de 6-7 veces al día, o  lo que es lo mismo, visitar el baño cada 3 horas;  nocturia, que es el despertarse por la noche debido a las ganas de orinar y lo que es más inquietante, una aparición clara de deseo de miccionar, teniendo mucha dificultad o incapacidad en posponer dicho momento.

Esto afecta claramente a nuestra calidad de vida, modificando comportamientos cómo ir mas veces al baño cuando no se tienen ganas, beber menos líquidos, uso de compresas para las pérdidas, tener localizados todos los aseos de los lugares que visitamos…

La frecuencia de aparición aumenta con la edad y en mujeres, debido a antecedentes ginecológicos como el parto o aumentos de la presión abdominal que pueden hacer producir prolapsos viscerales y debilidad de los músculos del suelo pélvico.

Sus causas son: hiperactividad del músculo detrusor (motor del vaciado de  la vejiga),  éste tiene contracciones involuntarias durante la fase de llenado  y  se produce la urgencia por ir a orinar o,  por otro lado, no se producen dichas contracciones involuntarias pero sí una hipersensibilidad  vesical, cuando tenemos muchas ganas de orinar, pero vamos al baño y hay muy poco volumen de micción, disminuyéndose los volúmenes miccionales a partir de los cuales se estimulan los receptores vesicales del sistema nervioso parasimpático sacro (S2-S3).

Como  tratamiento de la vegija hiperactiva os presentamos la  Electroestimulación transcutánea del nervio tibial posterior, ya que está siendo la más aprobada  en recientes estudios médicos. Consiste en  la aplicación de  un electrodo o electroacupuntura con aguja en la zona correspondiente al dermatoma del nervio tibial posterior (zona interna de la pierna) y un electrodo en el arco plantar del pie, con una corriente concreta y modulados sus parámetros de frecuencia y anchura de pulso.  Es una forma de neuromodulación con la que se consigue inhibir  el centro de la micción,  por medio de  las raíces posteriores de S2- S4, ya que a estas llega también las neuronas sensitivas del nervio tibial. Se han publicado los siguientes resultados:  reducción de la frecuencia miccional diaria en un 50-70% con un  protocolo basado en  2 sesiones semanales durante 8 semanas,  observándose ya mejoría a partir de la octava sesión. También indicada en disfunciones del vaciado, incontinencia fecal y dolor pélvico crónico, tanto en hombres como mujeres.

Entendemos dicho tratamiento conservador como la primera línea terapéutica y la que realizamos en nuestro Centro Médico y de rehabilitacion Premium Madrid trabajando en equipo y  de forma global, sumándole:  modificaciones e intervenciones de tu estilo de vida que te perjudican, entrenamiento vesical basado en número de micciones en función de la  ingesta de líquidos, entrenamiento de los músculos del suelo pélvico  osteopatía de la pelvis, tratamiento de puntos gatillo musculares, reeducación postural global  y actividades colectivas de control postural.

mm

Tania Sánchez

  • Responsable de fisioterapia en uroginecología y drenaje linfático
  • Fisioterapeuta diplomada por universidad Alcalá de Henares
  • Especialista en Pilates suelo
  • Especialista en dlm y fisioterapia en el cáncer de mama.
  • Máster en pelviperineología ( suelo pélvico femenino y masculino) por la universidad de Castilla la Mancha.
  • Especialista en fisioterapia para incontinencia urinaria masculina y disfunciones sexuales
  • Especialista en inducción miofascial nivel 3.
  • Especialista en kinesiotape.
  • Especialista en fisioterapia mandibular.
  • Especialista en punción seca y tratamiento conservador e invasivo de puntos gatillo miofasciales.
  • Especialista en control motor lumbopélvico y cervical.
  • Amplia experiencia en tratamientos con terapia manual, patologías de suelo pélvico, embarazadas y pacientes con dolores crónicos

Este sitio web usa cookies. Más información. ACEPTAR
Shares
Leer más
Razonamiento clinico, identificacion de banderas rojas y amarillas
Razonamiento clínico: identificacion de banderas rojas y amarillas

Cerrar