Los estiramientos musculares son una práctica necesaria para la correcta función del sistema musculoesquelético ayudando a prevenir lesiones, a ganar eficacia y recuperar las secuelas después de un trabajo intenso, a lograr una mejor rehabilitación en aquellas personas que se están recuperando de alguna lesión o personas que ya han sufrido alguna lesión.

Pero ¿qué son los estiramientos musculares? Son técnicas cuyo objetivo es el alargamiento muscular, siendo la longitud a la que se debe llegar algo mayor que la de reposo. Para ello se somete al aparato musculotendinoso a suaves tensiones mantenidas durante un determinado tiempo para aumentar la elasticidad de los músculos y así prepararlos para mayores esfuerzos si fuese necesario y flexibilizar el rango de movimiento en las articulaciones.

Las técnicas de estiramientos pueden ser realizadas por uno mismo (autoestiramientos) o por un profesional, como puede ser un fisioterapeuta, que mediante maniobras terapéuticas pensadas para elongar estructuras de tejido blando acortado, ya sea un acortamiento adaptativo (contracturas) o acortamientos debidos a inmovilización prolongada, enfermedades neuromusculares o del tejido conjuntivo por traumatismo o por deformidades, logren un aumento de la amplitud del movimiento.

Un estiramiento no debería, en ningún caso, ser doloroso, sí es necesario sentir un grado de tensión muscular y permanecer el tiempo suficiente hasta que la sensación disminuye. En ese momento podemos incrementar ligeramente de nuevo la tensión hasta volver a percibir esa sensación de elongación muscular.

El tiempo que debemos mantener un estiramiento es muy importante ya que el tejido conjuntivo que compone el sistema muscular comienza a aceptar la nueva tensión (fase plástica) a la que es sometido aproximadamente 90 segundos desde el inicio del mismo. En este tiempo podemos ir incrementando lentamente el estiramiento a medida que disminuya la tensión percibida.

¿Cuáles son los beneficios de esta técnica terapéutica?

  1. Aumenta la elasticidad del tejido conjuntivo, presente en músculo y tendón, fascias, ligamentos, cápsula articular y piel.
  2. Aumenta el rango articular al tener menos resistencia de tejidos blandos dando como resultado articulaciones más flexibles.
  3. Evita las lesiones y prepara la musculatura para mayores esfuerzos.
  4. Reduce la tensión muscular y la relaja.
  5. Recupera al sistema muscular después de actividades intensa y disminuye las agujetas de los días siguientes debido a que se mejora la nutrición celular.
  6. A nivel articular estimulan la producción de líquido sinovial que protege del desgaste al cartílago articular previniendo su degeneración. 

Los estiramientos pueden ser analíticos, si el objetivo es un músculo determinado, o globales, si queremos incidir en una cadena muscular completa para que la calidad del movimiento sea mejor. 

En Premium Madrid creemos que muchos de los acortamientos adaptativos y deformidades posturales son consecuencia de actividades y posiciones que mantenemos durante tiempo prolongado de manera estática. Y sabemos que el cuerpo trabaja de forma coordinada y global para conseguir el equilibrio necesario para su actividad, por ello contamos con fisioterapeutas que determinaran que tipo de estiramiento es el más apropiado después de valorar al paciente en su conjunto que podrán realizar un trabajo de cadenas musculares como la reeducación postural global (RPG), ostepoatia, liberación miofascial,etc que ayudarná a restablecer el equilibrio a todo el sistema locomotor (muscular, articular y óseo) y que así este, trabaje de forma más coordinada evitando compensaciones.

Este sitio web usa cookies. Más información. ACEPTAR
Shares
Leer más
ARTROSIS DE MANO. FISIOTERAPIA Y REHABILITACIÓN EN ARTRITIS REUMATOIDE.

Cerrar